domingo, 31 de marzo de 2013

A VECES LA HISTORIA...

Pinos Puente desde el Cerro de Los Infantes -El pico del Piorno al fondo-. Foto de José A. Flores 
A veces la historia está junto a nosotros. Pero no lo sabemos ver. Lo que ha existido podrá ser importante o no serlo. Podrá haber tenido su impronta o no haberla tenido; pero ha existido y eso es lo importante. 
Siempre me ha interesado la historia. Saber lo que otros antes que nosotros han pensado, construido, dispuesto, creado, creado, pintado, compuesto. O simplemente, saber cómo han vivido. 
Sin embargo, pocas veces nos lo han sabido contar. Como mucho, hemos tenido que aprender largos nombres de reyes o de hechos históricos, nombres vacíos, sin alma. Pero si consigues tocar algún trozo de esa historia o si consigues que un libro o un lugar te penetre en la infrahistoria, alejada de las grandes fechas y datos, las cosas son muy distintas. 
Vienen a cuento estas reflexiones, a raíz de de la lectura de varios artículos sobre los restos arqueológicos protegidos del Cerro de los Infantes, en las inmediaciones de Pinos Puente. Ahora son rocas y tan sólo los expertos o los muy avezados logran encontrar restos íberos y romanos en su solar, pero eso no debe hacer ignorar que es una zona que tuvo una impronta importante en la historia antigua y en épocas posteriores. 
En una visita al Museo Arqueológico de Granada es posible encontrar inscripciones lapidarias aludiendo a familias insignes de la antigua ciudad de Ilurco situada -según numerosos estudios- en el Cerro de los Infantes y que pudo funcionar como 'Oppidum' ibérico; también conocemos que Roma concedió el título de 'Municipium' a esa antigua ciudad íbera, algo que no era común, a no ser que se tratara de una ciudad -además de leal a Roma- con cierta importancia. Está claro que el tiempo lo borra todo y que las piedras del ayer y de hoy se confunden fácilmente. Además, todos los estudiosos coinciden que existe una neblina documental sobre el periodo ibérico, que tan sólo hemos conseguido conocer gracias a escritos de historiadores y geógrafos griegos como son el caso de Polibio -historiador- y Estrabón -geográfo-, principalmente; o historiadores romanos, como es el caso de Tito Livio.
Dibujo del viajero holandés Heylan en el siglo XVII, que puede referirse a una fortificación musulmana, sobre la base de un edificio de origen romano. Fotos del estado actual.

No obstante, no se detuvo ahí la historia, ya que el nombre 'Cerro de los Infantes', que es como se conoce en la zona a este cerro, se debe a los sucesos ocurridos con motivo de lo que se denominó 'El desastre de la Vega de Granada', ya que en este lugar, en el año 1319 y en plena acometida de los Reinos cristianos del norte contra el Reíno Nazarí de Granada, los Infantes Juan de Castilla -hijo de Alfonso X El Sabio- y Pedro de Castilla -hijo de Sancho IV El Bravo-, perdieron la vida a manos del ejército del sultán granadino Ismail I. 

'La historia está en las piedras y en los libros', pensé cuando hace unos días paseaba por esta zona, atento a las piedras por si éstas proferían algunas palabras.             

sábado, 30 de marzo de 2013

MÚSICA: AMON AMARTH (SUECIA)

¿Y qué mejor que seguir con los metaleros en plena Semana Santa? Y para que vaya en consonancia con estas fechas, qué mejor que el Death. Melódico en este caso. Una banda surgida en 1992 en Suecia y que rige hasta ahora.  
Reconozco que el Death no es la rama metálica que más me gusta pero, curioso como soy, lo suelo escuchar casi todo; sin embargo, traigo aquí este grupo porque me parece impresionante el sonido que desarrollan: dos guitarras perfectamente compenetradas, bajo -muy presente en este tipo de bandas- y batería muy activa, quedando liberado el vocalista -Johan Hegg- que timbra su voz en el modo gutural, como suele ser propio en los grupos de sonido Death.  
Aquí les vemos en el último Wacken, seguidos por una legión de fieles.


viernes, 29 de marzo de 2013

MÚSICA: AFTER FOREVER (HOLANDA)

Harto ya de procesiones semanasanteras -no acudo a ninguna, pero pones la tele y ahí están, principalmente, en Canal Sur-, nada mejor que un buen 'chute' de buen metal sinfónico y progresivo, con algún elemento gótico -no demasiado- gracias al teclado. Se trata de la buena banda holandesa 'After Forever', que pude ver en directo en su día pero que, desgraciadamente, desapareció como tal en 2009. Su cantante, Floor Jansen, y alma máter hace ahora sus pinitos provisionales con Nightwish, tras la expulsión de la mediática y excelente soprano Tarje. Es probable que encuentren en la holandesa a su sustituta original. 
De esta banda, me gusta particularmente la fuerza del teclado y la conjunción de la voz soprano con la escasas y muy comedidas voces guturales masculinas.  

Este disco, 'Prison of Desire' del año 2000, en mi opinión, es el mejor de la banda y ahora se puede escuchar íntegramente gracias a este enlace de You Tube. Os aconsejo escucharlo completo: 

  

miércoles, 27 de marzo de 2013

JURO QUE NO VOLVERÉ A LESIONARME

Juro que no me lesionaré más, me dije. Pero con un juramento no basta. Porque la lesión es inherente a la propia esencia de correr. Existe la posibilidad de no lesionarte tanto; de lesionarte menos; de lesionarte con menor gravedad. Pero no existe la posibilidad de no lesionarte. Pero aún así lo juro, a pesar de que sé que es un juramento falso y que el catolicismo es indulgente con los pecados.  

Sin embargo, lo importante es que el proceso de recuperación va a pasos agigantados. 
Por ejemplo, en la cuarta sesión de fisioterapia -que ha sido hoy-, los dedos y nudillos de Encarni -que es mi fisio actual- se han deslizado por mi gemelo izquierdo con la misma facilidad con la que se deslizan por una bolsa de harina. No sé si es una imagen adecuada, pero es la que he tenido. Eso se debe, decía Encarni, a que al ir desapareciendo la lesión, el músculo ya no se contrae. Es una mecanismo de defensa que se contraiga. Por tanto, correré algo esta Semana Santa, le dije, envalentonado. Mi consejo es que no corras; como mucho que alternes correr con andar y si sientes la más mínima molesta, te paras, dijo. Luego, no sé qué hacer. Total, por unos días de inactividad más nada va a pasar. Además, me he vuelto a enamorar de la MTB.
Sin embargo, en un sólo día pueden cambiar las cosas. De hecho, en la sesión de ayer, no existió esa facilidad. Percibía que los dedos y nudillos de la fisio encontraban mucha resistencia en determinadas zonas del gemelo y el sóleo. No vi las estrellas pero sí una sensación incómoda. 
Ya puedo ver la luz del final del túnel; aún no ciega mis ojos, pero ya la puedo ver. Pero la realidad es que quedan aún seis sesiones, seis, y mientras que éstas no se lleven a cabo, estaré oficialmente lesionado, aunque la lesión ya haya desaparecido por completo ¿Alhama el 14 de Abril? Es muy posible. 
Queréis un consejo gratis: No os lesionéis.  

martes, 26 de marzo de 2013

CINE EN DESORDEN

Se me ocurre llamar a esta entrada 'Cine en desorden', porque es esa la sensación que tuve cuando me puse a reflexionar sobre la falta de orden y coherencia en el visionado de esas tres películas vistas este pasado fin de semana. Tan similares como un huevo y una castaña, como se suele decir. Pero comenzaré por orden de visionado. 

