lunes, 7 de mayo de 2012

III PREMIO DE FONDO "VILLA DE SALOBREÑA" (6/5/2012)

Antes que nada, esta crónica me gustaría dedicársela a mi amigo Roberto Gil por su enorme carrera en Salobreña (probablemente la mejor de su trayectoria como corredor) y por esa progresión metódica que está experimentando. Verlo a punto de coger la anticamiseta, cuando yo apenas si acababa de llegar fue toda una alegría, porque alegría se experimenta cuando alguien se esfuerza y obtiene sus frutos. Así de honesto y puro debería ser todo en la vida: esforzarte y obtener los frutos. Y Roberto en ese aspecto es un inmejorable ejemplo. No ignoro que una parte importante de su ánimo y progresión se debe a ese fiel acompañamiento de Paqui, siempre atenta con su objetivo en el punto de mira.
Roberto en la llegada, celebrando su merecida marca
Dicho esto intentaré enlazar algunas cuántas palabras sobre esa prueba de trazado llano que ayer nos llevó a la costa granadina, porque Salobreña, por si alguien no lo sabe es uno de los pueblos costeros con más proyección turística de Granada, pero que sabe obtener frutos de sus dos ambientes totalmente diferenciados: el costero y el cultural-arqueológico de ese racimo blanquísimo de casas andaluzas en torno a un castillo árabe bien conservado que tiene su origen en el Siglo X, anterior, incluso, a la Alhambra de Granada. Castillo que pudimos casi tocar gracias a la perfecta ubicación de la  extraordinaria casa de Colin, artista belga afincado casi toda su vida en Salobreña, a la que acudí acompañando a mi amigo y Alter, Jesús Lens, una vez ambos hicimos los deberes correteando por las calles de Salobreña. 

Podría hablar durante un buen rato sobre mi prueba, pero no creo que merezca el empeño, ya que ésta se puede resumir en muy poco: una actuación discretísima, más de trámite que de esfuerzo, mirando aún de reojo esa reciente recuperación de esa lesión que me ha postrado durante más de dos meses. 
Cabría un mayor esfuerzo e, incluso, una mayor ambición, pero nada de eso estaba en mi mente y he de decir que sentí satisfacción personal cuando cruce a linea de llegada. 
Satisfacción por poder haber completado mi segunda prueba del circuito este año y satisfacción porque observo margen de mejora ahora que la lesión -y su efecto psicológico- va alejándose en el tiempo. Lugar habrá de apretar los dientes y acabar las carreras con la sensación de haberlo entregado todo. Mientras tanto baste con seguir atrayendo las buenas sensaciones y sentirse partícipe de esa gran fiesta del atletismo en que se están convirtiendo las pruebas del circuito. 
Pero ocurre que uno se relaja corriendo y eso también puede ser negativo. Uno acaba saliendo dos metros antes que el coche escoba y eso también puede ser negativo, principalmente cuando en pruebas como ésta de Salobreña, lo angosto de las calles puede hacer que perdamos un tiempo basura y, lo que es peor, no encontrar el ritmo adecuado hasta que no se han corrido más de dos kilómetros. Es lo que tiene de negativo la alta participación en salidas diseñadas para no más de quinientos corredores. Lo decía mucha gente: salir muy atrás hace que ir adelantando sea oneroso e incluso cansino, algo que podría evitarse con los llamados cajones o globos de marca, eso sí, siempre que eso se respete. 
Recuerdo que en las pocas pruebas que he corrido con referencias, el recorrido ha sido plácido y no accidentado. En esas pocas ocasiones todo el mundo respetó su tiempo y el único enemigo para tu marca eras tú mismo. Será muy difícil que esa mejora se imponga en las pruebas del Circuito de Diputación, pero sería perfecto que así fuera. 
En el plano personal, en la prueba de ayer, como decía, tuve buenas sensaciones, incluso en los tramos de más viento. Es lo positivo que tiene el ir sin forzar demasiado: que llegan las buenas sensaciones. Pero para ello hay que tener muy claro qué tipo de carrera quieres hacer y más vale tenerlo claro desde el principio. 
"Es lo positivo que tiene el ir sin forzar demasiado: que llegan las buenas sensaciones"
Sabemos que estamos en crisis. Sabemos que lo están los Ayuntamientos, pero quizá éstos deberían de pensar en la ilusión de los corredores noveles. Lo digo por lo de las camisetas o a decir con más precisión, la falta de ellas. Es cierto que a todos nos gustan, principalmente las técnicas. En mi caso, me suele ilusionar entrenar cada día con una de ellas para recordarme que corrí en Baza, en Motril ,en Guadix, en Córdoba, en Málaga, en Sevilla, en Madrid... en varios puntos geográficos (y me pregunto: ¿no debería ser también motivo de orgullo para esas ciudades?). Sales a entrenar y rebuscas en tu infinito armario y el color de una camiseta concreta te atrapa; la coges, lees su inscripción, recuerdas por unos minutos esa carrera y sales a entrenar con ella. Eso es bonito. Lo es para quienes ya somos veteranos en esto del correr, pero para quien está comenzando a hacerlo más que bonito le es fundamental tener una camiseta que le recuerde sus primeras carreras. Es en ellos en quienes deberían de pensar los Ayuntamientos que de manera desafortunada les restan ese privilegio a quienes comienzan a correr con ilusión. No todo está justificado en esta pertinaz crisis. No todas las líneas rojas son traspasables.  

