jueves, 29 de noviembre de 2012

UNA DIMENSIÓN POLÍTICA FUTURA

Como sabemos, Andalucía, es la tierra de la innovación desde aquella 'Segunda Modernización', esa parida que algún preboste de la Junta de Andalucía anunció un buen día a bombo y platillo, seguramente, acompañada de una buena partida cargada de crédito suficiente y opaco, que es costumbre en esta tierra.
Pero aquel invento, que tuvo su mérito mediático y que quisieron adquirir todos los vendedores de humo, nada tiene que ver con el que se ha acuñado recientemente. 
Nos es fácil de explicar con palabras, porque seguramente forma parte de una dimensión futura que los estudiosos en ciencia política de la Universidad de Beckley están comenzando ahora a estudiar. Pero de concretarse ese nuevo punto de inflexión de la ciencia política, ese invento acuñado en esta ajada tierra va camino de convertirse en un 'summus' teórico-político de importancia impredecible. 
Pero no hagamos más giros lingüísticos y refirámonos de una vez por todas a este magno asunto que da forma y oficio a este artículo: la nueva forma de gobernar de la coalición de partidos que gobiernan esta tierra andaluza, solaz de múltiples civilizaciones que han ido dejando su impronta. 
Aunque he de advertir que no es fácil de explicar. Ni tan siquiera para este humilde articulista que posee formación jurídica y que algo de teórica política ha estudiado, por no hablar de los años dedicados a la praxis política. 
Se trata, ni más ni menos que de una forma avanzada, que permite gobernar juntos en el ejecutivo, pero disentir de lo importante en el legislativo, sin que eso tenga efecto alguno ni provoque agrietamiento en la concepción del todo. Una especie de unidad de destino en lo universal. Algo que debe contener una forma muy avanzada y cualificada de gobernar que no está al alcance de la comprensión de mentes discretamente amuebladas como las nuestras.
Acaba de estrenarse esta nueva forma de hacer política con ocasión de  la votación al informe final de la Comisión de Investigación de los ERE'S, pero se supone que dado el éxito que está destinada a atesorar esa innovación, acabará por trasladarse a otros ámbitos del gobierno andaluz. 
Porque puestos a avanzar en el cinismo, nada mejor que formular nuevos postulados políticos que el pueblo jamás entenderá, ni tiene porqué entender. Que no es tarea de plebeyos lo que está reservado a patricios.  


Autor: José Antonio Flores Vera

miércoles, 28 de noviembre de 2012

HACIA UNA NECESARIA REGENERACIÓN POLÍTICA (IDEAL 27/11/2012)

El surrealista relato breve de ayer, que espero hayáis leído y disfrutado, no dejó espacio para el artículo que publiqué en Ideal. Por mucho que se diga nunca es suficiente: hay que buscar un nuevo ciclo político. De todo eso va el artículo que reproduzco a continuación por si no habéis leído en papel.

HACIA UNA NECESARIA REGENERACIÓN POLÍTICA

El lamentable espectáculo de la política en nuestro país confunde al ciudadano medio, que observa con desencanto que nada cambia a pesar del transcurso del tiempo. Nada puede ser menos esperanzador que comprobar cómo la consolidación democrática, lejos de madurar, está en claro retroceso. Los escándalos de corrupción, en un plano teórico, a estas alturas no deberían de ser más que la excepción pero, lejos de ello, están siendo la regla.

               Nada se gana con ello, por mucho que la cada vez más afianzada casta política considere que es el peaje que ha de pagar el país si quiere contar con una clase política profesional y consolidada. Se equivocan por completo si así lo creen. Un país social y políticamente avanzado no puede seguir cargando con la miseria moral de la corrupción, por mucho que su clase dirigente entienda que no existe, interpretándola tan sólo como un arma arrojadiza de unos contra otros en sus trifulcas electoralistas.
               De hecho, así lo ven desde Cataluña, en plena campaña electoral, no dudando el Presidente en funciones de su gobierno autónomo en descalificar a los poderes policiales del Estado cuando éstos descubren cuentas en paraísos fiscales que deberían de herir mortalmente a toda una clase dirigente catalana y a una forma muy concreta de entender la política en los últimos años.
               Pero no ha sido muy distinto en otras partes de España. Veamos el asunto de los ERES en Andalucía o la trama Gurtel en Valencia y acabaremos por comprender que pareciera que existe todo un acuerdo tácito o expreso de unos con otros para intentar universalizar las prácticas corruptas.
               El ciudadano normal ante esta dantesca situación no tiene armas para luchar contra estas prácticas, todo lo más verter su opinión en foros o redes sociales, que poco o ningún efecto consigue en el plazo corto. La otra opción a barajar es alejarse de los colegios electorales, pero esa acción conlleva siempre unos riesgos aún mayores y en un plazo más o menos medio despierta el fantasma del populismo. Todos hemos asistido a la degradación política en Italia, forjada a lo largo de muchos años, que ha provocado una solución final nada democrática: la irrupción de un gobierno tecnocrático, no surgido de las urnas.
               Volviendo a nuestro país, no son pocas las tareas que hay que poner en marcha antes de vernos abocados a la degradación política italiana. Por lo pronto, se aprecia cada vez con más nitidez que nos regula por arriba un texto constitucional que ya no da respuestas adecuadas; de hecho, tras casi treinta y cinco años de vigencia regula las relaciones políticas, sociales y económicas de las instituciones y los ciudadanos de un país que, en su gran mayoría, por mor de la renovación generacional, no lo ha votado y ese fenómeno no es poco importante, en mi opinión. 
               Por tanto, conociendo que las estructuras del sistema político no ofrecen ya las respuestas adecuadas, ¿qué extraños mecanismos provocan que no exista una revisión del texto constitucional y una regeneración política? Si los motivos de ese inmovilismo fueran tan sólo los privilegios que se ha dado para sí la clase política, tendríamos muchos motivos para preocuparnos. 

