lunes, 11 de octubre de 2010

PRECIOS EXCESIVOS DEL MATERIAL TÉCNICO EN ESPAÑA


Esta tarde he visitado una de las franquicias más conocidas dedicadas a la venta de material para correr, cuyo nombre como en aquel lugar de La Mancha, omitiré aunque sí lo recuerde. Lo omito porque lo que aquí escriba puede tener su efecto publicitario y porque lo que diré no es más que la apreciación neutra que hago tras esa visita.
Ojalá vaya muy bien porque el personal que atiende es joven y amable pero mucho me temo que deberán de revisar los precios o hacer animosas ofertas si quieren sobrevivir en un sitio como Granada. Esa es la verdad más descarnada que puedo contar y de ahí que omita el nombre (de todas maneras también lo omitiría si ocurriera todo lo contrario porque este no es un blog comercial a pesar de las tímidas ofertas recibidas).
Seguramente ya muchos conocéis de qué franquicia hablo, pero es posible que muchos no la conozcáis aún.
Todos sabemos que los productos técnicos para correr -o para cualquier otro deporte- son caros. Contienen materiales de primera calidad y mucho I+D+i. Estoy de acuerdo con todo eso y no me gustaría que fuera de otra forma porque cuando corremos -principalmente cuando pisamos- necesitamos que la calidad nos proteja de lesiones, lluvia, frío, calor u otros elementos igual de vitales, pero dicho esto nada justifica que esos precios -o esos márgenes- estén tan desorbitados en la mayoría de los casos (y el otro día lo hablaba creo que con Abel y Juan Carlos probablemente por tratar de quitar de la mente que nos esperaba una cuesta tremenda aunque no demasiado larga. Después se hizo el silencio, por lo que he bautizado esa cuesta como la "cuesta del silencio", nombre que demuestra que mi imaginación no da mucho más de sí).
Muchos corredores nos "hemos buscado la vida" como se suele decir vulgarmente y hemos trascendido nuestras fronteras para buscar esos mismos productos por mucho menos dinero; nos hemos arriesgado buscando tallas inexactas o productos que eventualmente hayan llegado en mal estado, aunque nada de eso jamás me haya pasado pero conozco a gente que sí. Pero eso no ha contribuido a una bajada de precios en nuestro suelo patrio, a excepción de eventuales ofertas o liquidaciones -esas en las que nunca hay tallas para nosotros-. Por tanto, hemos acudido -si nos hemos manejado bien con Internet- al mercado americano y británico, básicamente y nos hemos preguntado ¿Por qué en lugares donde la vida suele estar más cara estos productos caros son allí más baratos? Es cierto que no ocurre así en todas las economías más avanzadas que la nuestra porque he sido testigo ocular del precio de estos productos técnicos en la República Checa, Alemania e Italia y allí también están los precios por las nubes, pero eso no justifica nada.
En España existen unos márgenes enormes en estos productos o, probablemente poca competencia, de ahí que este mercado sea incierto incluso para los profesionales del sector.

Estas son las Asics GT 2150 por las que me he interesado hoy

No obstante, me he traído un catálogo de esta nueva franquicia y estoy estudiando precios, pero el primer producto que he estudiado -las Asics GT 2150- cuestan ya rebajadas 114 € cuando en una afamada franquicia británica, por poner un sólo ejemplo, es posible comprarlas con los gastos de envío gratis por 73,60 €. Hablamos de 40,4 € de diferencia, es decir 6.722 de las antiguas pesetas. Me parece excesivo. Comprendo que comprar presencialmente un producto, poder probártelo y comprobar que no tiene ninguna tara de fabricación, debe ser algo más caro, pero nada justifica que cuesten más del 50 % (el 55 para ser más exacto). Esas diferencias son muy comunes en casi todos los productos.
Por tanto, mucho me temo que las opciones seguirán siendo más o menos por este orden: comprar a través de Internet, esperar a las rebajas y poner la tienda de campaña en la puerta de los comercios, como suele hacer la gente desocupada para ver a sus ídolos musicales, o bien, rastrear liquidaciones y esperar el milagro de encontrar nuestra talla.
O, en el mejor de los casos, que nos toque la lotería.

