jueves, 28 de septiembre de 2017

JUAN GARCIA ATIENZA, UN GRAN AUTOR CASI OLVIDADO

Que vivimos en una sociedad que desprecia el talento es algo que sabemos. Además, a ese desprecio se suma el olvido o lo que es aún peor, el desconocimiento. Y viene a colación esta frase como antesala al autor al que voy a referirme en esta nueva -y breve- entrada de este blog, dedicada en exclusiva al escritor Juan García Atienza ((Valencia, 18 de julio de 1930 - Madrid, 16 de junio de 2011).  Del escritor valenciano que reseño poseo varios libros (es ingente la cantidad de títulos que posee que ahora indicaré), pero de todos siempre me fascinó "Monjes y monasterios españoles en la Edad Media"(Ediciones Temas de Hoy), una obra que he consultado en varias ocasiones cuando en mis viajes por España me he dispuesto a visitar alguno, que figure como visitable y continúe abierto. Un libro muy documentado y riguroso que penetra en este misterioso, apasionante y desconocido mundo de los monasterios medievales en España, un país muy prolijo en ellos.
Casualmente, este libro y autor me lo ha refrescado otro libro que estoy leyendo -del cual hablaré en su día, dada su singular temática-, en el que aparece una carta de Juan García Atienza dirigida al autor del mismo. Se trata de una carta en el que se aborda un asunto muy apasionante y bastante irreal, que es en esencia el argumento del libro; una carta dirigida de un intimo amigo a otro y que dará suficiente material para un artículo que enviaré al diario Ideal. Ese dato ha hecho que rebusque en mi biblioteca y me vuelva a documentar sobre este autor valenciano, que dedicó casi toda su vida a investigar asuntos desconocidos de nuestra historia, muchos de ellos relacionados con la naturaleza, los lugares sagrados, el misterio y las costumbres ancestrales. Incluso fue protagonista de varios documentales sobre estos asuntos que se emitieron en los años setenta y ochenta en Televisión Española. Sin embargo, es bastante desconocido para el gran público, pero adorado en los ámbitos y círculos cerrados dedicados a los asuntos sobre los que él investigó a lo largo de su vida, terreno en el que es toda una autoridad y es admirado hasta el infinito. Copiaré de la Wikipedia su amplia obra para que nos hagamos una idea aproximada de su inquietud intelectual, comenzando por la última, dos años antes de fallecer y acabando por la primera publicada:    



  • La forja de un linaje (2009)
  • El legado templario (2007)
  • La historia no contada (2007)
  • La mística solar de los templarios (2005)
  • Isabel II La reina caprichosa (2005)
  • Los enclaves templarios (2002)
  • Regina Beatissima. La leyenda negra de Isabel la Católica (2002)
  • El cáliz de la discordia (2001)
  • Diccionario Espasa de la alquimia (2001)
  • Leyendas insólitas (2001)
  • El misterio de los templarios (2000)
  • El compromiso (2000)
  • Leyendas históricas de España y América (1999)
  • Caballeros Teutónicos (1999)
  • Leyendas del camino de Santiago (1998)
  • La cara oculta de Felipe II (1998)
  • Fiestas populares e insólitas (1997)
  • Caminos de Sefarad (1994)
  • Los peregrinos del Camino de Santiago (1993)
  • El libro de los dioses (1992)
  • La ruta sagrada (1992)
  • Monjes y monasterios españoles en la edad media. De la heterodoxia al integrismo (1992)
  • Guía de la España griálica (1988)
  • Guía de la inquisición en España (1988)
  • Guía de la España templaria (1987)
  • Claves mágicas de la historia (1987)
  • Guía de las brujas en España (1986)
  • Guía de los recintos sagrados españoles (1986)
  • Guía de leyendas españolas (1985)
  • Guía de los heterodoxos españoles (1985)
  • Guía de los pueblos malditos españoles (1985)
  • En busca de la historia perdida (1983 )
  • Guía de la España mágica (1983)
  • La gran manipulación cósmica (1981)
  • La meta secreta de los templarios (1979)
  • Guía judía de España (1978)
  • Los supervivientes de La Atlántida (1978)
  • Crónica sin tiempo del Rey Conquistador
  • La máquina de matar
  • Los viajeros de las gafas azules. 