martes, 27 de noviembre de 2012

RELATOS BREVES DE OTOÑO

EL VULGAR CARTEL 

El lunes por la tarde al salir del portal de mi piso observé un vulgar cartel escrito torpemente a mano con rotulador de trazo negro que anunciaba, de forma torticera, que el próximo miércoles a las 20,30 horas se enfrentarían en el pabellón cubierto del barrio dos equipos de la NBA: Los Angeles Lakers vs Toronto Raptors, dos destacados equipos de las Conferencias Oeste y Este, respectivamente.
El vulgar cartel tapaba por completo el portero automático, por lo que me pareció una broma de mal gusto de algún gamberro con el suficiente tiempo libre y demasiadas ganas de llamar la atención. Sin embargo, a pesar de que lo arranqué y lo tiré a la papelera, no pude evitar esbozar una leve sonrisa ante la inventiva gamberra del tipejo o tipeja que, probablemente, era el mismo o la misma que, hace unos años, recién inaugurado el edificio tuvo la ocurrencia de marranear la fachada con el siguiente texto escrito en gruesas letras: 'Libertad para el Tibet', una reivindicación que, al margen de que pudiera parecer justa o no, no encajaba con las típicas inscripciones habituales que uno ve en las fechadas de los edificios de cualquier ciudad española: 'No hay pan para tanto chorizo' o 'Políticos corruptos'. Cosas así. ¿Libertad para el Tibet? ¿Qué curioso? 
Pero no menos curioso que este último cartel que anunciaba un partido de la NBA, entre dos de los más destacados equipos de la liga americana de baloncesto, en un barrio del extrarradio de una ciudad de provincias. Sin lugar a dudas, se trataba de alguien con la mente dispersa e imaginativa.
Como digo, rompí el cartel pero el asunto estuvo un par de días en mi cabeza. Valoré esa inventiva y ese ingenio a medida que pasaban las horas. Había en aquello cierta poesía, algo parecido a lo de aquel poeta francés que firmó una hoja de las páginas amarillas de París, diciendo que era su mejor verso. Además, fuere quien fuere el autor o autora de aquel cartel había tenido la delicadeza de no pintar directamente en la fachada. Eso no significaba que se hubiera ganado mi simpatía, pero al menos, su gesto le honraba.
Cuando llegó el miércoles por la tarde calcé mis zapas e inicié mi ruta hacia el Albayzín, como suelo hacer algunas noches en los meses de otoño e invierno, pero al pasar por el pabellón deportivo del barrio recordé ese cartel bromista y sin saber por qué me detuve y me acerqué a la puerta del mismo. 
Como es propio de estos pabellones pequeños, el ruido del juego se escucha fácilmente en la misma entrada al recinto; y ese ruido era descomunal para un día ordinario. Eso llamó mi atención. Así que entré. 
En ese momento Pau Gasol acababa de errar un mate ante la ágil oposición de Jose Calderón. Entre el público tan sólo se encontraban dos adolescentes aburridos con pinta de grafiteros, la limpiadora del pabellón haciendo su trabajo, el conserje, por obligación, un par de madres que esperaban a sus hijos y un señor mayor impecablemente vestido de traje y corbata que, muy atento al juego, tomaba notas de vez en cuando en un cuaderno pequeño. 
Uno de los adolescentes grafiteros me miró irónicamente y esbozó una enigmática sonrisa.  

Por José Antonio Flores Vera      

domingo, 25 de noviembre de 2012

28ª MEDIA MARATÓN DE CÓRDOBA (25/11/2012)

 CÓRDOBA, LEJANA Y SOLA


Córdoba siempre vale una visita; aunque esté lejana y sola como cantó nuestro poeta de Fuentevaqueros. Y su Media Maratón merece ser corrida por muchos motivos: buen terreno, buena organización, uno de los eventos más importantes de la ciudad califal.... 
Además, esa soledad de Córdoba ya se ve muy aliviada por su muy completa red de comunicaciones. Por tanto, poco o nada impide ir a Córdoba, visitar su impresionante judería, contemplar su impresionante Mezquita y puente romano, comer su salmorejo y su rabo de toro y contemplar cómo el Gualdaquivir sigue siendo el mismo río que penetró en la cultura de romanos, judíos, árabes y cristianos. Porque todo eso es Córdoba. Una ciudad que en el S. IX ya fue considerada como una de las de mayor esplendor y población del mundo conocido. 
Cuna de Séneca, Averroes y Maimónides y capital del Imperio Omeya  de occidente -Al-Andalus-, que tanta impronta dejó en la Historia de España. Una civilización ésta capaz de construir y destruir con la misma grandeza (una metáfora de ello es el esplendor y la decadencia de Medina Azahara a las afueras de la ciudad). 
Motivos no faltan para pasar unos días en Córdoba. Y siendo corredores como somos, ¿qué motivo importante podría impedir correr en la, tal vez, más tumultuosa media maratón de Andalucía. 

UNA MEDIA TUMULTUOSA 

Tres mil quinientos cuarenta y nueve corredores llegados a meta de los cuatro mil inscritos. Una pléyade de zapatillas que impedían en los primeros kilómetros ver el asfalto. Si el correr está de moda, correr la Media de Córdoba ser convierte en una filia.         
Todos sabemos que supone cierto inconveniente para todos correr los primeros kilómetros con tanta gente, pero se queda solapado si de lo que se trata es que cada vez más gente corra y aleje a la sociedad de sus mayores males. Está claro que el correr en sí no soluciona nada, pero no me cabe ninguna duda que muchas cosas irían mejor si el correr formara parte de nuestras agendas. Y así lo debe de entender cada día más gente de todas las edades y condiciones.  
Pensaba en ello, mientras aguardaba el pistoletazo de salida intentando evitar ser pisado lo menos posible por esos molestos corredores que intentan  a toda costa ganar unos puestos en la línea de salida, que es una labor casi imposible en carreras como ésta. Aguardas allí enlatado aguardando con anhelo que se disponga la salida y a partir de ahí intentar buscar un lugar cómodo para correr.
Pero eso era imposible en los primeros cuatro o cinco kilómetros. Pero gracias a que las avenidas en Córdoba son amplias, la diáspora cada vez se alarga más y ya se va poniendo más fácil correr. 

MI CONCURSO

Y con esa cada vez más fácil desconcentración, observo que pronto comienzo a fijar mi ritmo. Lógicamente llevo unas previsiones, pero no hay certeza de que éstas se puedan cumplir. 
Por lo pronto, observo que me encuentro bien de respiración y fuerza; y que la climatología es excelente para correr. No hace frío ni tampoco calor; no hay una brizna de aire y la lluvia no va a aparecer según todos los partes meteorológicos; luego, con esas premisas los kilómetros pasan rápidos a un ritmo medio de 4'17''-18'' el mil; y eso gracias a que algunos kilómetros posteriores al uno los fijo prácticamente en tiempos de serie, lo que hace que esa media inicial absorba la lentitud del primero en el que es imposible correr por debajo de 4'45'' si no quieres ir arrollando a corredores o que seas tu mismo el arrollado. 
La media de 4'17''-18'' consigo llevarla hasta el kilómetro trece, inclusive, pero observo que desde ese mismo kilómetro hasta el quince la frescura va evaporándose de mis piernas y me cuesta algo más respirar. Comprendo entonces que no pasa nada si la media kilométrica se sitúa en el 4'19'' o 4'20''; es más, casi lo prefiero, porque uno a estas alturas sabe que el buen o mal tiempo en una media te la juegas a partir de esos kilómetros. 
Sin embargo, observo que al llegar al dieciséis el Forer se eleva a los 4'21'' de media. No esperaba ese mal resultado, pero no había otra opción. Ya no llevaba una frescura intacta y los noventa minutos ya se habían ido para siempre, a pesar de que llegué a acariciarlos antes de llegar al trece. No obstante, sabía que sólo una catástrofe podría hacer que acabara en los noventa y cinco minutos. Para hacer ese tiempo, no hubiera sido necesario que te esforzaras tanto en los trece primeros kilómetros, me dije.
Pero ocurre que las pruebas de competición cambian de aspecto en breves minutos. Desde que te derrumbes físicamente en los últimos kilómetros hasta que aparezca algún dolor o lesión sobrevenida. Esa idea pasó como un fantasma por mi mente, pero al comprobar que llegaba al diecisiete con opciones claras de los noventa y dos o noventa y tres minutos, comencé a contemplar Córdoba con otro color. Además, el terreno en esos puntos kilométricos era muy bueno. Así que tan sólo se trataba de apretar los puños, alzar el mentón, subir las piernas y dejar que éstas te acercaran a las instalaciones deportivas de 'El Fontanar', a pesar de que el Forer ya se había ido a los 4'22'' el mil. Ahora lo que importaba a esas alturas no era ya bajar la media sino mantenerla. Y así fue hasta la llegada a meta. 
De esa manera -con tiempo oficial de 1 hora 32 minutos y 19 minutos- se ha fraguado, en la ciudad califal, mi MMP. 
Nada más que añadir. Tan sólo enviar desde aquí saludos a los únicos conocidos y amigos que pude ver: Victor Bernier, que hubo de venirse de Nueva York sin poder correr su mítica Maratón y a mi compañero de club José María Suárez-Varela, que ha hecho una extraordinaria carrera.   Preveo que con esta media -que es la quinta, desde septiembre- cierro el programa que me planteé  hasta final de año, allá por el mes de septiembre. Pero la carne es siempre débil.    

