domingo, 30 de enero de 2011

XIV MEDIA MARATÓN CIUDAD DE ALMERIA (30/1/2011)



Creo que fue el excéntrico poeta británico Byron el que dijo que los éxitos y los fracasos son poco duraderos. Y algo de cierto debe de haber.
En nuestro mundo de corredores se dan ambas cosas: éxitos y fracasos, aunque ambas cosas siempre serán relativas porque ambos siempre serán interiores, por tanto, subjetivas.
Y puestos a seguir por la vía filosófica y existencial una pregunta que yo siempre me hago (probablemente todos nos hacemos): ¿Por qué un plácido domingo de descanso nos levantamos a las 6,30 con el Lucero del Alba -el planeta Venus, en realidad- aún en su esplendor y viajamos casi cuatrocientos kilómetros para correr 21 -como diría más o menos Marciano Durán-? ¿Por qué hacemos eso si sabemos que vamos a sufrir en esos 21 kilómetros y a lo mejor fracasar o lo que es lo mismo triunfar? Aunque insisto, siempre serán triunfos interiores, subjetivos.
Uno viene de correr una carrera larga y por un momento no sabe si ha ido rápido o ha ido despacio porque todo es relativo. Mucha gente llega delante y mucha gente llega detrás. Todo el mundo hace lo que puede.
Pero en el plano sugestivo es importante comprobar que he vuelto a los tiempos de los mejores tiempos. Y eso es importante. Lógicamente, en el plano subjetivo.
Los tiempos kilométricos que he marcado en la XIV MEDIA MARATÓN CIUDAD DE ALMERÍA señalados por el Forerunner -que, por cierto, marcó unos cien metros más- han sido éstos:

Kilómetro 1: 4'14''; km.2: 4'13''; km. 3: 4'19''; Km. 4: 4'19''; Km. 5: 4'15'';km. 6: 4'22''; km.7: 4'26''; km.8: 4'31'';km. 4'20''; km.10: 4'21'';km.11:4'31'';km.12: 4'28''; km.13: 4'29''; km. 14'27''; km. 15: 4'39; Km.16: 4,31''; km. 17: 4'29''; km.18: 4'41''; Km. 19: 4'46''; Km. 20: 4'50''; Km. 21: 4'36''.

Tiempo personal: 1:34:33 (unos diez segundos más según la organización).

Vaticinaba que estaba para hacer 1:35 y sabía que si todo salía más o menos bien esa marca se podía cumplir, pero es apreciable como me desinflo a medida que pasan los kilómetros lo que denota una falta de entrenamiento rápido a partir de los 13 o 14 kilómetros, porque somos lo que entrenamos, además, de que somos lo que dicta nuestra genética.
Por último, decir que confieso que he sufrido, principalmente en los tres últimos tres kilómetros, básicamente por problemas estomacales arrastrados desde la noche anterior (en Sorbas estaba tomando una infusión de manzanilla a las 8,45). Pero en fin, en general satisfecho. Supongo.
Lo importante es seguir en esa línea sin dar muchos pasos atrás.

6 comentarios:

  1. Nunca te he hablado de este blog, casi literato, corre las mismas carreras que tú, y es columnista de Ideal los miércoles.

    http://www.fernandortega.com/

    ResponderEliminar
  2. estar en esa linea, digo yo que tiene su merito.
    nos vemos en armilla

    ResponderEliminar
  3. por cierto la lastima son esos tres o cuatro kilometros últimos que nos lastran dos minutos

    ResponderEliminar
  4. ¿Como que lo supone? ¡¡es para estarlo Jose Antonio!!, extraordinario tiempo registrado, y eso que no haces entrenamientos rápido. Has empezado bien el año, ahora a seguir...Un abrazo amigo

    ResponderEliminar
  5. Hola Jose Antonio,

    no te vi, yo tambien estuve por Almeria, me gusta esta Media y nos hizo un tiempo buenisimo. Enhorabuena por retomar tus ritmos y la larga distancia. Nos vemos en otra!

    ResponderEliminar
  6. Gracias amigos, lo importante no es el tiempo -que desde luego es un aliciente- sino estar en la brecha. Poder comprobar cómo vamos acumulando kilómetros por esos caminos y veredas.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

EBOOK: RELATOS Y ARTÍCULOS DE VIAJES: ROTHENBURG

Si nadie le cuenta al hipotético lector nada sobre el pueblo de Rothenburg no habrá forma de imaginarlo a pesar de haber llegado...