viernes, 30 de enero de 2009

CARGA DE KILÓMETROS EN FÍN DE SEMANA


Una semana en la que las zapas han estado ausentes.
Desde la tirada de 31 kilómetros del domingo, bajo un inmenso manto de agua, no he tenido más opción que dejar cuatro días huérfanos de kilómetros, algo no muy prudente de cara a la preparación de una prueba de cuarenta y dos kilómetros.
Así que no hay más opción que intentar dignificar la semana kilométrica en los escasos tres días del fin de semana.
El inicio no ha sido nada deslumbrantes La tarde del viernes serviría para poner el contador a cero e intentar que éste marcara al menos 25 kilómetros. Pero, finalmente, han sido 13 los marcados.
Con el físico destemplado tras la jornada laboral a las tres de la tarde, no encontraba demasiadas fuerzas para rodar 25 kilómetros. Así que opté por no almorzar, para que la digestión no se convirtiera en un problema y descansar una hora. De manera que con esos apoyos, no me fue tan complicado comenzar a entrenar a las cinco y cuarto de la tarde.
Serían sólo 13 kilómetros, pero imprimiendo un ritmo algo más alto serían aprovechables. Y así ha sido.
Opté por el circuito de Fuente Vaqueros, que es llano, muy aconsejable para rodajes rápidos, y me encontré con fuerza desde el primer kilómetro. La media de rodaje ha sido de 4,35 el mil, que ayudarán a que las fibras sensibles no se adormezcan por mor de tiradas multikilométricas.
Pero mañana será otra cosa. Creo que no he cansado en exceso las piernas, y por tanto buscaré la tirada larga. En torno a los 30 kilómetros por similar escenario.
El domingo comienza el circuito de Diputación de Granada. La primera prueba será la clásica Industrial de Armilla, lugar al que he sido convocado por mi club, para entrega de dorsales. Pero también correré allí. No lo tenía previsto en absoluto, dado que la tirada de 30 kilómetros será llevada a cabo menos de veinticuatro horas antes. Así que no serán más que diez kilómetros, parte de un entrenamiento, que espero sea de dos sesiones, pudiendo ser la segunda - según fuerzas- de otros diez o doce kilómetros, por la tarde. Lógicamente el ritmo deberá ser bajo.
La suma total de kilómetros, a pesar de todo, no superará los sesenta, dígitos bastante pobres para la preparación de un maratón, pero al menos entre éstos habrá una tirada larga, que es lo importante.

La semana próxima será similar a ésta. La carga de kilómetros tendrá que venir desde el viernes, algo que convierte en más complicada la preparación pre-maratoniana. No obstante, en ese empeño seguimos, y la inscripción ya está hecha.


8 comentarios:

  1. Espero que nos veamos en Sevilla, llevo cuatro días sin hacer nada por culpa de la lesión. Ánimos con esas tiradas, yo no he pasado de los 25 en esta preparación. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Bueno, si no muchos Km, sí lo estás metiendo de golpe, que es lo que te va a ayudar a desafiar el maratón con garantías. Ánimo y a seguir así.

    ResponderEliminar
  3. No pasa nada por 4 días de tantísimos que hay que hacer. El cuerpo aprovecha para recuperar y, más aún, la mente se despeja.

    ResponderEliminar
  4. "Para asimilar, hay que recuperar", y aunque nos cuesta interiorizar esta idea, cuando se logra, se obtienen resultados satisafactorios, como lo será en tu caso.
    Mucho ánimo con esa estupenda preparación.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  5. Amigos mios, ahí seguimos, trabajando los kilómetros. Dan tanto miedo esos 42 kilómetros que no basta sólo con ir en forma; hay que ir bien, muy bien.
    Entrenar para un maratón es siempre ambivalente -bien lo sabe Paco Montoro-: es muy duro, pero también muy reconfortante.
    Gracias por vuestro sinceros ánimos, que vienem muy bien. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. ¿Cómo va ese kilometraje? Yo termino la semana con 70, pero muy contento por haber llegado a los 30 de una sola vez, el miercoles.

    ¿Debemos hacer otra tirada de 30 kms o ya es demasiado?

    ResponderEliminar
  7. Esta semana no llegaré - me temo- ni a 50. Está muy bien ese kilómetraje Alter. Yo creo que sí es conveniente hacer otra tirada de 30, si bien no demasiado cerca del día 22. Por ejemplo el fin de semana siguiente o el posterior. Ánimo....¡¡¡

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

LIBRO: LOS MEJORES POEMAS DEL XXV PREMIOS DE POESÍA DE TARIFA

Hoy al llegar a casa, me encontré en el buzón este pequeño y precioso libro que recoge los mejores poemas de los XXV Premios de Poesía ...