Por José Antonio Flores Vera    

jueves, 22 de noviembre de 2012

'CONVERSACIÓN EN LA TABERNA' ARRASA EN LA RED

Verdaderamente celebro que mi 'Mi conversación en la taberna' esté haciendo estragos en la red. Esa sencilla pero compleja conversación de dos amigos ante unas Alhambras especiales deja ver muy claramente como funciona esta sociedad y de eso se han hecho eco las redes sociales, los blogs, los correos electrónicos  y todo bicho viviente digital que funciona en el mundo virtual (¡hasta yo lo he recibido por correo!). 
Hubiera sido perfecto que se hubiera citado la fuente, pero no es así. No es lo que más importa, porque tampoco es un texto que me haya preocupado de registrar, como no lo está ninguno de los aquí publicados. Y ya sabemos como es el mundo digital y multimedia: se quita, se corta, se pone...en fin, ese es su gran inconveniente, algo que no ocurre -al menos a mí no me ha ocurrido- cuando he publicado artículos doctrinales, artículos de opinión o relatos en un medio escrito, en el que siempre acompaña tu nombre a lo escrito o creado y la mera publicación en un medio garantiza su autoría.
Sin embargo, lo importante es que mi 'Conversación en la taberna' esté circulando.
Por si alguien no lo pudo leer en su día, aquí os lo dejo: 

miércoles, 21 de noviembre de 2012

PROGRAMA MÍNIMO DE CARA A CÓRDOBA

Tras la carga de kilómetros del pasado fin de semana -treinta entre el sábado y el domingo al ritmo propuesto-, comienzo la semana de desaceleración de cara a la Media Maratón de Córdoba del próximo domingo. Desaceleración pero sin prescindir de la calidad para intentar dar más punta de velocidad a esta prueba.  
No he olvidado los abdominales diarios -entre 100 y 150 repeticiones-ni la elongación, ni tampoco la sesión semanal de lastres para reforzar piernas y tronco superior. 
La tarde-noche del miércoles la dediqué a las series, ejecutando: 3x2000 +3% y R. 2''. Es decir una serie de tres repeticiones de 2000 a un ritmo de un tres por ciento -unos ocho segundos el mil- más rápido que mi mejor tiempo en promedio de mil metros en Media Maratón, recuperando entre repetición y repetición tan sólo dos minutos.  
Pista de Atletismo de Atarfe
La sesión ha sido cumplida de manera fenomenal, no sólo cumpliendo esos parámetros, sino superándolos con creces en la segunda y tercera serie; en la primera rayé muy cerca de lo fijado, corriendo por debajo en seis segundos, pero en la segunda la diferencia se fue a 17 segundos menos el mil; y la tercera se disparó a 20 segundos. Y lo mejor es que acabé con muy buenas sensaciones y capacidad para hacer una cuarta en tiempo similar. Pero la cercanía del evento del domingo me hizo desistir. Hubiera sido excesiva carta para tan breve plazo de recuperación. 
Para el jueves tarde-noche programaré un entreno de mantenimiento de entre 13 y 14 kilómetros, a un ritmo suave, en torno a los 5'' el mil, subiendo al Albayzin de nuevo; y para el viernes, una sesión corta de 8 ó 9 kilómetros a un ritmo más alegre, de entre 4'35'' y 4'40''. El sábado toca descansar porque ya estaré en Córdoba y todo ese día será dedicado al turismo por esa ciudad milenaria, que siempre merece una visita. No tocaré las zapas, excepto las que pueda ver y me puedan interesar en la feria del corredor que siempre se ha caracterizado por ser amplia y amena. Habrá que abrir los ojos a las teóricas ofertas.
Lógicamente, es muy distinto rodar en series de 2000 en torno a los 4'' el mil y poder rodar sin problemas a 4'16'' el mil en una prueba de 21 kilómetros. Sin embargo, sé que salvo desgracia o causa ajena a mí, aseguro los 94 minutos, dadas las características orográficas de la prueba; si fuera posible arañar dos más y detener el crono en 92 me sentiré más que satisfecho. Pero sé positivamente que será muy improbable quedarme en los 90 minutos porque apenas hago entreno de calidad y el poco que hago es irregular y corto en el tiempo. 
Como comentaba con Txomin en la pista de Atarfe, en esto no hay secretos -al margen de las características de cada uno-: a más entreno de calidad, mejores resultados. No es posible rodar a un ritmo determinado en una prueba de competición si antes no lo has hecho con solvencia en series, fartlek, cambios de ritmo o rodajes rápidos.         

lunes, 19 de noviembre de 2012

RELATOS BREVES DE OTOÑO

EL MEJOR AMIGO DEL PERRO

Era una noche de invierno cruenta y estaba ya cómodamente relajado en su agradable y cálido hogar. Pero sabía que a pesar de la extrema climatología no tenia más remedio que cumplir con la promesa que le hizo a su futuro amigo encerrado en aquella especie de urna de cristal que ocupaba gran parte del escaparate de aquella tienda de mascotas, hacía ya un par de años.
No recordaba bien cómo ocurrió porque sucedió todo muy rápido, pero de pronto se sorprendió asimismo sacando su billetera y liberando de ese claustrofóbico lugar a aquel ser lanudo con hocico negro como partido por la mitad que le hablaba con la mirada, por lo que no tuvo más remedio que hacerle esa promesa. Debe sacarlo a la calle, al menos, dos veces al día, le dijo la carcelera empleada de la tienda. 
Fue un acto casi reflejo adquirir aquel can, porque, en realidad, él tan sólo se dirigía al cajero automático de la esquina. Pero así de impredecible se torna a veces la vida.
Y, ahora, pensaba en todo eso bajo el soportal de su edificio, mientras su amigo olisqueaba ansioso con el hocico a flor de piel un buen lugar dónde depositar sus excrementos, sin que estuviera previsto que a pocos metros una bella lanuda con hocico similar al suyo se contorneaba perrunamente a su alrededor. 
Y como en la vida, en ocasiones, los minutos anteriores no son en absoluto un prefacio de los siguientes, aquel amigo suyo del alma, aquel amigo fiel, siguió los pasos veloces de su nueva novia sin, ni tan siquiera, mira atrás. 
Él, lo esperó bajo el frío de la calle algunas horas más, pero su amigo no apareció. Y, desde entonces, cada noche, haga frío o llueva, baja solitario a la calle con la esperanza de que su lanudo amigo aparezca, como es de esperar que haga siempre el mejor amigo del perro.              