7 comentarios:

  1. Ay, José Antonio, una lucha perdida. Algo que personalmente me obsesiona e indigna. Sé de qué franquicia hablas, obviamente; pero en cualquier tienda de nuestra ciudad pasa exactamente lo mismo, a veces incluso mal atendido y sQin profesionalidad y/o conocimiento del producto a vender.
    "Que sí, hombre, que sí, que estas son las Asics DS Trainer, las últimas, lo que pasa es que el color que tú quieres es de la temporada de otoño".
    Esto me decían hace un par de meses en un establecimiento supuestamente cualificado; me querían vender un modelo de hace 4 años (sí, hace 4 años) por 112 euros e intentando convencerme de las bondades de la zapatilla, que -dicho sea de paso- cantaba a leguas que era antigua; los corredores sabemos eso de un vistazo. Sé que soy un obsesionado con las zapatillas de running y que posiblemente sea muy exigente pero cuando sé de lo que hablo me gusta que el tipo que me quiere clavar más de 100 euros al menos sea honesto.
    Nada, no queda otra, como ya no podemos comprar de USA sin que nos meten la clavada en la aduana (recuerda que por pedido superior a 22 euros te meten el sable), seguiremos con UK, que sigue teniendo precios competitivos.

    Al final conseguí el último modelo de Asics Ds Trainer 15 (color nuevo y todo) por 40 euros menos.
    Una lucha perdida.

    ResponderEliminar
  2. No entiendo mucho de material técnico, aunque es cierto que siempre me ha parecido excesivamente caro. Como dices está fabricado con materias de primera calidad, y lleva detrás años de investigación para que el producto final obtenga más bondades, pero resultan prohibitivos para la mayoría de los bolsillos. No soy un gran consumidor de este tipo de productos, pero los que tengo son de cuando he pillado alguna oferta especial.

    Me da la impresión que es una lucha bastante difícil. La única solución sería que una firma prestigiosa fuese valiente y rebajase los precios (explicando bien que no implica una merma de la calidad), disminuyendo sensiblemente su amplio margen, e hiciera replantear a sus competidores su política de precios. Suena complicado, pero no sería el primer caso. Ahora la cuestión es cómo generar esa dinámica.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Mientras sigan funcionando los amigos de wiggle,un servidor seguirá teniendo zapatillas de primer nivel muy por debajo del precio de los "olimpos y bikilos".
    Hay que ser prácticos y buscarse la vida.
    Para los que tenéis miedo a no acertar la talla , muy fácil, se va uno a esas tiendas se prueba el modelo en cuestión se anota la talla usa y uk y luego se pide en algunos casos a mitad de precio. Muy fácil.

    Tras la apasionante lectura de Plenilunio ha llegado a mis manos una novela de Sampedro, José Luis," El río que nos lleva" de la que estoy dando buena cuenta.
    Un saludo Jose Antonio.

    ResponderEliminar
  4. Hola José Antonio
    Has dado en el clavo, en una entrada denuncia muy interesante.
    El márgen en este país de los productos deportivos es exagerado.
    Mis últimas zapatillas las pedí por internet y el ahorro es de al menos 30 - 40 euros por zapatilla.

    ResponderEliminar
  5. Necesitaría que me indicarais algunas direcciones de esas páginas web donde poder comprar material deportivo, sobre todo zapas. Estoy exprimiendo al máximo las NB 1063 y creo que va siendo hora de pensar en cambiarlas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Sí señor, que estamos en una misma línea de pensamiento. A ver si la competencia hace que caigan los precios que nada justifica que sean tan altos.
    Gracias a todos por ofrecer vuestro punto de vista.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Menos mal que respecto a lo textíl lo tenemos fácil con decatlhon. Las zapatillas, está claro, por internet compensa mucho comprártela, es mucha la diferencia de precio. un abrazo

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

SEGUNDO CAPÍTULO DE LIBRO "TÚ PUEDES CORRER. COMIENZA A CORRER DESDE CERO" (EBOOK)

CAPÍTULO II: SI YA ESTÁS DECIDIDO, “CASI” PUEDES COMENZAR YA   1. Si ya has tomado la decisión, ponte en marcha.  El proceso m...