martes, 14 de julio de 2009

MOHAMED VI: POPULISMO GROSERO



La muerte nos iguala, y por eso hay que hilar muy fino para analizar el asunto del "Gregorio Marañón".
Nos encontramos con que en este hospital una joven marroquí embarazada fallece a causa de la gripe A, algo que produce estruendo en Marruecos y produce amenazas de demanda judicial al citado hospital por parte de la familia de la fallecida.
A los pocos días, a todos nos ha sorprendido la muerte del hijo de la fallecida, al que, inicialmente, con mucha pericia médica, pudieron salvar tras la muerte de la madre.
Al parecer, un error en el tratamiento administrado ha producido la muerte del bebé.
Inmediatamente, las autoridades del hospital reconocen, sin fisuras, un error por parte de una enfermera.
En pocas horas el "demócrata" jefe los marroquíes fleta un avión para trasladar el cuerpo del bebe, demostrando un olfato político cínico. Es decir, un rey absolutista que no garantiza los servicios básicos a sus súbditos lleva a cabo un acto groseramente populista y desde su diezmado país sobrevuela el país que está posibilitando que muchos de sus súbditos posean sanidad y educación gratuita, y con grandes gestos grandilocuentes nos restriega en el morro que el cadáver es suyo, ante el silencio cómplice de nuestro gobierno.
Y, claro, se trata del rey de uno de los países con más derechos sociales y sanitarios del mundo y hemos de admirarnos ante ello. Que renuncia a sus enormes posesiones, lujos y oropeles, en favor de su pueblo. Dios, qué cinismo.
¿ Qué está pasando en España ? ¿ Por qué siendo un país que ofrece servicios sociales y sanitarios gratuitos tiene que sufrir el bochorno de ver cómo el avión de un reyerzuelo divino sobrevuela nuestro país para retirar el cadáver de uno de sus súbditos, que seguramente en su país hubiera tenido menos posibilidades de vivir?
España es uno de los pocos países del mundo que ofrece sanidad gratuita sin mirar pasaporte alguno, situación ésta que a la larga va a deteriorar el sistema público sanitario. De hecho, ya lo está deteriorando aunque nadie quiera reconocerlo.
El emigrante lógicamente sale de su país para mejorar su calidad de vida. Por lo general, viene a trabajar, pero no obviemos que también busca un sistema gratuito de sanidad y educación -yo en esa situación también lo haría-. Y España lo tiene.
Por tanto, me parece repugnante que se haga demagogia de todo esto. Ha habido un error médico. Le ha tocado a un bebé extranjero, como podría haberle tocado a un español. Se ha reconocido el error y nada hay que objetar. Ahora las autoridades sanitarias o judiciales depurarán responsabilidades, como ha de ser. Pero no se ha de cortar madera del árbol caído.
España tiene un sistema sanitario universal. Y tiene errores, lógicamente. Marruecos no tiene un sistema sanitario. Y, por lo pronto, no puede aspirar ni tan siquiera a tener errores.
Por lo pronto es lo que hay. Hacer demagogia fletando aviones o sojuzgando un sistema sanitario como el español me parece demencial, sobre todo cuando quien lo hace no es ejemplo de nada.
Los derechos humanos son universales y hay que reclamarlos, pero hay que actuar con coherencia en esa reivindicación y utilizar las mismas varas de medir: no podemos solicitar derechos en un país y plegarnos al mandato divino de su rey en otro.

11 comentarios:

  1. Es de esperar que si en alguna ocasión (espero que no, por supuesto) fallece algún marroquí embarcado en alguna de las pateras que llega a diario a la costa mediterránea española, pues este hijo de Hassam II disponga de otro avión -o todos los aviones que sean necesarios- para dicha repatriación. ¡ Qué sinvergüenza !

    Y mientras tanto, millones de marroquíes muriéndose de hambre y miserias.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo contigo y con lo que apunta Alfa. Que vaya a reclamar a los cientos de magrebíes que mueren en el intento de alcanzar la península. O a los que tiene en su propio territorio, a sólo unos metros de su gran palacio, muriéndose por carecer de las necesidades básicas. De esos seguro que no hace la vil demagogia que está haciendo ahora.
    Sinceramente, a mí esto me parece un insulto descarado.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo. Aquí los marroquíes, con o sin papeles, acuden a urgencias de cualquier hospital y reciben todo tipo de atención médica, incluida, si hace falta, el ingreso hospitalario.
    Son muchos loa marroquíes ilegales los que cada día consumen de la Sanidad española totalmente gratis.
    Os lo dice un médico de hospital.
    ¡A ver si el Gobierno y la oposición le contestan enérgicamente al rey Mohamed VI!

