domingo, 6 de mayo de 2012

UNAS NOTAS URGENTES SOBRE EL GRANADA-REAL MADRID DEL PASADO SÁBADO


Lo que pasó el pasado sábado en Los Cármenes no tiene nombre. Son cosas que tan sólo suelen pasar en Granada.
No tiene nombre ir ganando al Real Madrid por uno a cero durante ochenta minutos y que éste acabe ganando a pesar de la poca ambición que demostró. De hecho el Madrid no ganó: el Granada le regaló el partido.
Y no tiene nombre que jugadores profesionales, que cobran entre 500.000 y 1.500.000 de € al año, monten esa injustificada trifulca de acoso y derribo al colegiado que va a contribuir de forma decisiva a tener un pie en segunda, ya que de forma gratuita muchos de los jugadores imprescindibles no podrán jugar el último partido en Vallecas.
Y de todo lo que no comprendo, lo que menos es ese acoso al árbitro, conjurando hacia él todas las culpas de la derrota. El árbitro en absoluto tuvo culpa de que Moisés Hurtado confundiera el fútbol con el rugbi, ni que David Cortés marque un gol en propia puerta de peña de fútbol de domingo, de esas en la que veintidós barrigudos calman su sed de fútbol y amistad. Que hubiera un poco más de prolongación de la real o que el árbitro sea de Zaragoza nada tiene que ver con el resultado final. Ni tan siquiera -¡por Dios!- que no dejara lanzar ese último córner. Es más, me lanzo a la piscina y afirmo que a pesar de los errores -muy habitual en el arbitraje- el árbitro Clos Gómez no los cometió de bulto. Quien los cometió de bulto fue: 1. El fanfarrón presidente del Granada por calentar el ambiente horas antes denunciando que el árbitro era de Zaragoza; 2. Insisto una vez más: los errores de los jugadores, que no supieron comprender que estaban a punto de ganar al todopoderoso Real Madrid y de camino salvarse del descenso y esa presión -que es psicológica- les paralizó y les violentó el cerebro.
Pero estamos en una sociedad muy hipócrita y poco justa y de camino falta de memoria. Y lo digo por esos dos puntos que perdió el Granada ante el Real Mallorca por mor de aquel paraguazo del joven moro. Aquél día el Granada ganaba por uno a cero y por lo que se veía en el terreno de juego era más probable que marcara el Granada el segundo que el Mallorca el empate. Sin embargo, ese joven, acogido en un centro de menores de la Junta -es un deporte nacional en Marruecos mandarnos menores para que les mantengamos mientras su Rey se pudre de oro y lujo- le lanzó un paraguazo a un linier provocando la suspensión del partido y la reanudación en frío días después sólo sirvió para que el Mallorca empatara tras lanzar un penalti. He de decir, como se indica aquí, que no comparto la tesis de la fiscalía, el club y la prensa de que el paraguas salió despedido de la mano del joven marroquí de forma accidental. Aquello fue mucho más grave y nadie se rascó las vestiduras; esos dos puntos pudieron hacer perder una liga y no éstos del sábado, que eran más predecibles de perder.
Y ahora, un Granada mermado que irá a Vallecas a cara de perro sin tres de sus mejores jugadores. Eso si que es un verdadero dislate.

En la entrada de mañana hablaremos de cómo corrimos y vivimos la prueba de fondo de Salobreña.          

6 comentarios:

  1. Como espectador que presencié in situ todo lo ocurrido en el Nuevo los Cármenes estoy en casi todo de acuerdo contigo, excepto en que fue Moises Hurtado el que hizo el placaje tipo Cinco Naciones de rugbi y que el árbitro dejó de pitar alguna que otra falta a favor del Granada que pudo descentrar, pero en ningún caso justifica las niñatadas de unos mercenarios, que ni quieren al equipo, ni sienten sus colores y que se creen dioses y que están en muchos casos faltos de educación y cultura que evitaría actitudes macarras como las de anoche.
    Ganan mucho dinero y muy rápido desde jóvenes, pero no se forman como ciudadanos ni como personas y ese desequilibrio tuvo un claro ejemplo anoche en algunos de ellos.
    Cambiando de tema, te ha venido bien de talla la camiseta de salobreña?... mode ironic on.
    SaludoSS y viva el Getafe y el Atletico de Madrid que son los que nos pueden dejar en primera.