ORO NEGRO (Fr, 2011)

El sábado, día lluvioso, me apetecía ver una película de tono épico, con buena imagen y buen sonido. Pero sobre todo que no me amargara la tarde, así que opté por la última -o una de las últimas- interpretada por nuestro actor más internacional Antonio Banderas. 
Banderas es un buen actor, domina la cámara, me cae bien, pero como él mismo ha dicho en alguna ocasión ha hecho películas muy raras y mejores que ésta, añadiría yo. La película en cuestión 'Oro Negro' tiene tintes de gran producción y cuenta con la dirección del prestigioso cineasta francés Jean-Jacques Annaud (El Oso, El Nombre de la Rosa). Por tanto, pensé, si la dirige este director y actúa Antonio Banderas y la crítica no la suele poner demasiado mal, nada pierdo por verla. 
Y a pesar de tratarse de una película bien trabada -es decir, que no te pierdes en la historia que quiere contar como ocurre con otras-, me ha parecido algo escasa de elementos fundamentales que ha de tener el buen cine. Sin embargo, sí ayuda a comprender el origen de la fortuna petrodolaresca de los emíratos árabes, hoy ricos hasta la médula gracias a ese 'Oro Negro'. Es divertida y se puede ver. Principalmente, por su excelente fotografía. 

MARGARET (USA, 2011)

Esa misma noche, consciente que me quedé con ganas de ver una película que me convenciera por completo y después de ver un par de capítulos de la excelente 'Downton Abbey', me atreví con 'Margaret', que es una película 'indi' norteamericana que dura casi dos horas y media ¿Y qué vi? No lo sé exactamente. Una adolescente judía en pleno desorden mental y anímico, bien acomodada, que las pasa canutas con cosas de su mundo interior y exterior. Pero, en fin, para contar eso quizá no hubieran hecho falta dos horas y pico, porque parece que todo está contado en la primera hora ¿Y luego qué? Sin embargo, te deja confundido el hecho de que aparezcan actores y actrices consagrados como es el caso de Matt Damon y Jean Reno. No sé si aconsejarla.     



LA MALDICION DE ROOKFORD (UK,2011) 

Y el domingo por la tarde, tras ponerme como una sopa por esos caminos de Dios con la bici -ver entrada anterior-, procuré buscar una peli que no me amargara la tarde del domingo -que bastante tiene por ser tarde de domingo- como me ha ocurrido con otras últimamente. Por tanto, me dije, voy a ponerme una peli de miedo. De esas con mansión victoriana y niños que se aparecen y te dan un repullo que te cagas. Y así era más o menos. Me pareció menos terrorífica que 'La Mujer de Negro', pero muy en la línea argumental, aunque hay que decir que -en mi opinión- peor película. Pero, bueno, te asustas algo, no te amarga la tarde del domingo con un dramón de esos para cortarte las venas y pasas un buen rato. Sí, se puede pedir más, pero para eso -últimamente- están las series.  



   

lunes, 25 de marzo de 2013

RUTA POÉTICA EN MTB

Me gusta la lluvia, en bici, 
Me gusta la lluvia, corriendo,
Me gusta la lluvia, andando,
Me gusta la lluvia, 
Sencillamente: me gusta la lluvia, 
Porque su sola presencia hace soñar, 
sin más requisitos que su mera contemplación.    



Es curioso que te surjan estos versos justo después de haber atravesado un diluvio con la BTM, perdido en mitad de la nada, en algún lugar de los Montes Orientales, de cuyo nombre puedo acordarme: en un punto entre Los Olivares y Colomera. 
No me atreví a detenerme para hacer unas cuantas fotos en plena lluvia por temor a entumecerme, pero sí lo hice nada más escampar, porque la quietud y belleza del paisaje a los pocos minutos de cesar un fuerte aguacero es algo digno de vivirse y fotografiarse: 

Poco hacia presagiar que pasada esta tranquila carretera que conduce a la población de Colomera, el cielo se rajaría.  Foto de José A. Flores 

El Castillo de Colomera, a día de hoy tan sólo son unos cuantos restos, pero cuentan las crónicas que su fundación es anterior a la Alhambra, siendo toda Andalucía solaz del Califato Omeya.  Foto de José A. Flores 

Así es la belleza de los campos minutos después del torrencial aguacero. Todo se queda mudo y en silencio, siendo los únicos sonidos los que producen algún que otro pájaro y el clic del cambio de mi bicicleta. El Berbe Alto a la derecha y el majestuoso Castillo de Moclín al fondo, en lo alto de una pequeña loma. Foto de José A. Flores 

A la izquierda, al Sureste, el macizo de Sierra Elvira se erige majestuoso. Pinos Puente, a su falda le debe sumisión y eterno agradecimiento por su desinteresado resguardo. Foto de José A. Flores 



jueves, 21 de marzo de 2013

RELATO: CUANDO LAS PALABRAS SON HUECAS




Escribía hace unos días una entrada que denominé 'Una mujer guay'. Era el Día Internacional de la Mujer Trabajadora y yo me encontraba en un bar tomándome una 'milnoh' (que es como le decimos en Granada a la muy sabrosa Alhambra 1925 Reserva). En fin, que prometí continuar con lo observado en aquel bar y surgió un relato, que como sabéis, siempre juega con la realidad y la ficción, intercambiando ambas. 