domingo, 18 de noviembre de 2012

CINE: REDENCIÓN (TYRANNOSAUR) -UK, 2011-

Cuando un crítico dijo que esta película no era para verla un apacible sábado por la tarde, llevaba toda la razón. Pero, añadiría yo, mucho menos verla un plácido domingo por la tarde, sabiendo que la estaca del lunes se cierne certera y una daga podría atravesar la garganta y el corazón si al recuerdo de esta película se une el desgarrado momento en el que suena el despertador el lunes por la mañana.
Pero es cine, y el buen cine no puede ser ajeno a lo divino, pero tampoco a lo humano.
Porque mucho de humano, de desgarradoramente humano hay en esta película de una director  y guionista novato, Paddy Considine, que en realidad es un corto transformado en largo. Mucho peso y clave del éxito, es cierto, se debe al veterano actor británico Peter Mullan, pero es posible que la vida, incluso, pueda superar a todo lo que vamos a contemplar en esta buena -buenísima- película británica de 2011. 
Que en España haya sido titulada 'Redención' podría tener su lógica, pero una vez vista, yo me quedaría  con 'Tyrannosaur`' -que es su título original en inglés- , subtitulo en español que a priori no encaja, pero que encajará una vez vista la película. Genial ese argumento del tiranosaurio contado por Peter Mullan en el papel de actor principal. 
Lo consideré mucho antes de ver esta película, porque sabía que como buen cine británico, abunda en la psicología y en la vida de personajes británicos, totalmente hundidos ante las circunstancias de la cruenta vida, donde pareciera que todos los días son grises, algo que muy coincidente con el clima británico; pero una vez vista, me alegro por haberlo hecho, ya que este tipo de películas te reconcilia con el buen cine. No puedes dar la espalda a este tipo de producto. Como, en su día, no fue conveniente dársela a, por ejemplo, 'En el nombre del padre'. 
Suerte que horas antes, en mi sesión doble habitual de los sábados, opté por algo entretenido y francamente mejorable 'Viaje al centro de la tierra 2', (dos chutes de cruento cine hubiera sido un suicidio) en la que interviene (¡oh, sorpresa!) el bueno de Michael Caine. Supongo que de algo hay que comer cuando llega la cruel senectud.   

viernes, 16 de noviembre de 2012

CARGA DE FIN DE SEMANA Y OTRAS REFLEXIONES

Llega el fin de semana y con él la carga de kilómetros. Esa carga que no es posible hacerla durante la semana por las obligaciones laborales y la escasez de luz del día. 
Los días de semana sirven para otra cosa: rutas suaves, calidad, abdominales, gomas, elongación, flexibilidad, lastres....en fin, un amplio abanico de cosas que debemos hacer los corredores esforzados, aunque no todo se hace y no para todo hay tiempo y ganas, como venía a decir en la entrada anterior. 
Pero llega el finde y las cosas cambian. Ya no hay excusas. Hay que desembarazarse lo máximo posible de las tareas cotidianas y reivindicar a los tuyos -y tuyas- tu espacio. Ese 'dejad que me ausente' que era la frase favorita que gustaba citar a mi buen amigo Paco Montoro (por cierto, dónde se meterá nuestro amigo malagueño) del Dr. Sheehan. 
Una carga de kilómetros que en mi caso es necesaria y precisa si quiero cumplir con lo propuesto allá por septiembre: hacer entre cinco o seis medias maratones hasta final de año. Hasta ahora he cumplido con cuatro -Guadix, Motril, Jaén y Granada- y si nada se tuerce, la semana que viene cumpliré la quinta: Córdoba. No descarto correr otra en diciembre si la hubiera cerca de Granada -¡ideas, por favor! Además, no niego que en Córdoba quiero hacer MMP, porque es un terreno propicio para ello pero, como sabéis, se cruzan muchos imponderables en una MEMA par vaticinar nada. Por lo pronto, iré a disfrutar de la ciudad y a disfrutar su prueba atlética cumbre. Lo demás, vendrá por añadidura; y si no viene, tampoco pasará nada. Esa es mi filosofía. 
Pero eso no implica que deba dormirme en los laureles. Sí, estoy trabajando para ello. No se trata de un trabajo intenso, pero sí programado, ya que mezclo tiradas largas con calidad y rutas suaves con elongación y abdominales casi diarios. También trabajo algo lastres. Todo a un nivel moderado, eso sí. Que eso sirva para cumplir los 90 minutos o no, ya se verá, pero también me vendría contento de la ciudad de la Mezquita con 92 minutos, claro que sí. 
Por tanto, este fin de semana sumaré alrededor de 30 kilómetros. Para mañana he preparado una ruta de unos 17 o 18 kilómetros, a un ritmo aproximado de 4'45'' el mil y para el domingo una ruta de unos 12 a un ritmo algo superior. 
La semana previa a la MEMA de Córdoba hay que ir desacelerando, pero habrá un día de series, una ruta suave de unos 13 kilómetros y otra corta de no más de 10, pero rápida. 
Esta es la ruta propuesta para mañana: 

Saldré de Pinos Puente en dirección a Alitaje y giraré dirección Valderrubio, en el cruce con Fuente Vaqueros. Un kilómetro antes de llegar a Valderrubio giraré hacia Zujaira y Casanueva, para volver a Pinos Puente por Ánsola. En total unos 17 a 18 kilómetros. Lo precisará el GPS. 
            

jueves, 15 de noviembre de 2012

VUELVO A LA PISTA (POR AHORA)

Vuelvo a la pista, lugar del que no debí despedirme durante tanto tiempo. Como el otoño, siempre vuelvo a las pista en los meses de octubre o noviembre. Algo debe tener el tartán en esta época para que llamé tanto mi atención. 
Podría ser la, por lo general, noche brumosa no demasiado fría típica de otoño o ese olor especial a hojas caídas y castañas asadas que tienen los pueblos en esta época. Porque a un pueblo voy: a Atarfe. Una excelente pista en la que correr no es arriesgado; por contra, es agradable.
Caras conocidas por allí: Javi, Onio y TxomIn, que ya acababan; justo cuando yo comenzaba. Di una vuelta de reconocimiento a la pista con Javi -él para enfriar y yo para calentar- y allí permanecí una hora y media más. 
En total cinco miles suaves -entre 4' y 4,05''-, estratégicamente pensados para no aborrecer este necesario ejercicio de calidad, porque aunque soy constante como corredor en ruta, no lo soy como corredor de ejercicios de calidad. Pero son necesarios para mejorar, qué duda cabe. 
El corredor profesional o el amateur, los lleva a cabo porque es su obligación, su pan diario, pero el corredor aficionado no tiene por qué. Pero si se busca mejora, las series, los fartlek, la carrera progresiva, la técnica de carrera, el trabajo con gomas, lastres o pesas suaves  y la elongación concienzuda son elementos necesarios si queremos completar el círculo como corredor. De todo he hecho, he de decir, pero no con la debida constancia. Por decisión personal. Precisamente, para no caer en la telaraña del corredor que sólo tiene en mente mejorar marcas y ser cada día mejor corredor. Todo forma parte de una decisión personal y de estructuración del tiempo. 
El mío está estructurado de otra forma y el correr aficionado ya tiene su porción más que suficiente. 
Sin embargo, eso no es obstáculo para reconocer que hacer series te hace sentir ser mejor corredor. Como elongar bien; o comer adecuadamente; o trabajar más con las gomas. Pero también me interesa escribir mejor, leer más, ver más cine y disfrutar con los seres queridos. 
Ya digo, se trata de opciones. De libre albedrío. Sin embargo, ahora estoy pensando en la última serie hecha esta noche (esa última que a regañadientes haces), al filo de las 9 y pico ya, y me siento francamente orgulloso por haberla hecho. Deben ser las contradicciones, como dijo Mao.    
   

miércoles, 14 de noviembre de 2012

EXTRAÑA JORNADA DE HUELGA Y OTRAS CUESTIONES

EXTRAÑA JORNADA DE HUELGA 

La jornada de huelga general ha sido extraña. Desde luego, no se ha desarrollado como antaño. Nuevos elementos afloran en este momento histórico que hacen que lo que entendíamos como total inactividad laboral, ahora se transforma en descontento social. Nuevos perfiles que los sindicatos torpemente descuidan y que provocan el descontento general hacia ellos. Está claro que el ciudadano necesita reivindicarse, mostrar al poder su enorme descontento, porque hay motivos, pero a esas nuevas reivindicaciones hay que denominarlas de otra forma. El concepto de huelga general, ya no encaja. 