    ResponderEliminar
  2. Esos "hombres", como decís, carecen de un mínimo de educación y saber estar. No tienen la culpa, en cualquier caso. No saben donde están parados, no son conscientes del dinero que ganan y de lo poco que trabajan, de que son ejemplo para miles de niños, muchos de los cuáles irán mañana a mi centro a jactarse de la heroica actitud de Dani Benítez, emulándolo en el recreo y en definitiva, convenciéndose de que ésa es la forma correcta de actuar.
    Lamentable. Siempre el fútbol.
    Mucho mejor el atletismo, magnífica mañana en Salobreña, qué ganicas tenía de volver a ponerme un dorsal.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Alfredo, rectifico inmediatamente lo de Borja Gómez, un pequeño lapsus. Qué comentarte, pues que suscribo plenamente lo que dices, además siendo testigo directo en el campo. Yo me sonrojé por la tele, en Los Carmenes, quienes tenéis buenas dosis de cerebro y ética, me supongo que mucho más. Me he dado una "vuelta" por los foros de varios periódicos deportivos y el Granada no cae simpático gracias a esos, como bien dices, mercenarios.
    Al recoger mi bolsa, le dije a la chica que me diera una L. Lamentable. A ver que te parece La voz dormida. Saludos.

    Javi, lo que comentaba a Alfredo. Esta gente que ganan tanto sin merecerlo son los nuevos ídolos y no lo es quien se esfuerza, por ejemplo, sacando unas oposiciones. Es la sociedad que hemos montado.
    Te viene bien de vez en cuando bajar de la montaña al valle, como Zaratustra.
    Oye, Anathema alucinante. Pondré algo por aquí.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Me la descargué -como hago siempre con las películas que nos recomiendas- y la estuve viendo, pero desde el principio no me gustó nada, ni la forma ni el fondo. Siempre los mismos malos y los mismos buenos- durante muchos años fue al revés, ya lo sé-, pero estoy harto de guerracivilismos, de bandos , de revanchismos de hace mas de setenta años y demás.
    Tenemos problemas como sociedad, como país, una economía quebrada,unas instituciones despilfarradoras, una clase política constituida en casta privilegiada, una monarquía con el rumbo perdido y haciendo aguas por todos lados y en nuestro caso antes mencionado, deportivos, con nuestro Granada a pique de caer en el pozo de nuevo, como para que muestre sensible a películas de ese corte.
    Quizá en otro momento, pero ahora no.
    Aun así, gracias por compartirla con nosotros.

    ResponderEliminar
  5. Sí, de acuerdo, es lo que venia a decir en la crítica, que el cine no puede tener una única cara, que además es excesivamente teatral. Y sí, el tema ya está un poco pasado. Pareciera que ningún director español se precia si no ha hecho una peli sobre la guerra civil y la posguerra. Hay que ir dejando el tema de la Guerra Civil e intentar que no se repita algo así, pero sin obsesiones.
    De aquí a un par de días hablaré de otra que me gustó.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Buenas noches yo lo que pienso del Granada cf,es que a pesar de todo le debemos de agradecer la labor que se ha hecho en el Granada, es al señor quique Pina, ya que como te imaginas estamos en Granada en la tierra del chavito y aquí nadie pone un duro para el futbol, ya que después de 35 años en el fango del futbol, o es que no recordamos los cuatro años que hemos estado en tercera División o hace tres años cuando los futbolistas esbaban de rodillas porque no cobraban allí estabamos los verdaderos aficionados al futbol, no que ahora bueno todo el mundo se ha apuntado al pastel y sobre todo para ver al R. MADRID, un abrazo de Rafael Bootello Gutierrez

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

EL CUENTO DE NAVIDAD

 Desde que aquel británico de nombre Charles y apellido Dickens nos deleitara con su Canción de Navidad , muchos autores han querido se...