CUANDO LAS PALABRAS SON HUECAS

Era viernes, ocho de marzo, y yo me encontraba tomando una 'milnoh' en una bar del centro mientras leía Ideal. Al fondo del amplio local la televisión, de forma atronadora, como queriendo llamar la atención de los clientes, no cesaba de dar noticias sobre los papeles de Bárcenas y  el caso Nóos, en fin, toda esa cantinela informativa con la que nos afean el día  y de la que quieren que coparticipemos todos para ver si es posible que tengamos de una vez por todas conciencia de pueblo unido contra la corrupción política.
               En algún momento de las noticias salió hablando una tipa de un partido político -no importa cuál a estas alturas- informalmente vestida, pero muy bien vestida, bien maquillada y luciendo su nutrida melena que se agitaba con disimulado desorden cada vez que giraba ufana su cabeza para atender a las formales preguntas de los periodistas. Se trataba de una declaración oficial de esas que los partidos acostumbran a dar cuando se celebra algo que consideran importante. Se le veía cómoda y hablaba con mucho aplomo porque era el Día Internacional de la Mujer Trabajadora y ella estaba hablando de la mujer trabajadora y sus derechos. Cómodamente sentada y sintiéndose importante, con gesto adusto y solemne se refería a las conquistas sociales conseguidas en torno a la mujer trabajadora y que tan sólo su partido había conseguido hacer efectivas en este país, mientras que determinados partidos -decía- lo único que han hecho es poner obstáculos a los derechos de la mujer trabajadora. Yo ya estaba comenzando a cansarme porque la escuchaba más a ella que a mí propio pensamiento interior, que intentaba ordenar la información que leía en el periódico.
               Por un momento estuve a punto de decirle a la chica joven que atendía la barra y las mesas ella sólita que bajara el volumen, pero observando el agobio que tenía ésta, atendiendo a los clientes de la barra, a los de las mesas, preparando tapas en una plancha, poniendo el lavaplatos, cobrando, y un largo etcétera, me pareció violento e inmoral interrumpirla. Además, era  el día de la Mujer Trabajadora, su día. Por tanto, lejos de decirle que bajara el volumen, alcé mi mirada del periódico y me puse a observar cómo aquella chica se multiplicaba haciendo todas esas cosas al mismo tiempo y pensé que probablemente no cobrara más de 500 € al mes, si es que los cobraba, tras muchas horas de trabajo. También pude advertir que de cuando en cuando, en los pocos segundos de asueto que conseguía arañar de su endiablada tarea,  miraba de soslayo a la tele con gesto de hastío o de indignación, que eso no lo pude advertir con claridad. Posteriormente dirigí de nuevo mi mirada a la política que aún seguía hablando en la televisión cada vez con mayor seguridad,  verborrea y solemnidad sobre la mujer trabajadora y sus derechos. Cuando acabara su intervención le esperaría su coche oficial y, seguramente, se iría a celebrar con sus compas de partido lo bien que había hablado. Por su parte -pensé- a la chica del bar, con un poco de suerte, tal vez, estando ya la noche cerrada, vendría a buscarla su novio en una desvencijada moto y, probablemente, pocas fuerzas le iban a quedar para celebrar nada, entre otras cosas, porque nada había que celebrar.
               Y entonces es cuando estuve a punto de arrojar el platillo de la tapa a la pantalla del televisor, pero no lo hice porque con toda seguridad ese daño se lo hubieran imputado a la camarera y tan sólo le hubiera faltado eso para completar el día, su día.  


ACTUALIZACIÓN: ARTÍCULO -RELATO PUBLICADO EN IDEAL EL DÍA 26/3/2013

miércoles, 20 de marzo de 2013

ODISEA DE UN CORREDOR LESIONADO

En esta entrada que voy a escribir trata sobre un aspecto relacionado con los corredores y su mundo y es de máximo interés -principalmente para quien esté federado-. Reconozco que el asunto que trataré podría ser un ladrillo o de poco interés para quien no corra, pero aún así aconsejo su lectura, porque expondré algo que tiene mucho que con el funcionamiento -o mal funcionamiento- de  otro asunto más que funciona mal en nuestro  decadente país. Veamos.

El esforzado corredor popular, José Antonio Flores Vera, se lesionó una fría tarde del sábado, 23 de febrero. Fue una lesión evitable, ya dije, pero lesión a fin de cuentas. En suma: salía a entrenar tras dos semanas de parón por mor de un resfriado y en el kilómetro cuatro más o menos, el gemelo izquierdo comenzó a molestarme y algo me digo que allí abajo pasaba algo; me dí la vuelta y desistí de completar la ruta de 14 kilómetros que pensaba hacer, como conté en su momento. Hasta ahí todo normal: corredor que sale a correr y se lesiona. 
Yo estoy federado a través de mi club Esquí-Atletismo Caja Rural desde hace bastantes años. Pero no fue hasta el año pasado cuando usé por vez primera los servicios de la Mutua General Deportiva, es decir, el seguro contratado por la Federación Andaluza de Atletismo en Granada. En esa ocasión, me atendieron rápidamente en una buena clínica y tras diez sesiones de ultrasonido e infrarrojos y la inactividad aconsejada, me recuperé por completo. Así que este año he vuelto a completar el breve protocolo exigido: llamar a Federación de Atletismo; abonar una cantidad de 3 €; rellenar el parte del accidente -lesión- que me envío la Federación por correo electrónico y  y remitirlo al seguro a su vez por correo electrónico, una vez escaneado. Ya sólo queda esperar la llamada del seguro. Todo eso fue completado el día 26 de febrero. 
A partir de ahí vino la odisea, la exasperante espera. 
Elegí la misma clínica del año anterior, pero el seguro me dijo que no atendían las reiteradas llamadas y me dieron a elegir otra clínica a la que 'suelen ir corredores'; ese mismo día, me volvieron a llamar diciéndome que no había forma de contactar con ellos, así que elegí una tercera, que también trataba a deportistas y que tenía sala de rehabilitación. Entre tanto pasó más de una semana, pero por fin me dieron cita el día 7 de marzo en esta clínica. Me atendió el traumatólogo y aconsejó una ecografía -sinceramente yo hubiera optado por ultrasonido e infrarrojos como el año anterior, mejor me hubiera ido-. Pero para poder realizar la ecografía en un centro especializado había que solicitarla al seguro. Comencé a temblar, de veras. 
Entramos en la segunda semana de marzo y el seguro aún no me había llamado, así que una buena tarde llamo a la clínica y afirman que solicitaron esa prueba el mismo día de mi visita. Me los creo. Llamo al seguro y me comentan que no les constaba que la clínica la hubiera pedido, pero les di datos más exactos y localizaron la petición. Al día siguiente llamaron indicándome los centros en los que podía elegir hacerme la ecografía. Elegí uno, del que sabía su buen funcionamiento. Me dieron cita para el día siguiente. 'Si no acude mañana ya no podrá ir hasta mediados de abrir', me dijeron. Se me pusieron de corbata.