10 comentarios:

  1. Vas mejorando y superando las carreras. Felicidades a Roberto.
    Y a esperar a que se salve el Granada. Se lo merece con mayúsculas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Buenas noches jose antonio en primer lugar darte las gracias por dedicarme esta cronica con foto incluida, ya sabes que siempre te leo aunque a veces no te ponga ningun comentario.
    Sin ninguna duda es la mejor carrera que ha hecho este humilde corredor de fondo, si bien tuve la suerte de llevar como liebre a mi amigo jose que me llevo y animo durante todo el recorrido. tambien procure arañarle unos segundos al crono situandome en una buena posicion de salida.
    como tu bien sabes este deporte no tiene secretos... entrenar, entrenar series y volver a entrenar. tambien es verdad que me estan respetando las lesiones, vuelvo a darte las gracias y nos vemos en huetor tajar el sabado 12 saludos roberto

    ResponderEliminar
  3. Me veo con mejores sensaciones Ramón. El Granada se ha puesto a sí mismo en una situación delicada. A ver el domingo en Vallecas.
    Saludos.

    Roberto, eres merecedor de esa dedicatoria por tu dedicación y esfuerzo.
    Nos veremos en Huétor Tájar, donde espero seas mi liebre, igual que en Alhama.Saludos amigo.

    ResponderEliminar
  4. Tu compae se ve actualmente tan lejos de esos tiempos, que siento una envidia sana que ni te cuento.
    Cuanta razón tienes Roberto el correr no tiene secretos, entrenar y entrenar y tener suerte en las lesiones. ROBERTO ERES UN CRAK, recuerdo algunas carreras en las que te tenía como referencia, pero visto tu tiempo de Salobreña, ahora mismo tendría que ir en moto para seguirte.
    Aprovecho tambien para felicitar a mi compañero Rafa Bootello, por su gran carrera , se nota que sus entrenamientos con HAILE GEBRESELASSIE están obteniendo sus frutos.
    Compae ganaremos en Vallecas con gol de Manolo Lucena a la salida de un corner. Somos de primera.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Compae, a la vista de tu habilidad para hacer comentarios -que espero sean más frecuentes- no vendría nada mal que le dieras a tu compañero Rafa Bootello un curso acelerado, que veo en él a un futuro comentarista destacado.
    Llevas razón, lo de Roberto es el triunfo de la voluntad y por eso se merece ese homenaje, que será corto comparado con el que tú tendrás cuando te asomes a la forma que atesoraste en la época de aquella memorable Media Maratón de Málaga, está en tus manos.
    Como te decía esta mañana, Vallecas es un campo hostil, pero éstos son capaces de lo mejor y lo peor. Compae, recibe un fuerte abrazo y a ¡entrenar que quedan pruebas por delante! Me voy al Pantano.

    ResponderEliminar
  6. Hola Jose Antonio te comentaba que es una verdadera verguenza la carrera de salobreña, ya que para el que se inicia en el mundo de las carreras le gusta tener un recuerdo de la carrera y que menos que le den una camiseta de la prueba, ya que además los corredores la gran mayoría venimos de Granada y tenemos un desplazamiento de 100 km ida y vuelta y se ha cobrado al que no está inscrito en el premio de fondo 10 euros, que yo creo que por lo menos debe de tener una camiseta y por respeto a los corredores que se desplazan de otras localidades de Malaga etc, y que bastantes corredores nos quedamos a comer y generamos un gasto en la localidad, por eso hay que suspender a la organización, buendo ya sabes que soy un incondicional de tu pagina, enhora buena campeon y que sigas escribiendo de esta manera, un abrazo de el incombustible Rafael Bootello Gutierrez, colega de Pacos Pinos que se ha hechado a la vida buena y no hay manera de arrancar a paquito a hacer una carrera.

    ResponderEliminar
  7. Rafa, en tus buenas manos está que nuestro amigo comience a correr, que hay que darle un empujoncito.
    Ojalá en Salobreña tuvieran la amplitud de miras que expones en cuanto a la importante trascendencia que tiene para una localidad la visita de más de 1000 personas -sin contar familiares y amigos acompañantes de los corredores-. Esa mísera camiseta es más un símbolo que un gasto y el precio es realmente bajo si se busca bien en el mercado. Los políticos han pasado del despilfarro a la contención total y ambas cosas son injustificadas.
    Gracias por tu seguimiento, que me consta. Nos vemos en Huétor. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Buenas tardes te comentaba jose Antonio que te veo bastante bien en lo que se refiere al correr, ya que después de esa lesión que has tenido has vuelto a las carreras por la puerte grande ya que tienes las mismas cualidades aunque es una faceta distinta a nuestro queridisimo Torero el Fandi, enhorabuene que sigas regalandonos buenas tardes de comentarios y que carreras eres un campeon,un abrazo de tu colega rafael Bootello Gutierrez

    ResponderEliminar
  9. Claro que sí, Rafa, hay que estar ahí a pesar de que las lesiones convivan con nosotros. Nos vemos en Huétor, campeón.

    ResponderEliminar
  10. Bueno la carrera muy chula pero...que verguenza el no dar una triste camiseta.
    Seguro que el dinero para tapar algun agujero del pueblo, que fuerte , yo no la corro mas me parece muy mal cobrarte 10 e y ni siquiera regalarte una triste camiseta , que para los que corremos es mas que eso,,como tu bien has explicado.
    uns aludo

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

EL CUENTO DE NAVIDAD

 Desde que aquel británico de nombre Charles y apellido Dickens nos deleitara con su Canción de Navidad , muchos autores han querido se...