domingo, 7 de noviembre de 2010

SOBRE RITMOS Y CARRERAS


Excelente la audiencia - y el contador de visitas - en relación a la denuncia que sistemáticamente llevo a cabo contra el vergonzoso nepotismo de la Junta de Andalucía. En pocos días habrá otra entrada sobre este mismo asunto, abundando más a medida de que dispongamos de más datos.
Sólo decir que el rechazo de los empleados públicos profesionales de la Junta de Andalucía cada día va a más y muchos medios ya están comenzando a comentar los problemas políticos del gobierno andaluz.
Advierto que seré muy contundente en la próxima entrada porque hay que desenmascarar ya a esta gente.

Pero mientras tanto, apetece hablar de correr, que es algo a lo que nos dedicamos con mucha frecuencia.
Por primera vez, he tenido la suficiente sangre fría al decidir no correr una prueba señera para todos los granadinos como es la Media Maratón de Granada, celebrada en la mañana del domingo, 7 de noviembre.
Los motivos, en esta ocasión, no ha sido la baja forma ya que estoy en un buen momento actualmente y en un peso idóneo para mi estatura. Tampoco ha sido decisivo el problema físico, a pesar de que existe alguna contractura leve en el gemelo izquierdo. Por tanto, la decisión de no correr ha sido más por motivos estratégicos. Una decisión que ya tenía tomada desde hace tiempo.
Quise correr tres de las siguientes cuatro medias maratones últimas: Guadix, Motril, Jaén y Granada. Finalmente no pude correr tres porque días antes de que se celebrara la de Motril sentí molestias en gemelo izquierdo y decidí que me tratara el fisio. Pero sí corrí posteriormente Jaén, en cuya segunda vuelta de esta dura prueba comprobé que estaba en un momento de forma muy adecuado, algo que he vuelto a corroborar esta misma mañana. A la misma hora que se celebraba la prueba granadina hacía 10,5 kms., por la Vega de Pinos Puente, pisando caminos alfombrados de hojas otoñales, y comprobaba que "andaba" muy bien, a ritmo suelto y rápido y sin apenas esfuerzo. Han sido sólo diez kilómetros pero a estas alturas uno sabe cuando está perfectamente y cuando no.
Juguetear espontáneamente con ritmos de 4'15'' en bastantes tramos del entrenamiento ha sido una tarea muy fácil y las sensaciones han estado a flor de piel, incluso en esos ritmos.
Pero estoy muy satisfecho de no haber corrido esta Media porque la mejor lesión es la que no se provoca y hubiera habido muchas posibilidades de haber pinchado porque es una prueba -la prueba de tu ciudad- en la que corres y vas a tope.
Precisamente cuando escribo esta entrada me entra un SMS en el móvil en el que Mario me informa de su tiempo espléndido, cerquísima de los noventa minutos. Una noticia espléndida, que demuestra la facilidad de Mario para mantener los tiempos -e incluso mejorarlos- con el paso de los años. Seguramente que en el futuro será un veterano G que estará siempre en el podio.

2 comentarios:

  1. Buen entrene por esos parajes otoñales de Pinos Puente. Lo mejor tener buenas sensaciones.

    ResponderEliminar
  2. Porque no seguir cuando pasen 30 años, pero es que las categorias conforme pasan los años son mas dificiles los que se atreven atesoran preparación

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

LIBRO: LOS MEJORES POEMAS DEL XXV PREMIOS DE POESÍA DE TARIFA

Hoy al llegar a casa, me encontré en el buzón este pequeño y precioso libro que recoge los mejores poemas de los XXV Premios de Poesía ...