El pasado 14 de marzo, como un reloj cogí la moto y me personé en el centro donde me hicieron la ecografía. Comenzando a comprender que la cosa iba a ir para largo, me aventuré y le pregunté al radiólogo sobre cómo veía la lesión y este me dijo que estaba en fase de resolución, como ya adelanté aquí en una entrada anterior. Esa misma tarde me llevé puesta la radiografía. Ahora tenía que verla el traumatólogo. 
Sinceramente, esperaba que el seguro me llamara al día siguiente, pero no fue así. Les llamé yo en la tarde del viernes, 15 de marzo, y me dieron a elegir la clínica en la que me diagnosticarían el resultado de la eco y donde comenzaría la rehabilitación si era necesario. Lógicamente, opté por la clínica a la que acudí inicialmente. 
Llegó el lunes, 18 de marzo, y el seguro, como era de esperar, no me llamó, pero fuí prudente y no les telefoneé ni el lunes ni el martes -hay tiempo me dije a mí mismo irónicamente-, pero lo he hecho hoy miércoles. Y en el seguro -como siempre, con corrección y amabilidad, me indican que están intentando concertar una cita con la clínica pero no hay manera. Y es cierto, yo mismo he llamado y la clínica y nunca te atienden. 
El próximo sábado hará un mes que me lesioné. 

Por tanto ¿qué está ocurriendo aquí? Se me ocurren varias cosas, pero intentaré no ser demasiado ocurrente y sí lo más razonable posible. 
Un comentario de la doctora que me atendió el año pasado mes dio las claves: estos del seguro de la Federación pagan poco, mal y en ocasiones nunca; antes había uno bueno, pero lo cambiaron.... -me vino a decir- y probablemente ya no volvamos a ofrecer nuestros servicios. Y, efectivamente, esta clínica -que es la primera que elegí- se negó a coger el requerimiento del seguro (por tanto ya ha debido desistir); y probablemente también la segunda. La tercera si atendió la cita, pero no parecen demasiados entusiasmados. Por tanto, las claves deben de apuntar a que nos encontramos ante un seguro que paga mal, tarde y en ocasiones nunca. Y si eso es así podría ser por dos motivos: 1. Porque el seguro, efectivamente, tiene fama de no atender bien los pagos y pagar tarde o nunca. 2. Que la Federación de Atletismo haya contratado un seguro barato y, por tanto, con pocas coberturas.
Sin embargo, lo triste de todo esto no es toda esa ineficacia demostrada. Lo verdaderamente triste es que lo que debiera ser una obligación -estar federado para poder correr- se esté convirtiendo en una broma pesada. 
Sería una magnífica idea que todo corredor popular estuviera federado, asumiendo una cuota razonable. Pagar una cantidad anual y saber que estás cubierto, toda vez que la sanidad pública no es una opción válida dada su lentitud y las pocas posibilidades de que te deriven a un especialista que, a su vez, considere oportuno obtener una eco. 
Pero resulta que estar federado en esta tierra se puede convertir en una mala idea, a pesar de que el precio anual de la licencia federativa no es un regalo (más económica si se opta a través de un club, que si se hace de forma independiente). 
Así que lo que debería ser la regla y lo normal, actualmente, no parece demasiado aconsejable. Probablemente en la temporada próxima no renovaré dicha licencia tal y como están las cosas. Y, lógicamente, expondré mis quejas a la Federación Andaluza de Atletismo en Granada. Es más, lo haré por correo electrónico en cuanto acabe de escribir esto.  
Aún así, persistente como suelo ser cuando creo que algo es justo, esta tarde volveré a llamar, a ver si hay suerte y no transcurre más de un mes entre lesión y diagnóstico.

ACTUALIZACIÓN A 21 DE MARZO:

Por fín recibí la anhelada llamada: ya tengo cita para el viernes, 22 ¿Rehabilitación? ¿Totalmente recuperado? 

martes, 19 de marzo de 2013

CINE: EL LADRÓN DE PALABRAS (USA, 2012)

Ladrón de palabras es una forma muy poética -me sugiere el poema de Juan Ramón Jiménez, 'El ladrón del agua'- de denominar al plagio, un asunto que por su propia naturaleza carece de emulsión poética alguna. 
¿Pero qué puede hacer un escritor en ciernes con alma de escritor? Podría escribir una gran obra y es posible que la haya escrito -o al menos es eso lo que le dice alguna editorial-, pero de ahí a publicarla hay un abismo. Pero también podría abstenerse de escribir mal y se entiende que no va a llegar a ningún sitio. Pero quiere ser escritor y ha arriesgado mucho. Por tanto, no sabe qué hacer. Es pobre como las ratas y acaba aceptando un ridículo trabajo en una editorial, está recién casado y enamorado y, ya digo, por encima de todo quiere ser escritor. 
No busca plagiar pero lo acaba haciendo ¿Y cómo lo acaba haciendo? Me niego a responder a ello porque introduciría un 'spoiler' malvado y definitivo y acabaría destrozando la película. Algo así a cuando, en una ocasión, un familiar me dijo que no me contaría 'Gladiator', pero que el protagonista acababa muriendo en la arena del gran circo de Roma. En fin.
'El Ladrón de Palabras' hay que verla. Es más, yo aconsejaría que se viera sin lugar a dudas porque se pasa un buen rato; otra cosa muy distinta es que estemos ante una gran película, que eso es ya apreciación del espectador. 
A mí me ha parecido una buena película. Muy atrevida por esa técnica narrativa de explicar tres momentos distintos en el tiempo, sin duda, un riesgo para dos directores noveles, argucia ésta que en ocasiones podría confundir parcialmente al espectador, hasta el punto de no confundir en algún momento qué es la realidad y qué es lo relatado. 
Como muy destacable e interesante de esta película me ha parecido la epifanía por la que atraviesa el plagiador, porque hay que temer estómago para plagiar. Hay quien no lo tiene y le va muy bien, pero eso es ya otra historia. Sin embargo, está totalmente claro que quien siempre pierde es el plagiado: pierde la oportunidad de publicar algo que le hubiera solucionado la vida en lo material y en lo inmaterial, pero el destino tiene esas cosas. 
Correcta interpretación de Bradley Cooper y de Jeremy Irons en dos interpretaciones difíciles.        

lunes, 18 de marzo de 2013

TODO SOBRE MI PLAGIO

Transcurridos ya varios días desde que saltó a las redes sociales y a Internet, a raíz de mi denuncia, el asunto del plagio de mi relato-ficción 'Conversación en la taberna', por parte del articulista y otrora entrenador profesional de baloncesto -actualmente Director de Deportes del Ayuntamiento de Málaga-, Javier Imbroda, es el momento de recrear de alguna forma, en una especie de 'road movie', lo que generó este breve, pero volcánico asunto que, lógicamente, ya se ha ido enfriando, si bien siempre es posible que se vuelva a recrudecer, nunca se sabe. La película de los hechos fue como sigue, o al menos como yo la he captado, porque seguramente me he perdido enlaces, comentarios, tuiteos y demás elementos que pululan por la red. 

