miércoles, 2 de marzo de 2011

¿EXCESIVA PRUDENCIA?



Bien, vamos a descargar un rato de ideología este blog, que ha estado caliente, interesante, sensato y reflexivo que es de agradecer.
Porque, como bien dice Leandro, la crítica nos hace a todos más inteligentes y menos sectarios. Excelente frase.
Pero hay que hablar de correr que ya va siendo hora. Os cuento.
Desde la prueba de Armilla - el pasado 6 de febrero- no he dado un paso. A la mañana siguiente me levanté cojo totalmente y hube de ir al médico que me dijo lo que ya sabía: tienes una tendinitis en el talón de Aquiles y necesitas reposar. Y lo he hecho a lo grande. Un mes contabilizo ya sin calzar una zapa. Sin embargo, como ya dije, sí he salido en bicicleta. He pedaleado por caminos, por veredas, por barrizales e, incluso, he cruzado algún vado de algún río. Lo he pasado realmente bien y creo que ha sido positivo para ese talón de Aquiles díscolo.
Pero creo que ya toca correr.
Cuando sales de una lesión no encuentras el momento para comenzar la actividad. Consideras que siempre es pronto y tienes miedo a recaer. Pero, por el contrario, también es negativo no zafarse pronto de esa incertidumbre.
De hecho, me he vuelto demasiado prudente. Una prudencia que antes no tuve ahora derrocho a raudales.
Por tanto, todo indica que comenzaré a dar mis primeros pasos este fin de semana.
Creía que la prueba de Loja era este domingo pero Alberto, corredor prometedor en ciernes, me sacó del error: será el próximo día 13 de marzo. Una semana larga para poder probar y ganar alguna forma si todo va correctamente como espero que vaya.
Además, se acercan buenas medias maratones: la de Baza, la de Málaga. Razones de más para comenzar cuanto antes y perder ese par de kilos que la inactividad, siempre tan atenta, te regala.
Nos vemos en los caminos, pues.

2 comentarios:

  1. José Antonio, si queremos perdurar y correr toda la vida, debemos de ser prudente, y tú lo estás siendo. Así que te felicito por esta forma de actuar. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Es la opción más sensata Paco. Más vale parar un mes que detenerse muchos meses. Es un sentido común que a veces no ponemos en práctica los corredores.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

EL CUENTO DE NAVIDAD

 Desde que aquel británico de nombre Charles y apellido Dickens nos deleitara con su Canción de Navidad , muchos autores han querido se...