jueves, 3 de noviembre de 2011

DESMANTELAMIENTO DE LAS TRAMAS DE LA JUNTA


Lo que había sido sospecha, con el paso del tiempo se convierte en una realidad cada vez más evidente: la autonomía andaluza ha sido un buen negocio para el partido que la ha gobernado desde sus orígenes. Y dentro de ese negocio, la cosa pública ha simbolizado un largo sabotaje que está lejos de ser casual para convertirse en algo indescifrable y complejo que probablemente se allana en una trama orquestada que ha permitido el beneficio de unos pocos advenedizos personajillos aprovechando el esfuerzo y la dedicación de muchos.
Actualmente hay dos procesos judiciales en marcha contra la Junta de Andalucía pero probablemente surgirán muchos más: el asunto de la trama de los Expedientes de Regulación de Empleo -ERE's- y la Reordenación del Sector Público o lo que es lo mismo, la creación de una Administración Pública paralela al margen de los principios legales establecidos en nuestro sistema jurídico. Ambos se encuentran en sede judicial.
El primer de ellos va camino de convertirse en un macroproceso con profundas raíces dada la magnitud del ilícito cometido y el fraude a gran escala, algo que es deducible de la lectura de los autos emitidos por la jueza Alaya, a la que esperemos dejen trabajar con total independencia; el segundo obtuvo el pasado miércoles una contundente respuesta judicial por parte de la Sala de lo Contencioso -Sala de Sevilla- del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. Una sentencia que responde a una demanda presentada por Empleados Públicos de la Junta de Andalucía (que han sufragado de su bolsillo) y varios sindicatos contrarios a la reordenación, acogiéndose a la vía especial de protección de los derechos fundamentales y que rotundamente acusa a la Junta de Andalucía de despreciar al Estado de Derecho y de vulnerar varios preceptos de la Constitución de 1978, entre ellos, el artículo 23.2 que reconoce el derecho de los ciudadanos a "acceder en condiciones de igualdad a las funciones y cargos públicos, con los requisitos que señalen las leyes", y el artículo 14, que de todos es sabido reconocer la igualdad de los españoles ante la ley.
Con esos únicos motivos -si bien, la Sentencia enuncia muchos más- cualquier persona honesta, sensata y democrática, que dice pertenecer a un partido democrático y ha jurado lealtad a la Constitución al asumir su cargo debería de dimitir "ipso facto", e irse a su casa avergonzado, pero claro, estamos pidiendo la luna.
La Sentencia también anula la condición de empleados públicos de 534 empleados de la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales, que es la primera derribada por los tribunales. El texto de la resolución judicial es claro porque ninguno de esos 534 empleados habían superado ninguna prueba de acceso para acceder a la condición de empleado público. Por tanto, la Junta de Andalucía se saltó los principios constitucionales de igualdad, mérito, capacidad y publicidad con total impunidad y -opino yo- supuesta prevaricación y supuesta alevosía. Entiendo, por tanto, que deberían depurarse responsabilidades penales y la fiscalía debería de actuar de oficio, pero no lo hará porque aún gobierna quien gobierna en el Estado español.
Lo que, al parecer, pretende la Junta de Andalucía para quien no esté familiarizado con este asunto es arrinconar a quien accedió a través de proceso selectivo legal -Funcionarios y Personal Laboral fijo- y aupar a miles de personas que, en su mayoría, pertenecen, son o han sido cargos públicos del Partido Socialista Obrero Español. Esto se puede afirmar porque existen muchos nombramientos en las Agencias de personas que tuvieron cargos de responsabilidad en las instituciones gobernadas por el PSOE. También se afirma que existen entre esas personas aupadas, cargos y afiliados de UGT y CC.OO. No conozco con exactitud ese dato, pero es bastante sospechoso que estos dos sindicatos hayan apoyado sin tapujos la pretendida reordenación del sector público y que sean las centrales con mayor afiliación entre los empleados de las distintas agencias.
Amigos y amigas, como sabéis este es un blog dinámico que no sólo habla de correr, y seguramente que este asunto, si no pertenecéis a los aledaños del colectivo de la función pública andaluza o no estáis familiarizados con este tema, podría ser de difícil digestión, pero creedme si os digo que lo que está ocurriendo en Andalucía es algo tremendo y que no afecta sólo a la función pública -de hecho el caso de los ERE's nada tiene que ver con la función pública-, se trata ni más ni menos que de tramas bien orquestadas y del progresivo desmantelamiento de esas tramas por la vía judicial de un régimen de supuestos perfiles corruptos que lleva instaurado en Andalucía más de 30 años.
Los dirigentes del gobierno autonómico de esta ajada tierra, tan dotada de virtudes, han provocado la pérdida de oportunidades, han dilapidado fondos europeos, han menospreciado el talento, el trabajo bien hecho, la dedicación concienzuda, la honradez, la cultura y un largo etcétera. A cambio han montado unas instituciones diseñadas para provecho propio y del partido y han sabido anestesiar a la sumisa y conformista gente de Andalucía con sus subvenciones, sus prebendas, su Canal Sur, sus folclores baratos, su marujeo televisivo...Pero advierto, eso sí, que incluso dentro de este entramado -como ocurre en todas las organizaciones-, ha habido gente capaz, honesta y talentosa que, con el paso del tiempo han debido de abandonar el barco; y es más, aún la hay, pero está amordazada, comprada con cuatro perras, o bien, esperando a que pase este desaguisado.
Deciros también -lo he dicho en muchas ocasiones- que el colectivo de la función pública, que tanto ha luchado y está luchando por el desmantelamiento de este régimen, está reivindicando no otra cosa que la independencia ante el poder político, con independencia de cual sea éste, que ese es el fin último de una función pública profesional.
¿No se trata todo esto, pues, de un régimen?
Sin duda. Como siempre digo a gente cercana, tendré que volver a ver de nuevo la trilogía de El Padrino, que al ritmo que vamos en este país se va a convertir en, apenas, una dura película de Walt Disney en clara rivalidad con Bambi, que tanto nos hizo llorar de pequeños.

