martes, 17 de mayo de 2011

EL JUEGO DE LAS CASTAS POLÍTICAS




Con la manifestación del pasado 14 de mayo en Sevilla, los funcionarios y laborales de toda Andalucía, de alguna manera, estábamos adelantando el revulsivo generado por las masivas manifestaciones del movimiento 15M iniciado por la plataforma ¡Democracia real, ya! en todas las ciudades españolas. De hecho, son dos azotes bestiales dados a la casta política en un intervalo de algo más de veinticuatro horas que todo político avispado debería advertir.

De hecho, los empleados públicos auténticos ya llevan meses atizando las conciencias de esta silente y dormida Andalucía, pero muy pocos han advertido que las reivindicaciones ya no se pueden considerar solamente profesionales porque las pancartas anuncian cada vez más lemas de denuncia contra el despilfarro, el enchufismo corrupto, el nepotismo, el desvío de fondos públicos y otras perlas recién cultivadas.

De ahí la importancia de esa decena de miles de manifestantes el pasado 14 de mayo por una Sevilla que también desea cambiar de signo político el próximo día 22.

Importancia porque ya no era tan necesaria aquella ingente cantidad de asistentes de la manifestación anterior sino una concienciada representación de servidores públicos que cada vez desean con más ahínco hacer ver a la sociedad que el PSOE está desmantelando no ya la función pública -que es algo que podría pasar desapercibido para la ciudadanía- sino todo un sistema público general para iniciar un sistema basado en el clientelismo, los privilegios y el nepotismo. De esa forma se lo explicaba a una aspirante a periodista venida desde Madrid para interesarse por este movimiento sin precedentes en España.

Efectivamente. Tras conocer todo el tejemaneje de la Junta de Andalucía - y lo que aún está por conocer- hay que llegar a la conclusión que lo que se está tejiendo en Andalucía desde hace años no es otra cosa que un "bolcheviquismo" basado en la política de partido, que superada ya la etapa del omnímodo poder de sus dirigentes busca con precipitación el acomodo de miembros del partido, familia y afines, que es una forma de actuar muy común en las dictaduras políticas que ordenan y mandan en base a los dictados del partido.

Pero es posible que todo esto lo hayamos detenido a tiempo los servidores públicos, por lo que el movimiento 15M ratifica lo que ya está barruntando una gran parte de la ciudadanía: que la casta política lleva mucho tiempo trabajando para sus propios intereses.

Quienes vivimos en democracia solemos olvidar con relativa facilidad que las libertades no son inherentes al sistema constitucional sino que es necesario trabajar a diario para mantenerlas. Olvidamos con facilidad que esta democracia se basa en un sistema de representación indirecto y en una monarquía hereditaria y que los representantes públicos nunca están a la altura de las circunstancias. De hecho, los escasos acuerdos y mejoras que se legislan siempre son las que buscan una mayor consolidación de sus privilegios.

Y es que olvidamos fácilmente que en las reglas de juego de las élites políticas, desde Roma -o tal vez desde Grecia- jamás tiene cabida el pueblo, que no es más que un instrumento para adquirir intereses. Eso se ha maquillado con los años, pero no ha cambiado.

Luego, ¿no es eso lo que vienen denunciando los funcionarios y laborales de la Junta de Andalucía? ¿No es eso lo que está denunciando la plataforma ¡democracia real, ya!?

4 comentarios:

  1. Que bien expresas en este y en todos tus artículos la bazofia política que nos rodea,y que sin duda es avispadísima, sobre todo para colgarse galones.
    Enhorabuena por tus artículos y por tu lucha.

    ResponderEliminar
  2. Por cierto, soy M.D.G.C.

    ResponderEliminar
  3. Gracias M.D.G.C, que aunque a uno le mueva el compromiso a través de los artículos no por ello viene mal un comentario de aliento. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. He descubierto vuestro blog por la red. Y quería invitaros a conocer la revista Utopía. La revista Utopía (http://revista-utopia.blogspot.com/) es una revista cuyo objetivo fundamental es escuchar un discurso diferente. En ella participan multitud de colectivos y grupos sociales que desean expresar su opinión sobre el mundo actual. Si estáis interesados en participar con nosotros podéis hacerlo a través del correo electrónico martinostios@hotmail.com. Enhorabuena por vuestro trabajo.

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

LIBRO: LOS MEJORES POEMAS DEL XXV PREMIOS DE POESÍA DE TARIFA

Hoy al llegar a casa, me encontré en el buzón este pequeño y precioso libro que recoge los mejores poemas de los XXV Premios de Poesía ...