1. La tarde-noche del 6 de marzo -una de esas en las que te relajas navegando tras un día repleto de actividad- descubrí casualmente que mi relato-ficción estaba vinculado en un enlace a un tal Javier Imbroda; pinché e inmediatamente y descubrí que se trataba del susodicho y conocido. Se le había ocurrido transcribir mi entrada de este blog escrita el 22 de octubre de 2012. No pude leer mucho porque 'su artículo' estaba escrito en el on-line del periódico 'Melilla Hoy' y tan sólo dejaba ver unas líneas porque el resto era de pago (¿ánimo de lucro?, me pregunté por un momento). Finalmente lo pude ver en su página personal, lugar del que ya ha desaparecido tras la tormenta montada. En ambos lugares, tan sólo había cambiado el texto final y algo del título; lo demás era totalmente literal, incluso de las Alhambras especiales (otros muchos fueron imaginativos y en su lugar aludieron a Cruzcampo, Heineken, Mahou e, incluso, cervezas locales, riquísimas todas ellas). 

Mis reflexiones

Por Javier Imbroda

ltima actualizacin 18/02/2013@00:32:30 GMT+1


Javier Imbroda Ortiz
  • ¿Qué vas a tomar?
  • Una Alhambra especial
  • Por favor, dos Alhambras especiales
  • Oye, ¡cuánto tiempo sin vernos!
  • Sí, ya era hora que echáramos unas cervezas y charláramos.







2. Me había acostumbrado a ver -inicialmente con asombro y luego con curiosidad- que 'Conversación en la taberna' estaba en un número infinito de blogs, foros, comentarios y demás familias interneteras; incluso en algún confidencial de cierto nombre. Nada que objetar. Tan sólo lamentar que en muchos lugares no apareciera el nombre del autor, es decir, mi nombre, pero hay que decir en descargo de la mayoría que ha sido un texto que se transmitió por correo electrónico y que en éste, seguramente, no incluía al autor. Posteriormente, sí comenzó a aparecer, no sé por qué motivo.  No obstante, la blogsfera, por lo general, es prudente y sensata y la mayoría mantuvo que no era un texto suyo; tan sólo unos pocos omitían ese dato e incluso hacían su propia versión. Sin embargo, que apareciera en un periódico impreso y digital bajo la firma de un articulista, era el colmo. 

3. Por tanto, no dudé en descolgar el teléfono y comunicarme con 'Melilla Hoy'. Inmediatamente pude hablar con un redactor que sorprendido y considerando que era un asunto de calado me dijo que le enviará un correo y que, inmediatamente, se lo iba a redirigir al director del periódico. Y así lo hice. Este fue el texto exacto con el que mi dirigí al director: 

SR. Director del Diario Melilla Hoy:  

De acuerdo con la conversación telefónica mantenida con ustedes, les informo que el artículo firmado por Javier Imbroda 'Conversaciones'  publicado en la edición digital digital (no conozco el día de su publicación en la edición impresa) cuyo enlace es:  http://www.melillahoy.es/noticia/15900/Opinion/Conversaciones.html, es un artículo de mi autoría, existiendo un completo plagio del mismo,  cambiando tan sólo el título ya que el original por mí firmado se denomina 'Conversaciones en la taberna'. Por tanto, exijo una rectificación pública en su medio en estos términos. 

El enlace de mi artículo escrito en mi bitácora personal es el siguiente: 

http://opinionesintempestivas.blogspot.com.es/2012/10/conversacion-en-la-taberna.htmlRuego, me hagan llegar dicha rectificación por cualquier medio. 

4. A los pocos minutos, el director de 'Melilla Hoy', me envió un correo, comunicándome que se iba a poner en contacto con el autor, para ver qué había podido pasar. 

5. Lógicamente, denuncié en una entrada de mi blog este asunto, explicando sucintamente los hechos. 

6. Al día siguiente Javier Imbroda, me envía un correcto correo electrónico admitiendo que lo había transcrito tal y como le había llegado por correo porque lo había considerado muy interesante y de mucho interés  y qué en ese momento no sabía quién era el autor; que de saberlo lo hubiera indicado en el artículo y que en la próxima columna indicaría mi nombre. Por tanto, admitía tácitamente el plagio.  Temeroso, seguramente, de que yo considerara que se lucraba con su columna -y por tanto, modestamente con el plagio- me indica que no cobra por sus artículos.
En mi respuesta, educadamente, con más tripas que corazón le admito las disculpas pero le arengo diciéndole que uno valora lo mucho o poco que escribe y verse plagiado no es algo agradable como podrá comprender, sobre todo cuando uno hace de la literatura y del escribir su afición personal, que no profesional y que como podrá comprender, los artículos que publico en prensa y en mi blog conllevan un esfuerzo. También le exijo que me envíe el enlace de la rectificación, pero sabía desde el primer momento que no lo haría. Y no lo hizo.
Ganas me quedaron de decirle también que en muchas ocasiones no he tenido nada que escribir o contar y no lo he hecho, que es el camino más decente. Pero me abstuve de envenenar el correo con dardos directos. 
  
7. Al día siguiente, para mi asombro, el asunto empezó a desbordarse. Comenzó con un comentario escrito en este blog por el estudiante de periodismo en la Universidad de Málaga y bloguero comprometido, Javier  García Angosto, que comentó lo siguiente: 

Me acaban de avisar por Twitter de esto. Te he dedicado unas líneas en mi blog:httpe://estoesdepelicula.blogspot.com.es/2013/03/acusan-javier-imbroda-de-plagio-en-una-html 

¿Has recibido contestación del Melilla Hoy? 
¡Saludos! 

8. A los pocos minutos abro una de mis cuentas de correo y me encuentro con uno de un periodista de la revista El Observador de Málaga, que me traslada su interés por contactar conmigo para hablar sobre este asunto. 
La noticia sale en la revista antes de que contacte con él, pero posteriormente tuve la oportunidad de hablar con Juan Area, el periodista.  

9. Al poco recibo otro correo de Javier García Angosto, que me comunica que la noticia ha subido a la plataforma meneame, lugar en el que está copando portada. Realmente, en muy poco tiempo, obtiene casi 3000 'cliqueos' y casi 800 'meneos', además de 36 aguerridos comentarios, casi todos de indignación hacia el plagio y el plagiador. 

10. Y como las redes sociales son como son, en poco tiempo Facebook y Twitter, blogs y foros se hacen eco, hasta el punto de que algunos tuiteros arremeten duramente contra Imbroda en su propia cuenta, el cual se defiende diciendo que ya ha hecho la rectificación oportuna en su columna del lunes, 11 de marzo.