6 comentarios:

  1. Precisamente esta tarde he entrado en este blogs esperando encontrar un artículo sobre la sentencia favorable del TSJA, con lo cual me alegro de que me hayan enviado este artículo. Como siempre muy real y muy descriptivo, en definitiva muy bueno.
    Así que gracias por ese tiempo que dedicas en clarificar estos temas a personas ajenas a la Junta de Andalucía. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Has intuido bien, nunca desaprovecho la oportunidad de comentar estos asuntos tan importantes.
    Gracias y saludos.

    ResponderEliminar
  3. Buena entrada para que salga a luz la corrupción de los políticos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Amigo Jose Antonio, estoy de acuerdo en un 99,9 % de lo que escribes en este artículo. Dicho esto, quiero aclarar que desde hace 20-25 años todo esto que describes y algunas cacicadas más, se sucedían en Andalucía, día sí y día también y el que osaba alzar una tímida voz contra esto era vituperado de fascista , revolucionario, derechista, golpista y enemigo de la región Andaluza..... hoy día esas voces antaño minoritarias se han vuelto mayoritarias, se denuncian sin miedos los abusos y excesos de una dictadura socialista que ha abusado durante 3 décadas en nuestra región. Mi queja es que esto lleva sucediendo hace muchos años y mucha gente ha hecho la vista gorda, pero bueno más vale tarde que nunca. Suerte el Domingo y después de las birras a apoyar a nuestro Graná. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Ramón, hemos de estar siempre alerta y la denuncia siempre es la mejor arma. Saludos.

    Alfredo, no puedo estar más de acuerdo contigo. Esta gente nos ha narcotizado con subvenciones, prebendas, engaños y otras yerbas y, efectivamente, los pocos que osaban denunciar eran tachados de fachas o algo peor, pero se ha demostrado con el tiempo que los fachas eran ellos y lo están demostrando sobradamente. Esta gentuza ha hecho mucho daño a Andalucía. Pero, en fin, aunque tarde ya nos hemos dado cuenta. Lo que espero es que los que vengan se aparten de este tipo de políticas egoistas, ramplonas y de partido.
    "Nos vemos" el domingo.

    ResponderEliminar
  6. Los asuntos que mencionas, EREs fraudulentos y reordenación del sector público, son sólo una muestra de lo que el PSOE-A ha montado en nuestra comunidad a través del clientelismo.
    La actividad política se ha convertido en pago y cobro de favores, con el dinero público.
    La fiscalía debería haber actuado hace mucho tiempo. Es vergonzoso.

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

LIBRO: LOS MEJORES POEMAS DEL XXV PREMIOS DE POESÍA DE TARIFA

Hoy al llegar a casa, me encontré en el buzón este pequeño y precioso libro que recoge los mejores poemas de los XXV Premios de Poesía ...