LA CIUDAD ACTIVA 

Particularmente, he comprobado que la ciudad latía de una manera más o menos normal desde primerísimas horas de la mañana. Tan sólo el efecto contundente de los piquetes -cada vez más violentos, por cierto- ha hecho posible que muchos titulares de pequeños comercios jugaran toda la mañana al gato y al ratón. Probablemente sea el día que más veces han desplegado sus cierres y persianas. Hay que decirlo claro: no había ni el más mínimo interés por seguir la huelga y tan sólo el efecto de esos piquetes posibilitaron que esos pequeños comercios cerraran sus puertas. Algo similar ha ocurrido desde primeras horas de la mañana en las grandes zonas industriales. 

SE FUERON LOS PIQUETES Y LLEGARON LOS ANTISISTEMA 

Los piquete informativos con los que me he cruzado esta mañana dejaban mucho que desear, tanto en su configuración como en su acción. Formaban parte de ellos personas que no sabían bien el propósito de su labor. Lo que en su día consistió en informar hoy  día se ha convertido en algo ridículo, he tenido la ocasión de comprobarlo. Provocaban, amenazaban, proferían insultos.  No es ese el fin. Es algo que los sindicatos deberían controlar. por su propio bien.  
Algo más tarde llegaron grupos antisistemas y perroflautas, más o menos los mismos que arrojaron al cubo de la basura la excelente idea 15-M. He contemplado el  dantesco espectáculo que se ha armado en la Plaza de la Trinidad de Granada. Por todo lo visto, hoy estaba totalmente claro que mucho antisistema estaba por armarla. Esperaban que saltara una chispa para enfrentarse a los antidisturbios, que en esta ocasión -probablemente no en otras- hay que decirlo, han sido pacientes y comedidos. 
Intentaban cerrar un bar e increpaban a sus clientes, algunos de ellos turistas. Deberían saber que el derecho a la huelga implica tanto la opción de seguirla como de no seguirla, nada de forzar la voluntad. Ellos intentaron forzarla y, finalmente, la batalla campal se consumió. Nada edificante sin duda para las fuerzas sindicales. Un amigo, afiliado a la CNT, al ver que muchos de éstos  portaban banderas de este histórico y luchador sindicato, se avergonzó.

RIADAS DE MANIFESTANTES EN LAS CALLES 

Lo que se ha visto por la tarde en las calles de las principales ciudades del país es otra cosa. Pero poco tiene que ver con la huelga. Más bien, la convocatoria de ésta se ha utilizado para canalizar el descontento social. Es totalmente lógico.
Nos enfrentamos a otros retos que la mera convocatoria de próximas huelgas generales que nada van a solucionar. Lo más sensato sería que la ciudadanía, al margen de sindicatos y partidos políticos, se organizara, aunque fuera de forma espontánea, para detener este desaguisado en que se ha convertido España. Hay que  hacer frente a la casta política y sindical y decirles dónde está su sitio. Pero eso lo tenemos que hacer los ciudadanos, al margen de banderas y reivindicaciones interesadas y maniqueas.  

martes, 13 de noviembre de 2012

SOBRE LA HUELGA Y OTRAS CUESTIONES BÁSICAS

UNIDOS EN EL OSCURO DESIGNIO 

Nuestro escenario social y económico cada vez se va pareciendo más al de Grecia. Sin duda, vamos directos a una 'helenización' de nuestra sociedad que no de nuestra cultura.
Grecia -y también Portugal- comenzaron su declive de esta manera: primera una huelga y al poco tiempo otra. Así hasta nueve, que son las que lleva ya el país heleno desde que comenzaron los recortes. 
En alguna ocasión he escrito aquí acerca del paralelismo que está habiendo entre nuestro país y Grecia -y también Portugal-; comenzaron las reducciones de sueldos a empleados públicos, continuaron las congelaciones de las pensiones, el aumento de la edad de jubilación,  comenzaron los suicidios, los despidos indiscriminados en las empresas y sobrevolando sobre todo las duros a ajustes exigidos por la troika en su conjunto o por la UE. Y aún así Grecia -y también Portugal- siguen sin levantar cabeza; todo lo contrario. He añadido de forma deliberada: y también Portugal, porque ese 'también' ya debe de estar precedido de España. De hecho, ambos países mañana comparten aún más sus oscuros designios: una huelga general. El otro país que acompaña a éstos es, nuevamente, Grecia ¿No forma parte todo esto de un oscuro designio?  

EL MENSAJE DEL 'WhatsApp'

Esta tarde me ha llegado un 'WhatsApp' de origen desconocido -seguramente de alguien que tenía mi teléfono en su agenda-, en el que se me animaba a seguir la huelga y de camino no consumir un céntimo y no he podido más que preguntarme si lo más sensato es detener la actividad productiva y de camino no consumir ¿No deberíamos hacer todo lo contrario los pocos que aún podemos hacerlo?

¿QUE ES HOY DÍA UNA HUELGA GENERAL? 

Hasta no hace muchos años hemos sabido más o menos lo que era una huelga general. A groso modo, todo funcionaba más o menos con cierta coherencia: la mayoría de la gente trabajaba, los sindicatos no formaban parte del sistema con el mismo descaro que lo hacen ahora, la economía funcionaba más o menos bien..., luego, siempre era un placer darle al gobierno donde más le dolía, es decir, arruinarle el día y detenerle la actividad. 
Pero estamos casi en 2013, España técnicamente intervenida por la UE - y es posible que hasta vigilada desde hace tiempo por la troika-, las CCAA más grandes y mas derrochadoras, totalmente intervenidas por el Estado por mor de los préstamos recibidos y alguna de ellas pidiendo la independencia, el conjunto de las Administraciones Públicas secas como la mojama, un desempleo estructural que va camino del 30% de la población activa -en algunas CCAA como Andalucía, camino del 40%- y, en suma, un país en descomposición, con una clase política que está esperando a que esto se hunda para sacar sus botes salvavidas y escaparse del naufragio, como viene a decir García Trevijano; luego, si a lo que estamos asistiendo es a la 'africanización' de España, ¿qué sentido puede tener una huelga general, que además hace tiempo se ha convertido en política al dirigirse tan sólo contra un determinado partido que asume en estos momentos el Gobierno Central y no contra el conjuntos de los Gobiernos que pululan en este país, culpables todos de esta dramática situación. El cinismo más repugnante en todo esto ha venido de parte de los dirigentes de la Junta de Andalucía, que lejos de reconocer su fracaso económico y parte de culpa de este desastre, encabezarán algunas pancartas y piquetes y detendrán la actividad institucional. Como si fuera con ellos.    