11. No tengo acceso a esa columna, pero muy amablemente Javier García Angosto me la brinda. Es una rectificación muy pobre, pobrísima, en la que viene a decir, en el contexto de un artículo denominado Autogestión, que la columna era mía y acaba dedicándome algunas flores -pero no me hacen falta porque ese es mi apellido-. En absoluto, se trata de una rectificación en toda regla. Dudo si ser más contundente o dejar que el asunto se apague.


Lógicamente, el asunto -al margen que algún que otro tuiteo-, ya se ha congelado porque en la red los asuntos se detienen con mucha rapidez, incluso los muy importantes. Pero el plagio, en mi opinión, es un asunto importante, que en España se tolera menos que otros. 
Considero que con independencia de que se conozca o no a un autor, copiar un texto es plagiar. El articulista hubiera obrado correctamente si hubiera indicado que reproducía un texto del que no conocía su autoría, pero no lo hizo. Prefirió que todo el mundo pensara que estaba escrito de su puño y letra y eso me parece que dice muy poco de quien pretende juntar cuatro palabras y luego publicarlas. Porque -insisto- en España -que es un país en el que el concepto del honor siempre se ha considerado intocable-, quizá desde los tiempos del Siglo de Oro español, el plagio se considera un asunto insoportable y se tolera mucho menos que la corrupción, por ejemplo. Pero aún así, no tanto como en otros países de nuestro entorno europeo, en los que un alto cargo de un gobierno nacional dimite si se descubre que ha plagiado algún texto, aunque lo haya hecho veinte años antes en una tesis doctoral o a través de otro medio.   

Haber hecho aquí este ejercicio de explicación de los hechos reales acontecidos no tiene otra intención que plasmar públicamente algo que jamás debería repetirse, pero hay que decir una vez más que en esta imperfecta sociedad en la que vivimos siempre habrá quien se aproveche del esfuerzo de los demás y que, además, le vaya bien por ello. Tan sólo la decencia personal se erigirá en juez de la inmoral acción, pero no sé si eso es pedir peras al olmo en los tiempos en los que estamos. Una reflexión que ayer pude corroborar viendo la película 'El ladrón de palabras'. 

ACTUALIZACIÓN A 18 DE MARZO (Programa de ELVIGIATV de Melilla, aludiendo al asunto del plagio - partir del mínuto 24 del programa, gentileza de Javíer García Angosto.)   

ACTUALIZACIÓN A 19 DE MARZO

La revista de Málaga 'El Observador', publica esta entrada en su edición de hoy




domingo, 17 de marzo de 2013

MÚSICA: 'THEATRE OF TRAGEDY (NORUEGA)

A pesar de que Theatre of Tragedy estuvo en activo 17 años, podría considerarse una banda de culto y que al contrario que otras provenientes de Escandinavia -de Noruega en este caso-  no era muy conocida por estos lares, al margen de quienes gustaban escuchar el novedoso 'doom death' metal que surge más o menos en los años en que surgió esta banda. Luego derivó a estilos distintos, como es el caso del rock industrial, para acabar sus días interpretando temas adscritos al denominado metal gótico, sin que en ningún perdiera su vocación 'death', algo que es muy visible en las voces guturales masculinas, que se mezcla de forma curiosa con la voz soprano de su líder, la noruega Neil Sigland, probablemente una de las primeras mujeres que asume la voz cantante en este tipo de bandas de vocación metálica. 
A mí me gusta particularmente -no he escucha todos sus trabajos aún- el primer trabajo de la banda que lleva como título 'Theatre of Tragedy' el nombre de la banda. Es un disco contundente que se disfruta mucho escuchándolo en un equipo HI-FI, un trabajo repleto de matices metálicos impresionantes, en los que destaca de manera emocionante el bajo, que se mezcla de forma proverbial con la guitarra rítmica. Además en este tipo de grupos de tendencia 'doom' y 'gótica' hay una presencia muy destacada de los teclados. Sin embargo, lo más curioso es esa original mezcla que decía de una de las mejores voces sopranos del panorama metálico europeo y la voz gutural masculina, algo que no es habitual en otras bandas de corte similar. Además, la presencia de la voz gutural es muy equilibrada sin que aparezca de forma machacona como ocurre en otros grupos de tendencia 'death', tal vez porque 'Theatre of Tragedy' no cultiva exclusivamente esta tendencia, aunque muestran vocación.
  
Dejo aquí un corte de su útimo DVD en vivo:  'Last Curtain Call' grabado en 2011, que se puede considerar como la despedida del grupo de los escenarios. 

viernes, 15 de marzo de 2013

MÚSICA: FOLKSTONE (ITALIA)

A la banda italiana 'Folkstone' habría que encuadrarla, claramente, en la tendencia metálica venida a llamar 'Folk Metal', una rama del Heavy Metal que gusta buscar las raíces folclóricas del país de origen, por lo general. Se caracterizan por mezclar instrumentos musicales propios del folclore del país y casi siempre es habitual que utilicen gaitas (que está muy presente en el folclore europeo), flautas, violines u otro instrumentos ya desaparecidos que, en ocasiones -como suele hacer In Extremo- suelen fabricar ellos mismos siguiendo la pauta tradicional de elaboración de los mismos. Lógicamente, junto a estos instrumentos utilizan los propios de una banda de Heavy Metal como es la batería, guitarra rítmica, bajo o teclados y las voces muestran un timbre metálico normalmente y no suelen ser guturales. 
En dicha rama se encuadró en su momento nuestra banda hispana 'Mago de Oz', pero me temo que ésta ya ha virado hacia muchos lugares como para clasificarla sin temor a equivocarnos. Sin embargo esta banda italiana surgida en 2005 sí parece ser muy fiel a este estilo. 
Inserto aquí un vídeo de Youtube, que está etiquetado como oficial de la banda, con su tema 'In Taberna' de Youtube que ofrece una síntesis muy gráfica de su estilo y de lo que quieren comunicar. No os lo perdáis que es ameno y de gran calidad y comienza de forma muy distinta a como acaba:



jueves, 14 de marzo de 2013

FOTOS QUE INVITAN A CORRER

El pasado sábado pude vencer al 'mono' de correr gracias a la MTB, pero no el domingo. 
Estaba la tarde muy lluviosa y fría y coger la bicicleta en esas condiciones no era la mejor de las recomendaciones, así que no tuve más remedio que andar por uno de los caminos que frecuento corriendo ¿Vencí el mono? Ya sabemos que no es igual andar que correr; sin embargo, sí pude hacer estas fotos que parecen vaticinar que pronto estaré pateando por estos lares.
De hecho, ya hay ecografía en la zona del gemelo y el doctor considera que existe 'antecedente de pequeña rotura fibrilar de la unión músculo-tendinosa en fase de resolución....entre el gemelo interno y el sóleo'. Es decir, que la recuperación va por muy buen camino.  Bastarán unas cuantas sesiones de ultrasonido (la lámpara de infrarrojos ya me la estoy aplicando en casa) y una buena sesión masajeadora con el Compex y/o fisio. También va a venir bien que cesen las lluvias para poder trotar por zonas blandas, que siempre son las que están más embarradas. Espero estar completamente listo para Semana Santa,  que es una época festiva en la que cada año aprovecho para correr de forma intensa, toda vez que no me interesa el ritual procesional ni me parece atractivo viajar en en fechas tan masificadas. 