   Si se observa bien, es una obra ingente, tan solo en el papel escrito, porque también dirigió una película en 1962 titulada "Los dinamiteros", que pasó desapercibida, si bien para muchos críticos contaba con mucha calidad. Además, fue guionista, además de documentalista en televisión e, incluso, llegó a presentar un programa informativo en la recién estrenada segunda cadena de Televisión Española, que duró tan solo dos meses. Hay un sinfín de datos más sobre Juan García Atienza que podéis buscar en la Wikipedia y páginas especializadas. 
Tan solo quería significar a la vez que rescatar una voz y una pluma muy valiosa de la intelectualidad española, la cual cada vez está cayendo cada día más en el olvido.  

martes, 26 de septiembre de 2017

UNA REVELACIÓN INQUIETANTE



En una visita rutinaria a casa de mi madre, ésta me soltó dentro de una conversación circunstancial: «Yo nunca he sentido miedo de dormir aquí sola, en la casa en la que hemos vivido toda la familia. Dicen que los muertos a veces regresan, pero eso yo no lo he visto. Tan sólo en una ocasión, cuando estaba en la cama, vi unas sombras muy oscuras junto a las cortinas de la ventana que da al balcón».
Fue una revelación inquietante.
No me la esperaba y me quedé helado. No sé si por la forma tan casual en que lo dijo o por la revelación en sí.
—¿Unas sombras? —le pregunté.
—Sí, unas sombras muy negras, que se movían un poco.
—Madre, seguramente que lo que se movía eran las cortinas.
Sobre todo si estaba la ventana abierta.
—No, las cortinas no se movían porque era en invierno, uno de los días más fríos, y la ventana estaba cerrada.
—Es probable que fueran los claroscuros que forman los faros de los coches al pasar por la calle.
—Estoy acostumbrada a ver el reflejo de los faros de los coches que entran por las ranuras de las ventanas. Precisamente la luz que entra es clara y no oscura.
—Pero... ¿tenían alguna forma humana? —me atreví a preguntar.
—Sí. Al principio me pareció que sí, pero luego no se apreciaba forma alguna, como una especie de círculo. Les hablé.
—¿Cómo que le hablaste?
—Sí. Les pregunté que a qué venían.
—Madre, ¡por Dios! ¿Le hablaste a unas sombras?
—Sí. Podrían tratarse de espíritus de muertos. A veces nos visitan para comunicarnos algo.
Escruté el rostro de mi madre. Siempre había sido sensata. Era una persona ya mayor pero no padecía ninguno de los males que deprecian la mente de las personas mayores, tales como el Alzheimer o la demencia senil.
—¿Y qué paso? —me esforcé en no ser condescendiente.
—Les pregunté: «¿Qué queréis? ¿A qué venís?»
—¿Hubo alguna respuesta? ¿Alguna señal? ¿Algún movimiento?
—No, nada. Pero desde que les hablé no han vuelto a aparecer.

Posteriormente, seguimos hablando de cosas insustanciales, de ésas que se hablan con los padres o con algún miembro de la familia. Sin embargo, no he conseguido quitarme esa revelación de la mente.

RELATO INCLUIDO EN CONVERSACIÓN EN LA TABERNA Y 41 RELATOS, QUE PODRÁS ADQUIRIR EN VERSIÓN EBOOK EN AMAZON: https://www.amazon.es/CONVERSACI%C3%93N-TABERNA-RELATOS-Colecci%C3%B3n-tem%C3%A1tica-ebook/dp/B074FBQHZD

O EN PAPEL EN: 

https://www.librerias-picasso.com/libro/conversacion-en-la-taberna-y-41-relatos_700064

http://www.babellibros.com/libro/conversacion-en-la-taberna-y-41-relatos_LQYY0010007

sábado, 23 de septiembre de 2017

EBOOK "TÚ PUEDES CORRER": INTRODUCCIÓN

INTRODUCCIÓN

¿Por qué este libro?