¿HACIA DÓNDE VAMOS? 

No se sabe, pero todo el mundo podría coincidir que hacia ningún sitio agradable. Detrás de esta huelga vendrá otra; y después  otra, pero el país se seguirá empobreciendo aún más, porque España ha entrado en un proceso de destrucción económica y cada vez veo más claro que la Europa rica piensa que su velocidad no es la nuestra; por tanto, como si de un maratón se tratara, los favoritos y fuertes tirarán a un ritmo imposible de seguir, cobrando cada vez más ventaja y quienes no han entrenado y, además, jamás tendrán la genética de aquellos, se irán rezagando cada vez más hasta que se tengan que detener. En argot maratoniano los africanos siempre ganan, pero en el económico siempre pierden. Y España cada vez pierde más y cada vez se parece más a África. Y lo digo sin ánimo peyorativo alguno. 
Por tanto, yo propongo que si no podemos ser cola de león y no podemos estar con nuestros socios poderosos, seamos cabeza de ratón y encabecemos una cruzada y de camino lideremos a esa África que tenemos al sur. Total, muchos de sus habitantes ya viven entre nosotros. Medio camino ya está recorrido.      
  

lunes, 12 de noviembre de 2012

CINE: SHAME (UK, 2011)

Shame, en mi opinión, es una excelente película, pero no una obra maestra como ha sido calificada por algún sector de la crítica. Ni que decir tiene que estamos ante una película perturbadora, totalmente coherente en cuanto al guión que conduce su trama (no entiendo los guiones enrevesados si no hay necesidad de ello), pero considero que Steve McQueen, director y coguionista, podría haber usado el guión de una manera más brutal si cabe, toda vez que el asunto de la obsesión sexual siempre da para mucho. 
Sin embargo, hay que concederle al director parabienes porque en ningún momento ha querido distorsionar ese guión con historias dantescas e increíbles -por muy dantesca que pueda ser la obsesión sexual del protagonista- y eso le honra. Así como tampoco ha querido hacer una película con un único fin sexual, pues no se trataba de eso. Se trataba, eso sí, de desnudar por dentro y por fuera a una persona que vive obsesionada con el sexo, o con la idea de él, lo que conlleva siempre un déficit afectivo. Y en ese aspecto hay que valorar la actitud del director en cuanto a la honradez mostrada al tocar tan espinoso asunto sin que le salga una peli porno. Además, el conflicto sexual- llevado a extremos o no- no es un asunto demasiado extraño en nuestra sociedad actual.
Lógicamente, la ciudad elegida para que su protagonista -perfectamente interpretado por el alemán Michael Fassbender-, pueda reventar sus instintos, no podía ser otra que New York, que pasa por ser la ciudad más liberal de Estados Unidos, un país que no creo que tenga demasiado solucionado el asunto sexual, dada su doble moral.
Y hablando de Fassbender, qué podemos añadir a su enorme acomodo a papeles de seres perversos o atormentados, sin que se le olviden otros registros antagónicos -formidable en el papel de 'Centurión', por citar una película que me fascinó-. 
Advertir que esta película es de fuerte calado y puede ennegrecer el alma. Como dice Boyero 'una historia que deja poso'.

domingo, 11 de noviembre de 2012

SE PERDERÁ COMO LÁGRIMAS EN LA LLUVIA

Carretera Búcor con el histórico Cerro de los
Infantes a la derecha.
  
   Soy humano y en ocasiones me pregunto sobre qué es lo que se activa en mi motivación cuando cualquier mañana de fin de semana o cualquier tarde -o incluso cualquier noche- esté lloviendo, haga frío o esté nevando, me visto con la ropa técnica adecuada y enfiló cualquier carretera local o cualquier camino asfaltado o no y me dispongo a batirme contra el terreno y a acumular kilómetros; subir cuestas; bajarlas; deslizar mi mirada a través del horizonte y sumergirme en una inacabable recta para doblar una curva y encontrarme otra recta de igual o superior longitud; introducirme en caminos inhóspitos o embarrados o sumergirme en carreteras sinuosas y solitarias, sabiendo que puede arreciar la lluvia o el frío y tan sólo contaré con mis pulmones, con mis piernas y con mi corazón ¿Cuál es la motivación? 

Desvío a Olivares con el pueblo al fondo.
Pero siempre que me lo pregunto se reafirma más la idea de que es lo que debo hacer; es lo que quiero hacer, por encima de otras cuestiones más o menos mundanas. Prefiero diseñar una ruta de 20 kilómetros -como la del sábado- a reservar una mesa en un restaurante de lujo; correr por esos caminos con lluvia y frío -como hice en la mediodía del domingo- a abrir una botella de champán para celebrar éxitos efímeros y terrenales; correr una noche cerrada por el Albayzín a arroparme en una mesa camilla. Porque sé que todo a lo que renuncio tiene su tiempo y su momento y siempre se podrá hacer, pero no siempre se podrá correr en plenitud física y mental, tener la fuerza necesaria para subir cuestas y veredas y contar con la motivación necesaria para correr en la noche cerrada por la ciudad, porque es algo efímero y se perderá como lágrimas en la lluvia. Y porque no deseo, como en el poema de Borges, tener que añorar lo que no hice cuando ya no sea posible hacerlo. 

(FOTOS DE GOOGLE EARTH DE DISTINTOS PASOS DE MI RUTA DE 20 KILÓMETROS DEL PASADO SÁBADO ENTRE PINOS PUENTE Y OLIVARES)

sábado, 10 de noviembre de 2012

ÉSTA ES LA PROPUESTA PARA HOY

Ésta es la propuesta para hoy....


...y espero cumplirla. 20 correosos kilómetros entre ida y vuelta. Llegaré hasta aquí: 

  
Y entonces ya estarán hechos 10 kilómetros. Y aquí.... 

  
...beberé fresquísima agua, para regresar de nuevo. 

En total 20 kilómetros, en los que habrá alguna subida, alguna bajada, tramos de terreno dispar y roto y tramos de camino llano: y presidiéndolo todo un impresionante misterioso paisaje a mitad de camino entre la Vega y Los Montes Orientales. 
¡Vamos a ello!

jueves, 8 de noviembre de 2012

UNA RUTA URBANA PINTORESCA

Correr por Granada siempre es apetecible, a pesar de que quien lo escribe no se inclina demasiado por las rutas urbanas y, por lo general, sólo las frecuenta en la época del año en que las tardes son cortas y el velo de la noche cae como una losa. Pero ayuda sobremanera correr por lugares con tanto encanto como es el Albaizyn, presenciando la Alhambra y las distintas construcciones nazaríes, muralla incluida para, posteriormente, bajar por la Carrera del Darro y casi darte de bruces con el bullicio de la ciudad que ya se barrunta en Plaza Nueva y que se confirma en la Gran Vía Granadina. Lógicamente, no todas las calles por las que se transcurre esta ruta ofrecen al corredor una belleza sin par, pero casi todas. 
Una ruta que hice el pasado miércoles con la particularidad añadida de haberla hecho en noche cerrada, en una tarde otoñal encantadora, sin excesivo frío y sin lluvia, pero con las calles y los parques mojados aún por la reciente lluvia caída. Una ruta de 11,5 kms. que me planteé hacer a ritmo sosegado y que me transmitió un sosiego y una libertad inusual. Poder atravesar el barrio árabe y presenciar la Alhambra iluminada desde el Mirador de S.Nicolás y saber que todo eso lo puedes hacer con la sola tracción de tus piernas es algo inexplicable y sobrecogedor. 
Pero qué mejor que mostrar las fotos de Google Earth, a pesar de que éstas sean diurnas. 