    ResponderEliminar
  4. Pues sí el Mohamed es un sinvergüenza populista pero nosotros Somos y Nos toman por TONTOS... y ay!! del que disienta y critique la invasión, SÍ!! INVASIÓN en toda regla que PADECEMOS HACE 15-20 AÑOS. El que ose levantar su voz contra lo políticamente correcto y lo buenos que son los moritos, los negritos, los rumanos ect. crucificado cuanto menos.
    Recomendación literaria para el verano: Leer a Oriana Fallaci-ya fallecida-: La Rabia y el Orgullo y La Fuerza de la Razón. No tienen desperdicio según mi humilde opinión de lector.Leerlos y reflexionar sin tapujos ni patrones ideológicos previos.
    Un saludo y en Huescar nos vemos.

    ResponderEliminar
  5. Sinceramente, celebro vuestros cuatro comentarios. Personas de distinta ideología que opinamos en la misma línea. Celebro sobre todo leer y comprobar que uno no está sólo cuando escribe algo politicamente incorrecto. Y ahora más que nunca considero que nuestras opiniones son un clamor.
    Estoy comprobando el desembarco del que hablaba Alfredo y estoy cada vez más inquieto. Y para colmo tener que escuchar que nuestro sistema sanitario gratuito es un desastre de quien se beneficia de él.
    Acabo de escuchar las palabras del padre de la criatura -y lamento lo que ha ocurrido, sinceramente- hablar del personal sanitario del hospital como "esa gente" y "pido justicia". Y es lógico que la pida, pero debería de comenzar por pedirla en su país de origen ¿ no creéis ?
    Trapatroles, tu opinión como profesional de la medicina, que vive a diario la vida de un hospital aporta los hechos que ya todos sospechamos.
    En Francia, en Alemanía, en Bélgica, en Italia, en Suiza, en Holanda, etc. baluartes del sistema social universal se han visto obligados a poner límites ¿para cuando los límites en España?
    En España muchos de nuestros mayores han cotizado toda la vida y ahora se ven engrosando listas de espera y atención deficiente y en cambio, como dice Trapatroles, vemos ante nuestros ojos como se sustenta a marroquíes -por poner sólo un ejemplo- gratis total, mientras su rey se revuelca en riqueza y lujo.
    En fín, que este asunto provocará polémica y dará para muchos debates. Espero que así sea.
    Gracias una vez más por vuestros profundos comentarios. A mí me aportan mucho.

    ResponderEliminar
  6. Amigo, cuando leo artículos como el tuyo, me quedo muy a gusto. No puedo añadir nada porque tu lo has dicho todo, por cierto muy bien escrito.

    Respecto a tu entrenamiento, chapó, esas sensaciones son lo mejor. Lo del otro día fue un día de esos malos que tenemos cualquiera (aunque yo lo tengo todos los días).
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Gracías Paco, similar sensación a cuando yo los escribo. Hay cosas que hay que decirlas sin tapujos.
    Sobre el correr, ya sabes mejor que yo que las sensaciones van y vienen, y además, no avisan. Por eso hay que porfiar. Ayer sin guión previo me encontré fuerte y automáticamente olvidé lo del sábado. A tí te ocurrirá el día que menos esperes. Saludos.

    Por cierto Alfredo, que antes lo olvidé, gracias por esas recomendaciones literarias, qué anotaré.

    ResponderEliminar
  8. Jose Antonio, sigo tu columna de entrenos y me da envidia verlos! me veo tan lejos de esos kilometros!
    saludos y a seguir!

    ResponderEliminar
  9. Totalmente de acuerdo. Me parece un acto absolutamente oportunista que retrata perfectamente la catadura moral de este personaje.
    ¿Por qué no envía un avión cada vez que aparece en una playa el cuerpo sin vida de uno de sus súbditos, en su huída del hambre, la miseria y la falta de más mínimo derecho, que es lo que ofrece su maravilloso país. Mientras tanto, aquí, toca la callada por respuesta, por que hay que llevarse bien con nuestro vecino. Ese que aprovecha para arrearnos un par de mandobles en la primera oportunidad que se le presenta.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Paco, comprendo perfectamente tu inquietud. Para los corredores no poder correr por lesión es duro. Pero estoy seguro que tu recuperación está cercana. Por lo pronto, estás haciendo lo correcto. Pronto volverás a los caminos. Saludos.

    Vacuit, como te decía en tu blog, bienvenido.
    Los comentarios aquí mostrados en este asunto han sido claros y contundentes. De alguna manera representamos con nuestras opiniones un sentir muy generalizado en estos asuntos. Pero, claro, cuando se impone lo politicamente correcto las opiniones, aunque no sientan, se expresan de otra manera.
    Yo creo que es hora de exponer claramente estas cosas porque nadie puede venir de una pais sin derechos a exiguir aquí derechos. Saludos.

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

LA VIDA BOHEMIA (Finlandia, 1992)

Si hablamos de cine finlandés, es probable que muchos no tengamos nada qué decir, pero distinto es hablar del cine finlandés de Kaurismäki...