Pues nada, ahí van esas fotos comentadas.


Cuando el camino es liso y está mojado la invitación a correr es irresistible. Foto de J.A. Flores

Siempre me ha gustado pasar junto a estos manzanos. Los veo a lo largo del año caducos, en flor y con su fruta; de ahí que me sean tan familiares. Foto de J.A Flores

En invierno es pura poesía ver las alamedas al fondo inertes, como adormecidas. Foto de J.A. Flores 

Llovía a cantaros en ese momento, pero el sol forcejeó con la lluvia más allá de el 'Piorno' y el espectáculo que ofrecieron fue majestuoso. Foto de J.A. Flores


No cabe duda que las alamedas inertes y dormidas sintieron cercano el arco iris. Foto de J.A. Flores

miércoles, 13 de marzo de 2013

NUMANCIA, CIUDAD DE LOS ARÉVACOS

Este fin de semana acabé de leer 'Numancia', la extensa novela histórica del zaragozano José Luis Corral; había leído bastante sobre esta ciudad celtíbera y su lugar en la historia de la antigua Hispania, e incluso visité el lugar, pero gracias a la documentada novela de este buen autor he conseguido entender el mito de Numancia y lugar en la historia como símbolo de resistencia en pos de la preservación del orgullo y la libertad. 
Nos situamos en el año 133 a.C, cuando la pequeña y brava ciudad de los arévacos, fortificada en lo alto de un cerro y rodeada por tajos y cauces de ríos -entre ellos el Duero-, sucumbe a la perfecta máquina militar de 65.000 hombres capitaneados por Publio Cornelio Escipión, el único general  capaz de llevar a cabo la misión encomendada por el Senado romano. Pero no fue nada fácil, porque la primera potencia política y militar del mundo conocido comenzó a hostigar a la orgullosa ciudad veinte años antes, en el año 153 a.C, sucumbiendo siempre ante los aguerridos guerreros celtíberos, que es el nombre que utilizaba Roma para denominar a gran parte de las tribus hispanas que habitaban en nuestra piel de toro; obviamente, hacían una enorme simplificación, toda vez que la antigua Iberia estaba habitada por distintas etnias, todas ellas distintas entre sí, pero a la vez con el denominador común de proceder de territorios indoeuropeos.
Arévacos, turdetanos, carpetanos, belos, titos, vacceos, vascones, astures, lusitanos y un largo etcétera vivían y morían como podían en la piel de toro, hasta que dejaron de perder su entidad cuando la maquinaria usurpadora e invasora romana decidió que había que civilizar a toda esas mesnadas bárbaras. Y así fue. 
Quienes primeramente sucumbieron -¡qué casualidad!- fueron los turdetanos, pueblo que habitaba en un territorio que coincide en buena parte con lo que es hoy el territorio andaluz; posteriormente sucumbieron con cierta facilidad los carpetanos, territorio coincidente en gran parte con lo que hoy  día es Castilla- La Mancha. Pero encontraron muchos obstáculos y beligerancia los romanos en territorio arévaco y vacceo. Por contra, no sucumbieron astures o vascones, que contaban con una orografía privilegiada y que se convertía en su mejor escudo. 
Lógicamente, todas estas secuencias históricas hubieron de dejar una impronta importante a la configuración de lo que pocos años más tarde fue la Hispania Romana. 

Pero volviendo a Numancia y al libro de José Luis Corral. Decía, que su lectura me ha ayudado a conocer, gracias al manejo fiel de las fuentes del escritor, ese proceso histórico que transcurre entre los 153 a 133 a.C. Por lo general, la simplificación histórica nos ha acostumbrado a pensar que ese cerco de veinte años fue algo permanente y que las luchas fueron ininterrumpidas, pero nada más lejos de la verdad, ya que en ese largo periodo de tiempo, Roma atraviesa muchas vicisitudes dentro del régimen de la República. Se suceden cónsules -algunos de ellos de la plebe- y se suceden generales; surgen periodos de crisis políticas y económicas, que influyen mucho en la impronta invasora de esa maquinaria militar que era Roma. Lógicamente, antes como ahora, hacía falta un ejército bien entrenado y por tanto bien pagado, pero no siempre era posible mantenerlo. Por su parte, Numancia, no contaba con ejército profesional alguno y la unión entre pueblos de la celtibería era prácticamente inexistente; es más, muchos de ellos jamás habían tenido ningún tipo de contacto. Pero ocurre que en Numancia conocían el terreno como nadie y gracias a ello conseguían derrotar una y otra vez a la omnipotente Roma a través de las emboscadas y los ataques por sorpresa, porque sabían que ninguna posibilidad tenían en campo abierto ante un ejercito profesional, mucho más numeroso y mejor equipado. 


He de reconocer que desde siempre me ha parecido interesante el mito de Numancia, tanto o más que el mismo mito de la Hispania prerromana. Sin embargo, en Numancia se resume todo aquello que hay de desconocido y oscuro de ese momento histórico, del cual no hay excesivas fuentes (las pocas que hay son romanas: Estrabon y Tito Livio, principalmente)  y ha tenido que ser la arqueología la que poco a poco nos esté ofreciendo luces sobre la configuración de todos estos pueblos. 
Se de la particularidad, además, que gran parte de estas ciudades ibéricas desaparecieron y pocas de las actuales están construidas sobre el solar de aquellas. El ejemplo más claro está en la misma Numancia que pese a que se creyó durante un tiempo que sus ruinas se escondían en la actual Soria -e incluso Zamora-,  el arqueólogo e ingeniero español Eduardo Saavedra, consiguió situar su ubicación exacta, que se encuentra a nueve kilómetros de esta ciudad castellana, en Garray, siendo el conocido arqueólogo alemán Schulten quien supo situar con mucha precisión los distintos campamentos romanos que cercaron la ciudad, así como las empalizadas, fosos y demás construcciones militares que contribuyeron decisivamente a la victoria final de los romanos. 