Comienzo de la ruta en la novísima Avenida García Lorca, en el extrarradio de la ciudad.

Quienes hayan corrido la Media Maratón de Granada, les será familiar la Avenida Luis Miranda Dávalos.

Un lugar también conocido. Subimos poco a poco para llegar a la altura del Monasterio de la Cartuja.

Esta es la última cuesta de la Media Maratón de Granada, antes de buscar un terreno mucho más benigno. A la izquierda la nueva Sede de la Junta de Andalucía.

El Monasterio de la Cartuja, de dilatada historia granadina, nos recibe igual de bello tanto de noche como de día. Es un lugar único.

Ya estamos al principio de la antigua Carretera de Murcia. Esas rampas nos vaticinan ya que vamos a subir al Albayzin, uno de los barrios más altos de Granada; y sin lugar a dudas, el más bello.

Aunque pudiera pensarse otra cosa, no se trata de rampas complicadas. Se suben muy bien.  

A partir de este momento comenzamos a contemplar Granada.... 

....y además, ya comenzamos a ver Sierra Nevada, que aún carece del blancor característico. En breve  eso se solucionará. En Granada el invierno no avisa. 

En este tramo, el viajero no puede evitar dejar su coche y asomarse al mirador, justo en la entrada del Albayzín. Las vistas de la ciudad, la Sierra y la Vega son sobrecogedoras.  

El populoso restaurante 'Casa Torcuato' nos indica que ya estamos en la calle más radial del Albayzín, la denominada Pagés del Corro. 

Ya podemos contemplar la Iglesia por excelencia del barrio, la de S.Nicolás, que nos llevará al Mirador del mismo nombre.

Siempre que hago esta ruta, el Mirador de S.Nicolás no me coge de paso, pero no puedo evitar correr unos metros y detenerme allí unos minutos para no perderme esta impresionante vista. Si es nocturna, la impresión se convierte en magia. Clinton, al menos en eso, llevaba toda la razón al catalogarla como uno de los atardeceres más bellos del mundo. Nadie que visite Granada debería perderse ese espectáculo. 

Bajar por la Cuesta del Chapiz por la noche es una gozada. Se presenta silenciosa y misteriosa. Pareciera que se hubiera detenido el tiempo.

El Paseo de los Tristes, desde mi punto de vista, es una de las referencias visuales más impresionantes del monumento nazarí. Por la noche lo encontré solitario y oscuro y ese hecho lo hacía aún más bello. Algo mágico. 

La Casa de Castril, que alberga el Museo Arqueológico de Granada tiene para quien esto escribe un sabor especial. Enfrente la Iglesia de S. Pedro, junto al río Dauro, una de las primeras construidas por el nuevo poder cristiano de los Reyes Católicos.

Como decía al principio, el jolgorio ya se barrunta en la Plaza Nueva, a pesar de que es una zona con rincones muy íntimos y tranquilos. Ese jolgorio es mayúsculo cualquier mañana gracias al movimiento judicial que ofrecen el edificio de la Real Chancillería y el edificio de los Juzgados. 

Pasada Plaza Nueva, la calle Reyes Católicos nos sumerge en una ciudad moderna y ruidosa, pero con un encanto singular también. 

Comenzamos a correr a lo largo de la Gran Vía, cuyas recientes aceras anchas nos vienen muy bien. En este tramo, el final de la Media Maratón, está apenas a cinco kilómetros. El cimborrio de la Cápilla Real de la Catedral y la entrada a la Alcaicería a la derecha.

Ya dejada atrás la Gran Vía, la otra gran avenida que nos espera es la de la Constitución, cuyo paseo central nos viene de perlas para correr sin apenas obstáculos de viandantes, dada su anchura.

La Plaza de la Caleta, ya nos acerca a nuestro destino, apenas ya a dos kilómetros.

Esta zona de Los Mondragones -nuevas oficinas municipales-  no es demasiado cómoda para correr, pero por suerte no es una calle larga.

Estas avenidas anchas y nuevas del barrio de Parque Almunía son otra cosa. Correr por aquí es agradable y poco obstaculizador. 
            

martes, 6 de noviembre de 2012

LA RENUNCIA DE JAVIER MARÍAS

La reciente renuncia por parte del escritor Javier Marías al Premio Nacional de Narrativa otorgado por el Ministerio de Cultura ha traído cola. Y lo ha hecho porque no es normal que sea así, ya que no se dan por estos lares esos signos de coherencia personal.
Los que leemos a Javier Marías desde hace años no nos sorprende ya que ha renunciado a otros premios públicos, sencillamente porque siempre ha sido muy crítico con el poder y con el español más aún si cabe, algo que siempre ha expresado, principalmente, en sus artículos. Y porque no es posible, siendo intelectual independiente, tener buenas migas con los titulares de este régimen corrupto en que se ha convertido España, un país que se está vanagloriando y africanizando a pasos agigantados, que a lo mejor es lo que quieren los poderosos de la UE. 
Pero, claro, es tanta la arrogancia en este país por parte de la clase política, que al bueno de Javier Marías le han caído hostias por doquier por parte de políticos adeptos, tertulianos y articulistas del régimen. Y sencillamente por ser coherente y renunciar a algo que no encaja con su predicamento. Además, ha aconsejado que los 20.000 € que conlleva el premio se dediquen a abrir bibliotecas que buena falta hace, previo agradecimiento al jurado, que es probable que haya actuado de buena fe, estoy seguro. 
Hace falta gente así, qué duda cabe. Gente que vomite ante la estulticia corrupta y de pensamiento único en el que se ha convertido España, gobernada por una clase política que ya no se corta un pelo en trincar  amparándose en razones de Estado o razones de Autonomía, que para el caso da igual. 
Bien por Javier Marías.  

CINE: EL MUNDO ES NUESTRO (ESP, 2012)


Cada año llega a la gran pantalla alguna película española fresca, novedosa, talentosa, renovadora y muchos más adjetivos que se podrían utilizar. 'El mundo es nuestro' es una de ellas por muchos motivos, siendo uno de ellos que haya sido financiada por el método novedoso denominado con el término anglosajón de 'crowdfunding', que podría traducirse como 'financiación en masa', porque esta película se ha financiado de esta manera, a través de la red principalmente.
¿Y qué producto ha resultado? Un buen producto sin duda. Con la estética de un corto y con una duración más larga que el corto mismo, pero más corta que un largometraje en sí, aborda asuntos que aún no son tópicos, pero camino vamos de ello y eso habría evitarlo. Me explico. Aborda y entra de lleno en lo que está ocurriendo en nuestro país desde hace algunos años, que se podría resumir en un sistema corrupto, dominado por el poder y los bancos y en el que el ciudadano se queda totalmente al margen ¿nos suena eso de algo? Claro que sí. A todos. 
Perdedores por doquier entre los pocos protagonistas de esta película, casi coral, pero que llevan a cabo un excelente ejercicio de crítica y ajuste de cuentas con el sistema que nos está atrapando. Y como trasfondo qué mejor que Sevilla, sede de la Junta, que es un claro paradigma de choriceo institucional; y qué mejor que el barrio más sevillano de todos: Triana.  
Chorizos, empresario delincuente, ciudadanos normales que sólo quieren salir para adelante cómo sea -genial la introducción del parado-, políticos corruptos, policía despistada...y cómo no desarrollándose en Sevilla: una procesión. Asuntos que conoce bien su director y coactor principal del film porque es sevillano de nacimiento, el joven director y actor Alfonso Sánchez.
Es una película que está muy considerada por la crítica, pero como suele ser habitual pasa -si es que ha pasado- de forma muy efímera por la gran pantalla, tan fiel a grandilocuentes producciones de Hollywood. Ahora hay oportunidad de verla en DVD/BD y es recomendable hacerlo porque no defraudará a nadie o a casi nadie.         

