lunes, 15 de febrero de 2010

SE SECAN LAS UBRES PÚBLICAS





Por cada diez personas que su jubilen, se repondrá una. Es lo que vino a decir esa ministra impasible, que más que informarnos cómo van las cuentas públicas parece arrojarnoslas a la cara.
Y no parece que sea una broma, entre otras cosas porque no está el asunto para bromear.
Se secan las ubres públicas.
Han dado su sustento a millones de empleados que pululan por las tres administraciones territoriales y las muchas superpuestas, institucionales y virtuales. Pero, al parecer, esas ubres no dan para más.
De hecho, España ha hecho los deberes al revés en materia de función pública. Y la mamá Europa ya está dando cachetes donde antes eran pequeños tirones de orejas. Hay que olvidarse de la precariedad, ha dicho. Y ha dado un plazo no demasiado largo para que esa interinidad sea historia. No en vano, es la función pública una de las materias en las que existe mayor exigencia de estandarización jurídica en el ámbito de la UE. Es decir, uno de los aspectos en los que las directivas más sangre hacen en la legislación patria.


De hecho, en estas fechas de los años dorados los distintos boletines institucionales echaban chispas, repletos de ofertas de empleo público, consolidaciones de empleo y otras fechorías administrativas. Pero este año abrirlos es encontrar el concepto del silencio. Esto se acaba, amigos, esto se acaba.
Para muestra un botón. La Junta de Andalucía, hasta ahora madre de todas las convocatorias que en el ancho mundo han sido -lógico, ya que es la Administración Pública que asume la mayoría de las competencias en Andalucía- ya está comenzando a dar cerrojazos en sus cientos de cortijos. Acercarse a ellos a pedir tan sólo una gota de agua que nos haga más agradable la travesía se está convirtiendo en algo imposible: sus pozos están casi secos.
Han comenzado por meter la tijera en enseñanza -ámbito en el que la UE ha dado dos años para regularizar ese desaguisado de precariedad- y ahora le toca a la Administración General, lugar en el que han tenido acogida cientos de titulados de nuestras universidades e institutos. Oposiciones tan señeras como las de auxiliares administrativos ya no se convocarán este año. No necesitamos ya tanto auxilio, han dicho los pollos.
Y si bajamos a la Administración Local, mejor llorar. Y lo poco que convocan no es para otra cosa que para consolidar ese desaguisado interno de eventuales que posteriormente pasaron a interinos y necesitan ser pasados a fijos. Eso sí, cumpliendo los munícipes sus promesas en la mayoría de los casos: tú, colega del partido o amigo de mis amigos (que son mis amigos), mientras yo sea alcalde, tu no harás una mínima oposición. Vamos, que aquí tienes tu vida resuelta. Palabra.
Y así estamos.

7 comentarios:

  1. En realidad, nuestras administraciones públicas (estatal, autonómica, provincial, local) son mucho peores (en sus comportamientos y actitudes ) que los históricos cantones del siglo XIX o los más antiguos y recordados reinos de taifas.

    En principio, el PSOE está haciendo una política bien definida como de derechas (subir el IVA y a todos por igual -sin tener en cuenta la renta de cada uno-, subir la edad de jubilación -sin reducir -igualmente-la edad de las prejubilaciones-, suprimir la "electoral" deducción de los 400 euros para las clases medias y humildes de la sociedad -como si todos cobrásemos lo mismo que Botín y compañía-, recortar gastos sociales de todo tipo en los presupuestos -aunque la ayuda de los 420 euros para los parados les haga respirar malamente-, etc...)

    En principio, si hay que reducir gastos, pues empecemos:

    1.- Como pedía I.U., que ningún funcionario o alto cargo del Estado cobre MÁS que el presidente del Gobierno. (unos cuantos millones de euros se ahorrarían...)