Y hoy día, cuando han transcurrido más de dos milenios, uno intenta imaginarse el coraje, ardor y orgullo del pueblo numantino y no puede más que admirarse e, incluso, sentir tristeza ante ese verdadero elixir de libertad que mostraron, prefiriendo morir de hambre y frío o, sencillamente, acabar con sus propias vidas, antes de sucumbir ante quienes consideraban unos intrusos que nada le iban a aportar por muchas civilización, leyes y modernidad que pudieran aportarle. Esa es la grandeza de este pueblo y la que verdaderamente me subyuga. En sus meses finales, sabían que estaban sólos, que todos las ciudades próximas habían sucumbida a Roma, pero pese a todo, siguieron luchando hasta el final, conscientes de que la muerte era la mejor recompensa que les podía esperar. Lucharon como 'numantinos'.  
Y todo eso lo narra Corral de manera admirable.       

lunes, 11 de marzo de 2013

HACIA LA MUERTE TERMINAL DE NUESTRA DEMOCRACIA

Desde mi perspectiva, muchas altas instituciones en este país podrían estar a estas alturas en estado de desahucio y descomposición si nuestra transición hubiera incluido mecanismos de transparencia para la democracia que se acababa de entrenar. 
Muchos 'padres de la patria', por entonces, consideraron que estando recién llegados de una dictadura y con una cruenta guerra civil cuarenta años antes, poco se podía hacer. Pero yo creo que sí se podía haber hecho mucho más, porque poco o ninguna relación tiene el haber pasado por esas dos etapas históricas tan perversas y el haberse dotado de mecanismos de transparencia. Hubiera bastado tan sólo con haber seguido el modelo de las democracias europeas más asentadas. Pero no se hizo y ahora estos gazapos se han de solventar en plena tormenta y con una democracia que hace ya tiempo dejó de ser menor de edad.
Esa falta de transparencia y trapisondía la parecen todas las instituciones altas de este país, pero en poco tiempo se comenzarán a ver las obras de restauración de una de las más principales: la monarquía -Jefatura de Estado-, en la que centraré esta reflexión. 

De hecho, no es un asunto que tan sólo competa a los propios integrantes de la Casa Real, también compete al conjunto de la sociedad, por un motivo principal a mi modo de ver: la institución menos democrática no puede seguir haciendo las cosas a su manera en una pretendida democracia. Es cierto, que lo ha estado haciendo hasta ahora, pero ya ha llegado el momento del punto y final. Opino, que de alguna manera todos -en mayor o menor medida- somos cómplices de mirar hacia otro lado con relación a las abusivas prácticas de esta institución. Entre todos hemos sido permisivos y hemos creado al monstruo, que ahora, ya crecidíto y desagradecido puede acabar devorándonos. Una especie de vuelta al mito de Frankestein.  
El proceso de putrefacción de esta alta institución es connatural a su esencia, que deriva de periodos históricos en los que la democracia no se sabía ni pronunciar, a pesar de que los griegos ya dieron lecciones más que precisas antes de nuestra era cristiana. 
Pero ocurre que nuestro país ha llegado tarde y mal a todos los procesos históricos renovados y en este país ha habido demasiada poca predisposición desde siempre a la transparencia y a la honradez; baste con leer nuestra historia desde que España se integra en la modernidad para comprender que por esta piel de toro tan sólo han pasado desarmados, bribones y trepas, con alguna que otra excepción que pronto se han procurado de quitar de en medio.
Y para colmo, somos un país tan recalcitrante, que no contentos con su nefasta impronta, volvemos a solicitar que nos reinen los borbones, símbolo de todos los males que ha sufrido este país. Así somos. 


Pero volviendo a nuestros días y siguiendo con el hilo argumental, considero que en un plazo más o menos corto, la monarquía española actual ha de sufrir una catarsis obligatoria porque no es de recibo que se sigan sucediendo los escándalos a que nos tienen acostumbrados sus miembros. No en una democracia que pretende serlo, porque ¿qué país serio se puede permitir la opacidad que se permite nuestra Jefatura de Estado? ¿Cómo es posible que se escondan los escándalos tan descomunales a los que estamos asistiendo? Necesitamos saber de una ver por todas todo lo que se está ocultando con la complicidad de los partidos políticos y el gobierno. Necesitamos saber de una vez por todas la relación de los negocios de Urdangarín con la Casa Real; necesitamos saber con exactitud en qué se gastan los fondos públicos de la Casa Real, hasta el último céntimo de euro; y necesitamos saber -por hablar tan sólo de lo último- quién es y qué papel desempeña o ha desempeñado la famosa princesa alemana y todo eso necesitamos saberlo ya, antes de que esta vencida democracia entré en un estado de muerte terminal, si no es que ha entrado ya.
Es más, ni tan siquiera reclamaré aquí la necesidad de una república porque tampoco me parece interesante la entrada de este sistema político si tan sólo es para limpiar por fuera 'los sepulcros blanqueados'. De nada serviría una hipotética III República si se continúan con estos mecanismos de opacidad, mercadeo, falta de transparencia y supuesta corrupción. De lo que hablo es de otra cosa. Hablo de mecanismos democráticos puros; de mecanismos que aseguren un Estado de Derecho real, en el que la separación de poderes sea efectiva y que tan sólo el imperio de la ley sea el inicio y el final del camino, sin distinciones en función de quién se sea, qué se represente o de dónde se derive. 
¿Es mucho pedir? Me temo que sí.    

domingo, 10 de marzo de 2013

UNA MUJER TRABAJADORA GUAY

El pasado viernes fue el Día Internacional de la Mujer Trabajadora y mientras tomaba una cerveza en una bar del centro de Granada reflexionaba sobre algo que tenía delante de mis ojos a raíz de lo que en ese momento escupía el televisor: una tipa de un partido, que se desgañitaba -bien vestida, bien peinada ella- ante un buen número de periodistas teorizando sobre los derechos de la mujer trabajadora; ella misma también mujer trabajadora guay a la que seguramente le estuviera esperando su coche oficial en la puerta. Con un par, como diría Pérez- Reverte.
Allí cómodamente sentada ante un sinfín de micrófonos de todos los colores, sintiéndose una diosa, se erigía en portavoz de todas esas mujeres abnegadas, es decir, dando ejemplo de mujer ídem. Y, claro, es para indignarse.... Pero en fin, hablaré de ello largo y tendido en los próximos días que no quiero hacerme competencia (ya me basta con que me plagien).
  

EBOOK: RELATOS Y ARTÍCULOS DE VIAJES: ROTHENBURG

Si nadie le cuenta al hipotético lector nada sobre el pueblo de Rothenburg no habrá forma de imaginarlo a pesar de haber llegado...