domingo, 4 de noviembre de 2012

XXX MEDIA MARATÓN DE GRANADA (4/11/2012)

La MEMA de Granada nunca deja de sorprenderte. Te desarma, le da la vuelta a las expectativas y nunca, nunca descansa. 
No ocurre así con otras medias, mucho más predecibles por el terreno más uniforme o más predecible. Pero en Granada es distinto. Todo es distinto (y no sólo en el plano atlético). 
Conoces la ciudad, vives aquí, conoces las calles que vas a atravesar; algunas de ellas, incluso, las tienes cerca de tu domicilio y has entrenado por ellas, pero aún así, como si se tratara de una gitana de la Alcaicería, siempre te acaba engatusando a pesar de tus reticencias. 
Un engatusamiento que viene determinado por el olvido. Un no recordar que en esta prueba hay tramos que podrían romper el ritmo al mismo Gerbselessie. Y esos tramos están ahí, año tras año. 
¿Por qué, de qué manera se puede denominar a ese tramo que irrumpe entre el kilómetro 18 y 19; ¿o esos picados entre el 10 y medio  y casi el 14? Tramos que están ahí acechantes, a la espera de encontrar en el corredor la más mínima debilidad para atacarle. Y magnifico esto porque nadie en su sano juicio podría llamarles estos tramos cuestas en sí, como puedan ser las de la Avenida de Madrid o de Andalucía, en Jaén. Nada de eso. Por eso creo que esos tramos los pone ahí el demonio. 
El caso es que no hay nadie con quien hables y no te hable de ellos; y un servidor que ya ha corrido -creo- seis ediciones de esta prueba tampoco acierta a interpretarlos. Dirá el corredor que no haya corrido esta prueba que exagero -y es posible que también lo diga quien la haya corrido-, pero no, no exagero. 
Ocurre que en la MEMA de Granada no hay terreno que ayude. Me explico. Por ejemplo, en Jaén hay duras rampas, pero hay también terreno que ayuda. En cambio, en Granada, por su morfología, ubicada en la Vega pero ya insinuando los picos más altos de la península, cualquier calle tiene nostalgia de altura, aunque eso, en apariencia, no se nota. Pero sí se nota. No, no es una media fácil. 
'Hasta la calle Arabial (que pasa por ser una calle llana) está picada' me decía mi buen amigo Bootello antes de la salida. Y es que como buen granadino y conocedor de esta ciudad, razón no le falta. 
Por ese motivo, es difícil hacer marca personal en Granada. Sí en otras medias, pero no en Granada, a pesar de que -qué duda cabe- algunos la han hecho. 

Foto debida a Paqui
Como es mi caso. Hice MMP en 2011, pero no se ha revalidado en 2012, cuando en mis cálculos todo estaba previsto para que así fuera. Sin embargo, se me han ido seis segundos por kilómetro (4'30'' el mil en mi GPS) con respecto a 2011, algo que ya barruntaba cuando en el  kilómetro 10 pasaba en 44 minutos, con muchos problemas de fuerza. Y si eso es así en el 10, la situación lógicamente tendría que ir a peor porque los kilómetros peores llegan a partir de ese punto kilométrico.  Y así fue. Sin fuerzas y enfrentado a lo peor de la carrera. Correr así es un infierno. Pero lo peor son las malas sensaciones, ese pasar calles  sin disfrutar un ápice, deseando que aquello acabe. 
Realmente, esa es la grandeza de correr. Si todo fuera más sencillo, si todo fuera más predecible, si todo fuera más calculable, se perdería lo imprevisible y con ello la ilusión y la sorpresa. 
¿Y qué decir de la MEMA de Granada cómo gran evento deportivo? No cabe duda que cada año va a más y así lo atestigua el cada vez mayor número de inscritos (muchos de fuera de Granada), algo que es bueno para la ciudad y para este deporte pero que también cuenta con sus inconvenientes. Por ejemplo, la salida. Una verdadera tortura, en la que algunos llegamos hasta perder alrededor de un minuto y medio -en función de donde estuvieras colocado-. Normalmente esto ocurre en todas las pruebas en las que participan tres mil corredores -ese era el límite de inscritos en Granada y se agotó-, pero también existen las medidas correctoras. Entre ellas, se demuestra como poco útil la señalización de tiempos previstos. Hoy en Granada esa señalización existía en la salida, pero me da la sensación que poca gente lo sabía (Emilio y yo nos sonreímos al vernos en la que indicaba 1 hora y 15 minutos); también está la opción de los globos que funciona bien en otras pruebas; y si nada de eso se usa, al menos habría que dar la opción de que el corredor conozca su marca personal, datos que arroja el chip, pero que como muy bien observó Roberto, es un servicio que hay que pagarlo. Lógicamente, lo más económico es siempre dar tiempos intermedios, que no son reales, a pesar de que ese asunto está prácticamente solucionado por el sofisticado servicio que prestan los GPS personales, cada vez más infalibles. Por tanto, mucho que hacer tiene pendiente el Ayuntamiento de Granada aún si quiere que su MEMA sea una de las más vistosas de Andalucía. 

En ocasiones la tecnología eléctrica hace malas pasadas (Foto debida a Paqui)













En otros aspectos organizativos nada que objetar. Bien el personal en los cruces y en los avituallamientos y enorme nivel de voluntariado que hacían que las colas  fueran más efímeras. También se ha ganado -al menos en glamour- trasladando la Feria del Corredor a un Centro Comercial ultramoderno recién abierto, hay que decirlo. 
Poco más que añadir, sino dar a todos la enhorabuena por haber concluido esta dura prueba y que la fuerza acompañe en ediciones futuras. 
En el apartado protocolario, mucha gente amiga y conocida -de la que alguna me olvidaré; pido disculpas-: Emilio, que ha hecho un magnífico tiempo en su primera media; a Mario, que ha ido desbocado hasta el kilómetro 10; a mi Álter, Jesús Lens, porque él sabe que se compite tal se entrena; a Roberto, para que pierda el miedo de esa lesión y a Paqui para que le convenza; a Bootello, que no ha tenido su mejor día pero que tendrá días de gloria sin duda; a los diversos compañeros de mi club, Caja Rural, con los que tuve la ocasión de charlar, cada cual con sus objetivos cumplidos o por cumplir; a 'Carlillos', que ha hecho su primera competición infantil y a su padre para que lo anime; y muy especialmente a mi 'compae' Paco, que se ha hecho con un 'palco' en Parque Almunia -el año que viene tiene que saltar a la arena-, que esperando ver al hombre de negro le sorprendió otro de rojo. 

EBOOK: RELATOS Y ARTÍCULOS DE VIAJES: ROTHENBURG

Si nadie le cuenta al hipotético lector nada sobre el pueblo de Rothenburg no habrá forma de imaginarlo a pesar de haber llegado...