Siempre suelo preguntarme por qué este libro en cada uno de los libros que he publicado. Y lo hago, porque al tiempo que me lo pregunto a mí mismo os lo acabo explicando a vosotros, apreciados lectores.
            Éste que tienes en tus manos surge a partir de la publicación de mi anterior libro ‘Corriendo entre líneas’ (Editorial Leibros, 2017), del cual conoceréis un capítulo completo como adenda regalo al final de éste. ‘Corriendo entre líneas’ es un libro complejo, en el sentido de que aborda la actividad de correr desde una perspectiva muy amplia. El correr como actividad vital que va más allá del mero ejercicio de correr. De ahí que denominara su estilo como realidad ficcionada, ya que cuenta a lo largo de sus más de setenta historias, repartidas a lo largo de trece capítulos, el mundo del corredor o el corredor y su mundo, como se le quiera denominar, basado en mi propia experiencia vital como corredor habitual.
Pero no es un libro que tenga como fin servir de guía para comenzar a correr, aunque pudiera serlo para algunos lectores.  Así que cuando estaba a punto de editarse, me dije que sería buena idea ayudar a todo aquel que, como yo, un buen día decide ponerse a correr, pero necesita que alguien le guie de primera mano. Por tanto, me dije de nuevo, escribiré un libro que pueda servir de guía para el aspirante a corredor que pretenda correr desde cero; un libro destinado a toda aquella persona que desea comenzar a correr desde ya sus primeros kilómetros, sabedor de que tan sólo lo ha hecho ocasionalmente para coger el autobús o para huir de algún peligro, y que quiera comenzar a correr con independencia de su motivación, la cual puede ser diversa: bajar de peso, sentirse activo y vivo, eliminar el colesterol y los triglicéridos, que siempre salen altos en la revisión médica de la empresa o particular, comenzar una nueva actividad, cambiar hábitos insalubres (comida basura, tabaco, alcohol) por otros más salubres… Los motivos pueden ser tantos como tantas las personas que deciden a dar ese primer paso.
Luego, me dije también, yo tengo la experiencia tras muchos años corriendo y, de alguna manera, también comencé a correr desde cero. Pensé en mis comienzos y concluí que me hubiera sido muy útil que alguien me explicara de manera ordenada cómo comenzar a correr.
Como decía, el libro que ahora comienzas a leer está basado en mi propia experiencia personal, la cual me ha llevado a correr miles de kilómetros a lo largo de varios maratones, decenas de medios maratones, infinidad de carreras más cortas y todo el entrenamiento que eso conlleva, por no hablar de la participación en alguna prueba de ultrafondo en altura, como es la Subida al Pico del Veleta de Granada, que dicen que es de las más duras del mundo, y varias de montaña, además de todos esos miles de kilómetros de entrenamiento para asumir todos esos retos, que para mí han sido divertidos, a pesar de la dureza de muchos de ellos.
En definitiva, lo que me ha movido a escribir este libro es la intención de que tú también corras. Y me mueve ese afán porque siempre he considerado que cualquier persona puede hacerlo. Es más, te diré también que cualquier persona que se lo proponga puede correr un maratón. No, no miento ni exagero. De hecho, tengo proyectado también un libro que intente convencer acerca de la posibilidad real que puede tener cualquier persona de correr un maratón, comenzando desde cero.
Por tanto, aquí cuentas con mi experiencia condensada a lo largo de los años. No tendrás ante ti un farragoso manual técnico, que es materia propia de correros avanzados, ni una terminología que te hagan desistir del libro, nada de eso. Todo ese tecnicismo lo he evitado de manera voluntaria. Tendrás lo que a mí me sirvió y creo firmemente que también te servirá a ti. Ahora bien, como cualquier disciplina, exige tiempo, motivación y muchas ganas de comenzar a cambiar un aspecto en tu vida que, con el paso del tiempo —y lo digo por mi propia experiencia—, se convertirá en algo muy importante en tu existencia. Si te enganchas a correr —no digo a competir como un obseso ni a intentar batir marcas, que no sean las personales que te motiven—, te aseguro que se abrirá ante ti todo un mundo, el cual levitará sobre todos tus mundos: sobre el trabajo, sobre la amistad, sobre la familia, sobre tu concepción del mundo, en definitiva.      Te hará mejor persona y disfrutarás más de ti mismo. Y te acabarás preguntando, por qué tanto por tan poco. Yo también me lo preguntaba, pero ahora sé la respuesta. Y ésta no es otra de que se trata de una actividad física que transmite las buenas sensaciones a la mente de una manera directa y proverbial. Porque no es tan solo correr, sino que esos kilómetros recorridos los tienes todo el día en mente y los días posteriores, de manera que acabas viendo el mundo que te rodea de otra manera. En algunos casos esa actividad a la que dedicarás una o dos horas acabará por ser la más importante del día y conseguirás verlo todo bajo el prisma de ésta. Y cuando llegue la noche y toque descansar te encantará pensar en el camino recorrido, en esa cuesta en la que sufriste, en esa puesta de sol que veías mientras corrías plácidamente entre los ocres campos otoñales, en esa carretera y solitaria que has recorrido y que la ves en lontananza cuando miras atrás, en ese grupo de pájaros que en manada, sobre tu cabeza, buscan un territorio más cálido cuando llega el invierno, en ese crepitar de las hojas secas de otoño cuando las pisas, en esa acequia que corre paralela a ti con su agradable rumor, en esa lluvia suave que te sorprendió cuando corrías en soledad…Son tantos los estímulos que acabarás comprendiendo que no se trata tan solo de una actividad física, sino que es mucho más que todo eso. Por tanto, comencemos el camino con un primer paso. Si lo continuas al ritmo que está descrito en el libro, conseguirás ser un corredor al que se le abrirán todas esas maravillas que acabo de exponerte. Adelante, pues.         


EBOOK: RELATOS Y ARTÍCULOS DE VIAJES: ROTHENBURG

Si nadie le cuenta al hipotético lector nada sobre el pueblo de Rothenburg no habrá forma de imaginarlo a pesar de haber llegado...