martes, 1 de febrero de 2011

ANGELA MERKEL DE PESCA POR ESPAÑA


Angela Merkel, la primera ministra de la República Federal Alemana, vendrá el próximo jueves a España a pescar. Necesita ingenieros, entre otras profesiones cualificadas, y los quiere encontrar en el sur de Europa. Y España, aunque muy alejada ya de Europa se encuentra -aún- en el sur de este ajado continente.
Por su parte el infame Jesús Caldera sostiene que nuestra demografía va mal y que para poder sostener nuestro actual sistema de pensiones necesitamos más inmigrantes.
En principio, a mi me cuesta comprender este asunto, bien porque no se esté explicando del todo bien o bien porque se quiere ocultar la realidad más cruda, que ambas cosas están de alguna forma relacionadas.
Veamos. España genera cada año un buen número de ingenieros que, al parecer, salen bastante preparados de nuestras facultades técnicas. Ese buen número de ingenieros sale con bastante cualificación pero no encuentran trabajo en nuestro país porque nuestro país es un país que genera muy poco trabajo. Por tanto, el estado español forma a muchos ingenieros con los impuestos de todos pero no pueden ser absorbidos ni aprovechados ni por el sector público ni por el sector privado y necesitan largarse de España para poder trabajar en lo que han estudiado.
Alemania lo sabe (igual que sabe Inglaterra, Portugal e Italia que nuestros futuros médicos y enfermeros salen con buena cualificación de la universidad española) y viene a pescar.
Y pescará lo suficiente para llevarse los barcos llenos. El resultado será que en breve el afanoso país teutón tendrá ingenieros españoles sin necesidad de haber invertido un céntimo de euro en su formación. Además, creará empleo y riqueza porque esos ingenieros cobrarán buenas sumas económicas y el estado alemán obtendrá también buenas sumas vía impuesto de la renta. La jugada es maestra.
Por su parte, los inmigrantes que reclama Caldera no han de aportar especialidad alguna para trabajar en el estado español, suponiendo que exista trabajo. Por tanto, los inmigrantes que vendrán derivarán de Marruecos y otros países del Magreb y de Rumanía básicamente. Vendrá un matrimonio marroquí con tres hijos. El cabeza de familia no tendrá especialización alguna y engrosará las listas del paro, por lo que el estado español habrá de pagar una cantidad económica para el sostenimiento de su familia. Además contará con sanidad gratuita y educación gratuita y todos los beneficios que puedan obtener de nuestro Estado de Bienestar. Al poco, ese matrimonio marroquí tendrá dos o tres hijos más, que es algo también gratuito y hasta hace poco también hubieran tenido derecho a cobrar dos mil quinientos euros por nacimiento. Y, por supuesto, no cotizará a la Seguridad Social porque no trabaja y, por ende, no ayudará a mantener nuestro sistema de pensiones.
A mi me gustaría saber a qué se refiere Jesús Caldera cuando dice que necesitamos más inmigrantes.
El problema de este gobierno - y probablemente de un sector de este país- es que le cuesta decir las cosas como son. Los progres caviar rehúsan decir que España no tiene necesidad de más inmigración social evitando pronunciarse sobre la necesidad de una inmigración ordenada que cubra puestos de trabajo que aquí no se pueden cubrir y que, por tanto, coticen a nuestro sistema de Seguridad Social y tributen por las rentas de su trabajo. Es lo que está pidiendo Alemania ni más ni menos.
Luego si España no puede ofrecer puestos de trabajo a inmigrantes ¿qué sentido tiene la petición de Jesús Caldera? ¿Alguien me lo puede explicar como si fuera un niño de cinco años?

2 comentarios:

  1. Amén. Más claro imposible.
    Futura conversación de Aleandro con un amigo:

    - Aleandro vente pa'Alemania.

    A lo que Aleandro contestó : "¿Y quién recoge la aceituna, quién va a echar el abono, quién cosecha la uva, quién va a arar, quién recoge la leña para el brasero de picón?". Mientras para sus adentros se alegraba de no haber vendido los terrenos que heredó de sus bisabuelos.

    Espero que el futuro que nos espera no sea como la vida de mis abuelos.

    Aleandro

    ResponderEliminar
  2. Aleandro, mucho me temo que vamos por ese camino, al menos mientras continúen los ineptos que nos gobiernan.
    No te vi en Almería
    Saludos.

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

EBOOK: RELATOS Y ARTÍCULOS DE VIAJES: ROTHENBURG

Si nadie le cuenta al hipotético lector nada sobre el pueblo de Rothenburg no habrá forma de imaginarlo a pesar de haber llegado...