domingo, 3 de julio de 2011

MÁS RUTAS


Este puente que se insinúa al fondo, llamado por las gentes de lugar como "el de Alitaje" se ha reconvertido en otro más amplio y resistente que posibilita más y distintas rutas.

Aunque no lo parezca y exista cierta inactividad del blog -algo totalmente lógico en estas locas fechas de estío y relajación de los hábitos-, sigo en la brecha deportiva. Lo mismo o más centrado si cabe.
De hecho, esta misma mañana de domingo -que es cuando escribo esta entrada-, a eso de las 9,30 horas, cuando esa especie de rey Thingol, que el astro que más calor da, comenzaba a prepararse para hacer de las suyas, comenzaba mi férreo entrenamiento de 18 kilómetros por eso caminos polvorientos y secos de la Vega granadina, sin salir en esta ocasión del término municipal de Pinos Puente, que es amplio como cortas sus expectativas políticas (aún estoy impresionado porque el PSOE haya allí barrido, a pesar del candidato que presentaban¡¡¡¡). En fin, lo importante de mi pueblo no son las expectativas políticas sino las múltiples posibilidades y rutas que ofrece para entrenar como ya he comentado aquí hasta el hartazgo.
Decía que comenzaba a una hora aún no demasiado calurosa y he ido alternando a lo largo de la ruta el calor con cierta presencia de nubes y aire tormentoso que ahora se posa sobre la capital granadina. No ha habido ni una gota de lluvia pero confieso que en algunos trances de la ruta la hubiera deseado para combatir toda esa sequedad que me rodeaba por doquier. Sin embargo, no me he sentido nada mal a pesar de los pocos kilómetros acumulados en las últimas fechas.
Los dieciocho de hoy -confieso- han sido un amplio ensayo previo a los quince y medio que el próximo domingo habrá que correr en la prueba de fondo del "Río Dílar", que este año se celebra en Ogíjares. Quince kilómetros en estas fechas y con un terreno alejado del llano se convierten en un duro correctivo y de ahí que sea necesario acumular kilómetros.
Pero éstos, en la mañana del domingo, han ido acumulándose con cierta facilidad, a pesar del ritmo discreto de 5' el mil. En realidad, no ha habido el sufrimiento que esperaba tras no entrenar últimamente por encima de los 15 kms.
Y es que resulta que la construcción -¡por fin!- del nuevo puente de Alitaje ha incrementado enormemente la posibilidad de hacer nuevas rutas, de unir unos caminos con otros; de ahí que casi todas las rutas que estoy haciendo últimamente sean novedosas -como ruta, aunque no como nuevos lugares-, y poco a poco el Forer se irá encargando de ir midiendo nuevos trayectos que ofrecen múltiples posibilidades sin necesidad en la mayoría de los casos de tener que ir y volver por los mismos lugares. La posibilidades, ya digo, se multiplican.
De hecho, poseer muchas rutas con distintas opciones kilométricas es algo que nos ayuda sobremanera a los corredores ya que no hacemos siempre el mismo tipo de entrenamiento.
Seguimos en la brecha y en verano más que nunca ya que la luz solar es amplia, a pesar de las muchas horas de calor que hay evitar.

4 comentarios:

  1. vaya, por fin arreglaron el puente, ha costado tiempo licitar y ejecutar una obra de apenas 50 metros.

    ResponderEliminar
  2. Mario, la apertura del puente ofrece muchas dificultades. Pero sí, hubiera dado tiempo a reconstruir la Alhambra.
    Nos vemos en Ogíjares.

    ResponderEliminar
  3. Joven, cómo te fue ayer en Ogijares?
    Me han dicho que fue bastante duro, por perfil y calor, no?
    He terminado hace poco un libro que creo reseñaste en esta tu casa, "Ampliación del campo de batalla" y me ha dejado sin una opinión muy definida sobre si me gusta o no me gusta, siendo así que he adquirido otros dos libros del autor para ver si me defino.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Alfredo.
    Fuí tranquilo y, tal vez por eso no me pareció excesivamente dura. Las cuestas más importantes estaban al principio lo que siempre es positivo y había también bastante bajada. No obstante, esta carrera hay que organizarla en otra época del año.
    Es que Houellebecq es algo así como Salinger, que te deja algo perplejo y no sabes muy bien qué pensar. Yo quiero leer algo más de este autor francés a ver si saco algo en claro, aunque el libro que mencionas me gustó.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

LIBRO: LOS MEJORES POEMAS DEL XXV PREMIOS DE POESÍA DE TARIFA

Hoy al llegar a casa, me encontré en el buzón este pequeño y precioso libro que recoge los mejores poemas de los XXV Premios de Poesía ...