    2.- Suprimir inmediatamente el Senado. No sirve absolutamente para nada y además, nos ahorraríamos unos cientos de millones de euros. Casi ná.
    Por supuesto, que ningún diputado del Congreso gane más del doble del salario medio español (1.500 euros mensuales). Ahora, ingresan más del cuádruplo. Es decir, 10 veces más que el Salario Mínimo Interprofesional. ¡ Pobreticos !

    3.- Controlar los gastos de la monarquía. En realidad, "ellos" no tienen gastos, ya que sólo son ingresos. Esto, es gravísimo.

    4.- Aunque estoy de acuerdo con suprimir la publicidad de RTVE, pero, por qué no han aguantado 1 ó 2 años más con dicha publicidad (a pesar de todo) y para evitar el déficit presupuestario...

    5.- Reducir todos los altos cargos de los ministerios y demás administraciones públicas. Muchos millones de por medio.

    6.- Reducir drásticamente las partidas de algunos ministerios inservibles. Igualdad (supresión; no sirve para nada), Mº M.A. Rural y Marino (la mayoría de las competencias las tienen las CC.AA.), Mº de Defensa (con suprimir "sólo" la mitad de las maniobras "reales", y además, existiendo simuladores informáticos, pues otros cuantos cientos de millones de euros para el erario público), Vicepresidencias (para qué sirve Chaves y compañía ?), etc. etc.

    7.- Una ley forzoza e inmediata en donde, el Estado obliga a las CC.AA. y municipios a reducir gastos de todo tipo. El derroche, es increíble.

    8.- ETc, etc, etc.

    No sigo, porque me enciendo.

    Salud y saludos republicanos.

    ResponderEliminar
  2. Yo añadiria un punto mas a los enumerados por Alfa79.
    Reducir unos grados la calefaccion en los hospitales publicos. Asi ahorraria la administracion doblemente. Tanto en calefaccion como en los aires acondicionados que hay que poner para combatir el calor cuando la ventana no se puede abrir.

    ResponderEliminar
  3. Leo con retraso "Y por ahi no paso" y me permito dar mi explicacion.
    Cuando estreno algun elemento nuevo relacionado con correr, sobre todo zaptillas, durante algunos dias marco mis mejores registros. Es lo que yo llamo el efecto "zapatillas nuevas".
    Lo mismo en tu caso es el efecto "descubrir GPS".

    ResponderEliminar
  4. Disiento alfa 79 en que subir impuestos sea política de derechas, más bien lo contrario, si es politica de izquierdas, si por izquierdas tomamos al psoe, hacer propaganda para que creamos lo contrario. Esta subida del 1% del tipo de IVA, segun creo es para que pagen mas los que mas tienen. Ahora cuando me compre un par de zapatos o un pantalon en rebajas me costara un 1% por ciento más (1 € cada 100 €), salvo que el comerciante de turno lo asuma y ese € lo ingrese en hacienda. Si soy de izquierdas pensare que ya gana mucho el comerciante, si soy de derechas pensare que es mejor dejar ese € al comerciante, tendrá mas recursos para crear empleo. ¿y si soy racional que pensaré? que si va hacienda lo malgastaran y si va al comerciante intentará quedarse con él.

    ResponderEliminar
  5. Un debate que nos lleva a un camino similar: hay que comenzar ya de una vez a racionalizar los gastos públicos, a eliminar la idea de que los recursos son ilimitados, a eliminar los privilegios excesivos de la clase dirigente, a cambiar el modelo.
    ¿ No es el momento adecuado para cambiar ?

    ResponderEliminar
  6. Otra idea, ¿ por qué no se suprimen las diputaciones provinciales?. Los funcionarios y sus servicios que los asuman los ayuntamientos junto con sus ingresos. Vivo en la Comunidad Valenciana pero por lo que veo en todas partes graniza igual.

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

EL TEMPLO ROMÁNICO (MICRORRELATO)

EL TEMPLO ROMÁNICO F ue extraordinario que en la pequeña aldea, que constaba de ocho o diez casas y una tienda -que era al mismo ti...