sábado, 13 de febrero de 2010

LA NOCHE DE LOS TIEMPOS, de Antonio Muñoz Molina



El pasado viernes compré la última novela de Antonio Muñoz Molina, "La noche de los tiempos".
Siempre he apreciado la buena pluma de Muñoz Molina. Su literatura siempre está a gran altura y posee una hechura muy elaborada.
Pero en concreto de esta novela he leído excelentes críticas y se afirma que no es una novela más de exilio y posguerra. Una novela muy extensa de casi mil páginas que habrá que leer deteniendo el tiempo y masticando las frases de un escritor que no suele utilizar palabras baldías. De ahí la complejidad de sus novelas.
Aunque esa complejidad no significa que estemos ante un escritor de prosa aburrida. En absoluto. El ubetense de nacimiento y granadino de adopción se las arregla siempre para atrapar al lector desde la primera línea y no soltarlo hasta la última. Además, contamos con la seguridad de su mesura y discreción en cuanto a la temática que aborda, que en literatura siempre es un valor añadido al tiempo que su estilo engarza con la estructura de la novela clásica, muy novedosa en su momento con aquella magnífica "Madame Bovary" de Gustav Flaubert y vigente todavía.
Estilo que agradezco y me gusta alternar con otros más novedosos y atrevidos, como es el caso del dominicano-americano Junot Díaz o esa ficción-ensayo (ejemplo de ello es "Ensayo sobre la ceguera" y también "Ensayo sobre la lucidez") que, en mi opinión, imprime el maestro Saramago a sus novelas.
Comentaré algo sobre "La noche de los tiempos" cuando sea leída (ya está en lista de espera en los anaqueles).

5 comentarios:

  1. A mí, MM me cuesta un trabajazo... a ver qué nos cuentas.

    ResponderEliminar
  2. Muñoz Molina, aunque reconozco su valía como escritor, es de los que -casi siempre- se me atraganta. No sé, posiblemente sea un problema personal con su lectura.

    Y después del rifirrafe que tuvo con Rodríguez Ibarra en El País, pues como que se "atraganta" un poco más.

    En todo caso, estaré pendiente para cuando leas la novela.

    Saludos. Toni Sagrel.

    ResponderEliminar
  3. Yo sólo leí Plenilunio y El Jinete Polaco hace un porrón de años. Esta novela se la he regalado a mi padre estas navidades. Me da buena espina. Ya nos contarás.
    Yo estoy entre Bolaño y su 2666 (que no es nada fácil) y El Poder del Perro, de Don Winslow, que es una pasada y me tiene enganchado vivo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Sí, la literatura de Muñoz Molina -como he leído en alguna crítica- necesita su tiempo para ser digerida. Es un escritor complejo y,ya digo, no suele incluir palabras que no tengan sentido. Es probable que sea demasiado perfeccionista y eso exige una lectura pausada y atenta. No obstante, me gusta ese tipo de literatura.
    Javi, no conocía a ese tal Don Winslow, aunque sí tenía alguna noción de ese libro.
    Saludos amigos.

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

EL CUENTO DE NAVIDAD

 Desde que aquel británico de nombre Charles y apellido Dickens nos deleitara con su Canción de Navidad , muchos autores han querido se...